Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Covid 19. La construcción de guetos. Israel formaliza el apartheid sanitario y la estrella insignia identificativa que lo acompaña

Publié par Contra información sur 22 Février 2021, 09:09am

Covid 19. La construcción de guetos. Israel formaliza el apartheid sanitario y la estrella insignia identificativa que lo acompaña

Karine Bechet-Golovko

Insignia de identificación verde para los vacunados, insignia de identificación roja para los no vacunados: Israel, decididamente a la vanguardia del progresismo, consigue imponer tanto la vuelta de la estrella a su población como el apartheid sanitario. Sin ninguna crítica audible en los círculos políticos y mediáticos, tan apegados a los derechos humanos. Los derechos, al igual que el hombre, se detienen manifiestamente a las puertas del mundo maravilloso de  Covid. Ya que habéis llevado obedientemente las máscaras, preparad vuestras estrellas.

Siempre me he preguntado cómo han podido permanecer tantas personas encerradas en guetos con tan pocos guardias... Viendo lo que ocurre en Israel, que lógicamente debe propagarse en el mundo progresista, es obvio que la gente, no sólo tiende a obedecer sin hacer preguntas, sino que con un poco de esfuerzo, puede construir su propio gueto. Por su bien.

Israel es presentado como el país donde la vacunación contra el Covid está más avanzada, lo que le permitirá salir de manera "responsable", cito, de su tercer confinamiento. No olvidemos que, en Rusia, la vacunación también va muy bien, que todo está abierto tras el confinamiento y que, lógicamente, el virus está retrocediendo. Sigamos es Rusia.

Veamos lo que el mundo progresista del covid entiende por responsable:

"El gobierno ha anunciado un sistema de "insignias de identificación", de color púrpura para los que no están vacunados o sólo han recibido una dosis, y de color verde para los que han recibido su segunda inyección o se han "recuperado" del Covid.

Los centros comerciales, las bibliotecas, los museos, los cafés y algunos lugares de culto abrirán en modo " púrpura ". Así que, para todos. Y los gimnasios, los eventos deportivos y culturales, los restaurantes (con reserva) estarán abiertos para los titulares del "distintivo verde", es decir, los que tengan un certificado de doble vacunación o de recuperación".

La población queda así dividida en dos categorías, las personas sana y las potencialmente peligrosas, y los derechos de estas mujeres y hombres no van a depender de su condición humana, sino de un criterio de "sanitario". El acceso a la vida social dependerá de si pertenecen a una categoría verde o roja, llamada sanitaria. Israel es el primer país que oficializa tan abiertamente el apartheid sanitario. Lo afirma ... el Ministro de Defensa - porque el Covid es, en efecto, una guerra, librada contra los hombres:

"Estamos avanzando con un desconfinamiento responsable en forma de 'Si estás vacunado, puedes entrar", dijo el ministro de Defensa, Benny Gantz.

No cabe duda de que, si las poblaciones no se rebelan, este sistema podría aplicarse en los países progresistas, y Francia está preparando su legislación al respecto (véase nuestro texto). Puesto que ha aceptado el uso de mascarillas al entrar en las tiendas, en el transporte o en la calle, el primer paso está dado. Se establece el principio de obediencia.

Además, el marcaje de la población recuerda peligrosamente al uso de la estrella: el judío era peligroso por ser judío, y por ello debía ser estigmatizado en la sociedad propia del nazismo. Israel adopta el mismo principio con respecto a las personas no vacunadas o vacunadas de forma incompleta: presentan un riesgo potencial para la sociedad propia de  individuos propios.

Si no quieres que esto te ocurra donde te encuentres, toma el control de tu vida. Desobedezca firmemente y vive. De lo contrario, construirás el gueto global de Covid con tus propias manos.

Un poder tiene miedo a la desobediencia, porque entonces se derrumba. Se alimenta de nuestro miedo, de nuestra debilidad, de nuestra obediencia. En tiempos normales, la gente tiene el deber de obedecer al Estado y a sus representantes, de lo contrario es la anarquía. Pero cuando el poder gobierna contra el pueblo, pierde su legitimidad, y el pueblo tiene entonces el deber de desobedecer, para salvar a su país. Si no, prepara tu insignia identificativa, tu estrella, tu gueto.

russiepolitics

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents