Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
13 janvier 2015 2 13 /01 /janvier /2015 20:33

Más claro que el agua, el objetivo es el Islam, una guerra contra más de 1300 millones de musulmanes. Resumiendo una guerra mundial de quienes pretenden la completa dominación mundial provocarán el mayor cataclismo social jamás conocido en el mundo.

El cabalista Albert Pike, quien recibió un mensaje de su “guía espiritual”,(contacto con la dimensión djinn) uno de los fundadores del Antiguo rito escocés de la masonería, masón del grado 33, quien escribió a Giuseppe Mazini, carbonario, masón de 33 grados, fundador de la mafia una carta el 15 de agosto de 1871 señalando que la tercera guerra mundial “Se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam y el Sionismo político se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más, divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica”…

Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos.

Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus deistas estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber dónde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública.

Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.”

 

Durante un breve periodo, esta carta se exhibió en la Biblioteca del British Museum de Londres, y William Guy Carr, antiguo Oficial de Inteligencia de la Royal Canadian Navy, la copió.


 

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires