Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
29 juin 2013 6 29 /06 /juin /2013 09:44

El documental "The Lab" revela la auténtica naturaleza de la masonería cabalista que dirige el mundo, cuya punta se lanza se ubica en Israel.

bomardeo-israeli-a-Gaza.jpg 

                                 Bombardeo israelí en Gaza

Gilad Atzmon

 

“The lab” es un nuevo documental israelí innovador que redefine toda nuestra comprensión del estado judío, sus objetivos, su identidad y su papel destructivo global. Pienso honestamente creo que esta película es el comentario más profundo y más importante de Israel.

En “The Lab , el realizador Yotam Feldman desvela la industria militar israelí y su funcionamiento, entrevista algunos de los principales protagonistas del mercado israelí de la seguridad.  Desarrolla sobre el papel de la industria en la sociedad y la economía israelí, durante los últimos años las exportaciones militares israelíes han alcanzado  un nivel sin precedente de 7 mil millones de dólares por año. El 20% de las exportaciones israelíes son militares o relacionadas con la industria bélica. Aproximadamente 150.000 familias en Israel dependen de esa industria. Israel es ahora el cuarto mayor exportador de material militar.

En la última década, cada operación militar israelí  ha conducido a  un aumento brusco e  inmediato de las exportaciones militares israelíes en todo el mundo: armamento, sistema de alarmas, inteligencia, tácticas, doctrinas, conocimiento y experiencia.

Feldman nos ofrece una visión de un universo muy estructurado. Visitamos ferias de armamento israelí a través del mundo, pero también descubrimos salas de conferencias repletas de generales extranjeros, funcionarios de Estado y diplomáticos. El mensaje es claro, los 7 mil millones de dólares  son solo  un elemento de un expediente. La élite israelí está actualmente imbricada en las élites y militares de cada país en el mundo. Este mercado emergente  israelí le permite  comprar influencia y apoyo.

“The Lab” nos muestra que las poblaciones civiles palestinas de Cisjordania y de la banda de Gaza se han convertido en cobayas  para las tácticas, armamento y filosofía de combate israelíes (‘La Tora combatiente', Torat Lechima, como la llaman los israelíes). La destrucción de los palestinos se ha convertido en una industria muy rentable. Nos enfrentamos aquí con nada menos que con crímenes cuidadosamente calculado.

A través de una serie de fascinantes entrevistas, Feldman nos transmite una retrato extremadamente fiel de los mercaderes de la muerte israelíes. Feldman los deja hablar, casi no interfiere. Son personajes claros, sinceros, inclusive  divertidos en algunos momentos, a veces  ingeniosos, y muchos de ellos  podrían resultar encantadores si no supiéramos de quiénes se tratan. Pero no nos engañemos, son siniestros, algunos de ellos son claramente psicóticos, son asesinos en masa y andan sueltos. Venden destrucción y caos y lo hacen muy bien.

Nacido en Israel y convertido en músico y escritor con éxito, pienso que estoy en condiciones de reconocer la perseverancia y la creatividad israelíes cuando las veo, con independencia del ámbito sobre las cuales se apliquen (seguramente fui afortunado al haber sido salvado por el bebop). El talento de esos ángeles de la muerte israelíes está motivado por la intensificación de la miseria humana. Las consecuencias  son trágicas.

Nuevo reparto

No es un secreto para nadie que un siglo de lucha palestina no ha conseguido prácticamente nada. La situación del movimiento de solidaridad con Palestina es aún más embarazosa. El documental 'The Lab' de Feldman cambia las reglas de juego, ya que permite explicar décadas de impotencia.

Estamos inmersos en una terminología deficiente: “colonialismo”, “apartheid”, "conflicto", "solución", "sionismo"  que son solo algunos ejemplos. Gaza es actualmente un inmenso laboratorio: los israelíes son los "científicos" y los "técnicos", mientras que los palestinos son las cobayas. El hecho de visionar  “The Lab” debe conducirnos fundamentalmente  a cuestionar nuestros conceptos. Se trata de un crimen de guerra premeditado. La moción de resolución (tal como se usa en el concepto “solución de dos Estados”), por ejemplo, no es aplicable. Es incontestable que el mundo real, el científico no negocia con la cobaya. El “científico” tampoco contempla compartir su universo con sus cobayas  en el marco de “un Estado democrático”. 'The Lab' nos permite descubrir el interior la mente israelí, y lo cierto es que uno no encontrará  mucha compasión en ella.

Durante décadas hemos sido estúpidos evaluando  el éxito y el fracaso de las operaciones militares israelíes a la luz de los “objetivos” políticos y militares israelíes tales y como los habíamos imaginados. Estábamos claramente equivocados.

Tal como nos enseña la película de Feldman,  el objetivo real  de las operaciones israelíes pueda que esté evaluando nuevas doctrinas o sistemas operativos con el fin  de venderlos más tarde en todo el mundo. Ehud Barak, por ejemplo, no fue el ministro israelí de Defensa más inteligente que digamos, fracasó en la tarea de defender a su pueblo o incluso de hacer que se sintiera seguro. Sin embargo, tuvo un enorme éxito a la hora de vender las armas y doctrinas israelíes.

Que Tel Aviv  sea objetivo por una lluvia de cohetes  Qassam, pueda que sea visto por los israelíes como un hecho devastador, pero desde un punto de vista militar e industrial constituyó una oportunidad de oro para evaluar y promocionar el sistema  israelí “Cúpula de Hierro”. Si estoy en lo cierto en este punto, está claro que, igual que los palestinos, cada vez más y más israelíes se están convirtiendo en cobayas en este  laboratorio militar en constante  crecimiento.

Cabe preguntarse, cómo y cuándo "el sueño sionista" se transformó en un comercio militar. Solo unos pocos de nosotros, escritores e intelectuales, hemos tratado de responder a esa pregunta. La transformación del Estado judío en una fábrica de opresión, parece ser consecuencia directa de la ideología supremacista israelí. Si queremos entender lo que está sucediendo en el Estado judío, debemos en primer lugar, comprender los conceptos de “pueblo elegido”, el judaísmo y la política de identidad judía.

Supongo que a estas alturas, habrá  bastantes palestinos en Gaza que se hayan dado cuenta de que han formado parte de un experimento israelí. Con demasiada frecuencia, nos enteramos de que médicos palestinos que curan víctimas de ataques israelíes, descubren nuevos tipos de heridas [desconocidas hasta entonces]. “The Lab” lo explica, pero no se trata solo de Palestina. Hay cada vez mayores semejanzas entre el modo de operar de las fuerzas policiales de todo el mundo y la forma en que el ejército israelí trata a los palestinos.

El documental “The Lab” de Yotam Feldman lo explica todo. Todos somos palestinos. O bien estamos ocupados por Israel, o bien lo estamos por las fuerzas aliadas  bajo su mandato  en todo el mundo, fuerzas que se entrenan en Israel y emplean armamento y tácticas israelíes.

 

Traducción del Inglés por verdady paciencia

http://www.gilad.co.uk/writings/the-israeli-lab-and-the-palestinian-guinea-pigs.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires