Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
19 mai 2013 7 19 /05 /mai /2013 18:39

Un médico de urgencias americano (Oregón), con experiencia en traumatismos graves nos hace sus comentarios a partir de un artículo de Ben Davis. He aquí la prueba de que la maratón de Boston fue una puesta en escena, las pruebas son mejores que las de la escuela de Sandy Hook. El vídeo nos muestra buenas fotografías del hombre de las piernas mutiladas y la ausencia de huellas de sangre. El hombre mutilado sentado en la silla, su  mano izquierda sobre su rodilla izquierda sujeta su prótesis, si se hubiera tratado de su verdadero miembro, el hombre se hubiera inclinado hacia adelante desmoronándose, vaciando la sangre y se hubiera muerto. Una hemorragia exterior es peor cuando se trata de explosiones con metales porque la carne estaría más desgarrada que cortada fragilizando las arterias y los tejidos.

El cuerpo humano contiene de cinco a seis litros de sangre. Si la escena hubiera sido verídica veríamos sangre por todas las partes. Lo que no es el caso en las fotos. El mutilado probablemente tendría que vomitar y tener un color  cadavérico y después entrar en un fase de delirio y morir.

Ninguna presión no le es aplicada, no hay torniquete que permite el control del derrame de sangre. El color de sus manos y de sus labios indica una buena circulación. Es un actor, es una puesta en escena.

En la foto número 6 en el hombre con a capucha cargado de prótesis, está atento y sus gestos son precisos. La mujer juega el papel de camuflaje para esconder lo que están tramando. Justo después de la explosión de la bomba. Todo el mundo se agita, se disfraza y se tira al suelo. Ahora mirar al tipo que está junto a la persona con prótesis, está ahí para ayudarle a fijar sus prótesis. La bomba viene justo de explotar y ni huella de sangre. La persona de la capucha no tiene ninguna gota de sangre sobre él. Han sido preparados para investir los lugares y jugar sus papeles.

En la foto número 8, en medio del caos, el hombre de la capucha toma su tiempo para ponerse las gafas para dar la señal. Asimismo vemos el cuello blanco de la mujer negra que viste una chaqueta en rojo sin ninguna mancha de sangre cuando está al lado del hombre supuesto mutilado. Sus ambulancias han hecho el trabajo. Simplemente por esta foto, si el gobierno y los medios de comunicación no hubieran estado implicados en el atentado terrorista  hubieran abierto una investigación, pero no fue el caso.

En la foto número 9 no se vislumbra ninguna gota de sangre después de la explosión. La mujer que está de espaldas vestida con jersey  negro hace una señal  hacia una dirección para indicar que la macabra comedia está para ser filmada. La foto de la mujer tomada desde otro ángulo.

Boston-false-Flag.jpg 

En la foto número 9 no se vislumbra ninguna gota de sangre después de la explosión. La mujer que está de espaldas vestida con jersey  negro hace una señal  hacia una dirección para indicar que la macabra comedia está para ser filmada. La foto de la mujer tomada desde otro ángulo.

Han manipulado pruebas y personas sirviéndose de extranjeros que ignoran el grado de perversidad de este gobierno, finalizado el trabajo los eliminan para no dejar pruebas.

Por último y por arte de magia vemos la escena inundada de “sangre” , vertida después de la explosión. Que trasladen a la mujer que antes veíamos sin ninguna gota de sangre en camilla y dejan al mutilado en el suelo, es ya el colmo.

 

 

 

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires