Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Vacuna Covid: La masacre de Gibraltar

Publié par Contra información sur 19 Avril 2021, 12:11pm

Vacuna Covid: La masacre de Gibraltar

Gilad Atzmon

Gibraltar tiene actualmente la peor tasa de mortalidad per cápita de Covid-19 en el mundo (2.791 por millón en el momento de la publicación). La catástrofe comenzó el 12 de diciembre, cuando se observó un aumento de casos sin precedentes (véase el gráfico siguiente). Hasta entonces, al igual que en otros países europeos, los casos de Covid habían disminuido constantemente durante algún tiempo. En Gibraltar, el número de casos había disminuido durante casi un mes desde el 13 de noviembre.

Lo que la gente no sabe es que, apenas unos días antes de que Gibraltar se convirtiera en una zona de exterminio de Covid, 273 trabajadores de la salud españoles clave relacionados con la población anciana y vulnerable de Gibraltar habrían recibido la vacuna de Pfizer.

La radio de la Bahía de Gibraltar informó el 7 de diciembre de 2020 que "más de 9.200 españoles están cruzando la frontera de Gibraltar para trabajar. Los planes de vacunación aún se están elaborando, pero unos 273 trabajadores de agencias de atención a personas mayores podrían convertirse en los primeros españoles en recibir la vacuna de Pfizer."

El diario español El País cita a Antonio Sánchez, de nacionalidad española y cuidador de dos niños autistas en un centro para niños, que sabía que sería uno de los primeros en recibir la vacuna. "Soy uno de los primeros. La empresa subcontratada para la que trabajo nos ha dicho que es muy probable que empiecen a vacunarnos la semana que viene [la semana que empieza el 7 de diciembre]."

El 8 de diciembre, elperiodico.com anunció que "los trabajadores españoles de la salud y la asistencia en Gibraltar serán los primeros del país en ser vacunados a partir del martes 8 de diciembre contra el coronavirus, como parte del programa de vacunación del gobierno de Gibraltar".

Hasta ahora, hemos considerado a Israel como el terreno de ensayo definitivo para el experimento de Pfizer. Como vengo informando desde principios de enero, el resultado del experimento Israel/Pfizer ha sido bastante devastador. Las muertes por Covid en Israel se duplicaron en sólo 2 meses de vacunación. Los casos de Covid en los recién nacidos aumentaron un 1600%, las hospitalizaciones se duplicaron y así sucesivamente.

En Gran Bretaña, vimos un aumento similar de muertes por Covid poco después de que se lanzara la campaña de vacunación. En casi todos los países que usaron la vacuna de Pfizer en ese momento, entre otras vacunas, se culpó al mutante británico del aumento de casos y de las consiguientes muertes.

Teniendo en cuenta que el tráfico aéreo estuvo prácticamente paralizado a finales de diciembre, era difícil entender cómo el mutante británico había conseguido propagarse tanto. ¿Cómo, por ejemplo, hizo su Aliyá en Israel para convertirse en la cepa dominante de Covid? ¿Cómo llegó a Gibraltar, donde también se convirtió en la cepa dominante a finales de diciembre? Una respuesta posible y lamentablemente obvia es que, a diferencia de los humanos, las vacunas viajaron por el aire y por todo el mundo.

Entiendo que los gobiernos británico e israelí son reacios a investigar la evidente correlación entre las vacunas, los casos, las muertes y posiblemente la propagación del mutante británico. Una investigación sobre estos asuntos puede revelar que ciertos hechos relacionados con el mutante británico eran conocidos de antemano. Por ejemplo, nos enteramos de que el mutante británico había sido identificado en el Reino Unido ya en septiembre. Uno se pregunta si nuestros científicos británicos no están alarmados por la posibilidad de que la nueva variante esté relacionada con los ensayos de vacunas que se estaban llevando a cabo en el reino desde finales del verano.

Examinando los datos más conservadores de Covid de los que disponemos a través de la OMS y otras instituciones internacionales, es fácil estudiar la estrecha correlación entre la vacunación, los casos, las muertes y la propagación de mutantes específicos (británicos, brasileños, sudafricanos, etc.):

En los gráficos siguientes se puede observar fácilmente que los casos y las muertes empiezan a aumentar exponencialmente en una proximidad impactante al lanzamiento de las campañas de distribución masiva de vacunas.

Sin embargo, es mucho más interesante tratar de entender la estrecha relación entre la vacunación y la llamada "derrota del virus". Deberíamos preguntarnos, por tanto, ¿cuántas personas serían vacunadas en una sociedad determinada antes de empezar a ver un descenso de los casos de Covid? He examinado esta cuestión utilizando las estadísticas más conservadoras y de mayor circulación:

Si nos fijamos en Israel, el 30,6% de la población se vacunó rápidamente en diciembre antes de que se produjera un descenso de los casos. Este intenso esfuerzo ha hecho que Israel duplique su número de muertos y que su sistema sanitario casi estaba a punto de colapsar.

El caso de los Emiratos Árabes Unidos es casi idéntico. La rápida campaña de vacunación fue seguida por un aumento inmediato de casos y muertes, y luego se necesitó el 31% de la población vacunada para ver el primer descenso en las cifras.

En el Reino Unido, que ha sido ineficaz en su temprana campaña de vacunación masiva, la situación es mucho mejor. En Gran Bretaña, sólo se necesitó un 15% de la población parcialmente vacunada (1 dosis en lugar de 2) para ver un claro descenso de los casos. A pesar de ello, el número de muertes por Covid durante la vacunación masiva aumentó aproximadamente un 50%. Estamos hablando de decenas de miles de personas que perecieron.

Por eso me sorprendió ver ya a principios de marzo que en Portugal sólo se necesitó el 3% de la población para vacunarase en masa para derrotar al Covid y ver cómo bajaban las cifras.

Esto se puede explicar. Si el mutante presuntamente inducido por la vacuna es dos veces más infeccioso que su ancestro y es distribuido inicialmente por el sistema médico a través de las vacunas en lugar de por el contacto social, entonces convertir al 3% de la población en superdifusores puede ser suficiente para infectar a toda una sociedad con un mutante resistente.

En los casos que he examinado más arriba, muchas personas murieron y sólo una investigación penal podría indicar qué nivel de conciencia, negligencia o torpeza hubo en las consideraciones y decisiones detrás de la vacunación masiva en estos países. ¿Qué sabían de antemano nuestros responsables sobre la vacuna y los posibles mutantes que podría inducir? ¿De qué se dieron cuenta a lo largo de la campaña? ¿Cuáles fueron las consideraciones y quién tomó exactamente las decisiones?

Sin embargo, la situación no es del todo sombría, ya que también es razonable suponer que los no vacunados que sobrevivieron al mutante del Reino Unido probablemente se han ganado la mejor resistencia natural posible al Covid-19 y a sus futuros mutantes, algo que lamentablemente no podemos decir de los vacunados: el director general de Pfizer admitió ayer que es "probable" que los vacunados vuelvan a ser inoculados en los próximos 6 a 12 meses. Sus sistemas inmunitarios dependen ahora del suministro constante de ARNm de Pharma.

Pero la historia de la carnicería de Gibraltar puede proporcionarnos una validación final de las reflexiones anteriores. 

En Gibraltar viven 33.000 británicos. La vacunación oficial de la colonia no comenzó hasta el 10 de enero, pero las vacunaciones de Pfizer comunicadas a sólo 273 trabajadores de slud clave (menos del 1% de la población) a partir del 7 de diciembre, si esto es cierto, fueron suficientes para desencadenar una enorme ola de casos de Covid, seguida de un incremento de muertes sin precedentes. Al igual que en Israel, el Reino Unido, los Emiratos Árabes Unidos y muchos otros países, la vacunación con Covid fue seguida de un fuerte aumento de los casos de Covid. Sorprendentemente, el número de casos de Covid en Gibraltar comenzó a disminuir el 7 de enero, tres días antes de que Gibraltar comenzara a vacunar a toda su población británica.

Se podría cuestionar mi lectura de la situación en Gibraltar y preguntar: "Si las vacunas inducen a los mutantes, como usted dice, ¿por qué no aumentó el número de casos una vez que se puso en marcha la vacunación masiva?" Una posible respuesta es que el 7 de enero, 3 días antes de que se lanzara la campaña de vacunación masiva, Gibraltar ya tenía una fuerte inmunidad colectiva. Suficientes miembros del territorio británico fueron expuestos al mutante, los que sobrevivieron fueron inmunes. Si estoy en lo cierto, entonces menos del 1% de la población vacunada fue suficiente para infectar a toda la colonia con el mutante británico y adquirir una inmunidad de rebaño total.

A menudo me pregunto por qué yo, un saxofonista de jazz, tengo que hacer un análisis validado por las estadísticas y de datos conservadores tradicionales. ¿No es ese el papel de los académicos, los expertos en salud, los medios de comunicación, los virólogos, los epidemiólogos, el partido de la oposición y la "izquierda"?

Gibraltar, al igual que Israel, fue un campo de ensayo único y el resultado es devastador pero concluyente. Pero la noticia más atormentadora es que el pueblo está siendo traicionado a plena luz del día por una liga unida que se ha alejado del ethos ateniense de la ciencia, el pluralismo y la ética. Para mí, ésta es sin duda la lección más aterradora de esta supuesta pandemia.

gilad.online

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Miguel 19/04/2021 17:36

El "caso" chileno, es también digno de estudio.

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents