Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
14 septembre 2011 3 14 /09 /septembre /2011 17:37

Ali M. Laarbi

 

 

La fecha del 11 se septiembre del 2001, no es solamente le marca simbólica de un cambio de era, sino también es la expresión de una dimensión inédita de una guerra, a la que se lleva por la desinformación y el engaño orquestados por oligarquía financiera.

Los precedentes históricos reveladores

En un libro de James Bramford “Body of Secrets : Anatomy of the Ultra-Secret National Security Agency, revela que en 1962, los jefes del estado-mayor de los tres ejércitos de los Estados Unidos propusieron emprender una guerra secreta y sangrienta de terror contra su propio país con el fin de llevar al pueblo americano a sostener una guerra que querían lanzar contra Cuba. Bamford se refiere en particular al plan de terrorismo bautizado Operación Northwood (1), que había sido elaborado en la época cuando el presidente John Fitzgerald Kennedy transfirió el expediente cubano de la CIA al departamento de defensa, después de la derrota de la invasión de la Bahía de Cochinos.

            Hay que señalar también que a comienzos del año 2003, Bush Había sugerido a Tony Blair, el primer ministro británico, la idea que los Estados Unidos podían pintar un avión espía U2 con los colores de la ONU, y hacerlo sobrevolar por los puntos sensibles del espacio aéreo iraquí para obligar a Saddam a abatirlo, lo que irritaría suficientemente los estados miembros de la ONU, para que una resolución del consejo de seguridad apruebe una guerra contra Irak, y si esto no funcionaba, daría una excusa a los Estados Unidos para ir solos al combate. El presidente y el vicepresidente Dick Cheney, pensaban los dos que era una idea genial enviar al fuego algunos soldados americanos bajo falsa bandera, arriesgando sus vidas para poder tener una excusa y desencadenar una guerra(2).

Los Estados Unidos evoluciona hacia una sociedad cada vez más multicultural, lo que hace más difícil realizar un consenso sobre las cuestiones de política extranjera, excepto en las circunstancias de una amenaza extranjera directa masiva y percibida ampliamente como tal(3).

La estrategia política que acompaña al control militar del planeta se sirve de pretextos, sea la guerra contra el terrorismo, la lucha contra el tráfico de drogas o la acusación de producción de armas de destrucción masiva. Pretextos evidentes cuando sabemos los complicidades que han permitido a las estructuras del estado  fabricar adversarios “terroristas”, o desarrollar planes como el plan Colombia dirigido contra Brasil o acusar a países de fabricar armas de destrucción masiva (Irak, Corea del Norte y mañana cualquier otro estado).

            La “guerra preventiva” formulada, de la noche a la mañana como un “derecho” que la oligarquía financiera se reserva a invocar, suprime espontáneamente todo derecho internacional. Todos los juristas saben que las guerras desencadenadas desde 1990 son perfectamente ilegítimas, en principio todos los que han asumido la responsabilidad son criminales de guerra. Las Naciones Unidas son tratadas por los Estados Unidos, pero con las complicidades de otros, como lo fue antaño la SDN.

Unas Naciones unidas

            El estado americano se pone al servicio prioritario de la satisfacción de las exigencias de la oligarquía financiera.  

            Para la oligarquía financiera iblisiana/luciferiana los pueblos  tienen derechos a la existencia, siempre que no se enfrenten a la expansión de la oligarquía instaurando su orden mundial secular. Toda resistencia será reducida por todos los medios, llegando al exterminio si es necesario, (daños colaterales).

            El proyecto es ciertamente colonizado consistente en expoliar los recursos de otros, imponiendo gobiernos fantoches, como el de Karzai en Afganistán, Maliki en Irak… y la modificación de todo sistema que obstaculice el objetivo de la oligarquía mediante la violencia militar y encarrilando las relaciones económicas y sociales a su favor. Tales opciones impuestas  en la escena sobre-determinará todas las coyunturas políticas, en tanto cuando, la carrera del despliegue del proyecto militarista-fascista debilitará al máximo todas las reivindicaciones que los pueblos puedan adquirir por sus luchas sociales o de liberación.

 

            Los pretextos para entrar en guerra

Para lanzar operaciones de dominación global, un pretexto será necesario. Este pretexto fue oportunamente proveído por los atentados del 11 de septiembre, ocho meses después de la "elección" de Bush. Al igual que el famoso incendio del Reichstag en la Alemania Nazi, el atentado del World Trade Center sirvió de pólvora a una reacción en cadena.

Podemos traer a colación otros pretextos, en 1914 una guerra estalla en Europa entre Alemania e Inglaterra. El pueblo americano no quería mezclarse en la guerra, el presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson declara públicamente su neutralidad, pero en los pasillos, la administración US buscaba un pretexto para entrar en guerra. Un comentario del secretario de Estado William Jenning señalaba: “Los grandes intereses bancarios estaban profundamente interesados por la guerra mundial, porque habría grandes oportunidades para hacer enormes beneficios”. Hay que comprender que la mejor cosa que puede ocurrir para los asuntos financieros internacionales es una guerra, porque incita al país a prestar más dinero ante la banca de la Reserva federal con intereses. El Alto consejero y mentor de Woodrow Wilson era el coronel Edward House, es un hombre que tenía relaciones privilegiadas con los banqueros internacionales. El coronel quería entrar en guerra. En una conversación documentada entre el coronel House y Sir Edward Grey, el Ministro de Asuntos Exteriores de Inglaterra sobre cómo actuar para hacer entrar América en la guerra. Grey preguntó: “Qué harían los americanos si los alemanes hundieran un barco con pasajeros americanos a bordo? House respondió: “Pienso que una ola de indignación barrería los USA y será suficiente para que los USA entren en guerra”. El 7 de mayo de 1915 como sugirió Sir Edward Grey, el barco con el nombre de Lusitania fue deliberadamente enviado a las aguas controladas por los alemanes, cuando se sabía que los barcos militares alemanes se encontraban en la zona. Y como previsto el submarino alemán torpedeó el barco haciendo explotar un stock de municiones, resultado de dicho bombardeo, 1200 muertos. La embajada alemana había advertido en el New York Times diciendo a la gente que viajar  en el Lusitania tenía sus peligros y riesgos, porque este barco navegaba de América a Inglaterra travesando una zona de guerra donde se arriesgaba ser destruido. El barco hundido provocó una ola de indignación entre la población americana, haciendo entrar América en la guerra. La primera guerra mundial costó la vida a 323000 americanos. JD Rockefeller hizo 200 millones de dólares de beneficio, o sea 1.9 millares “milliards” de dólares de hoy. Sin contar que la guerra costó a Estados Unidos USA 30 millares de dólares, la mayoría fue prestado al Banco de la Reserva Federal con intereses.

El 7 de diciembre 1941, Japón ataca la flota americana de Pearl Harbor, este suceso hizo entrar a USA en esta guerra. El Presidente Franklin Roosevelt declaró que este atentado es “una fecha que quedará en la infamia.

 Después de 60 años del acontecimiento una información surgió. No solamente el ataque de Pearl Harbor era conocido semanas antes, sino que fue directamente anhelado y provocado. Roosevelt pertenecía a una familia de banqueros establecidos desde el siglo 18 en Nueva York. Los intereses de los banqueros era entrar en el conflicto. El Secretario de la Guerra de Roosevelt, Henry Stimson, escribía en su diario el 25 de noviembre de 1941 sobre la conversación que mantuvo con Roosevelt: “La cuestión era sobre cómo llevarles a abrir fuego primero. Era conveniente  asegurarse que los japoneses sean los primeros en actuar para que no haya ninguna duda sobre la identidad del agresor”.

     En los meses que precedieron el ataque de Pearl Harbor, Roosevelt hizo todo lo que tenía en su poder para poner nerviosos a los japoneses, adoptando una actitud agresiva: bloqueó todos los bienes japoneses con dirección a los Estados Unidos, parando los intercambios comerciales, hizo préstamos a los nacionalistas chinos y concedió ayuda militar a los británicos. Ayudando a los enemigos de Japón, que es una violación a la leyes marciales internacionales. El 4 de diciembre, tres días antes del ataque, los servicios de inteligencia australianos habían prevenido a Roosevelt que un agrupamiento japonés se dirigía hacia Pearl Harbor, Roosevelt no quiso tener en cuenta dicha información. El 7 de diciembre 1941 Japón ataca Pearl Harbor, y mata a 2400 soldados. Dicho ataque cambió la opinión pública mostrándose favorable a entrar en guerra.

            Los actos contra un barco estadounidense en el golfo de Tonkin, ha llevado a las fuerzas militares americanas a contraatacar. El supuesto ataque de un torpedo de Vietnam del norte contra un destructor americano fue absolutamente falso. El presidente Johnson usó esa mentira para justificar la guerra en Vietnam.

Un fenómeno típico en las operaciones de terrorismo de estado es su carácter complejo y la multiplicidad de los personajes que actúan unos a espaldas de otros pero concertados, unidos por mil hilos y a los mismos tiempos condicionados por unas estrategias que sólo unas cuantas personas en la cumbre conocen integralmente. Mientras que, por debajo de ellos, los subalternos empleados en distintos niveles tienen una idea parcial, y en el nivel más bajo, los ejecutores lo ignoran todo respecto a los propósitos de quienes los dominan y dirigen, pero han sido convencidos de antemano de actuar por el interés exclusivo de la causa a la que sirven.

Nadie sabía nada

            El 11 de septiembre por la mañana, ni uno sólo de los numerosos servicios de información de la galaxia anglo-sajona no había detectado este ataque, ignoraban todo, no obstante, el  FBI  publicaba el 14 de septiembre la lista de los 19 supuestos terroristas. En menos de tres días, descubrieron el conjunto de un complejo dispositivo, una proeza extraordinaria en cuando al plazo se refiere. Una operación de tal envergadura, su planificación y su triunfo no puede ser obra de una banda de residentes que se entrenaban en simuladores y que habían desviado aviones con cubiertos de plásticos y cúteres, sorteando todas las medidas de seguridad.

            Cynthia Mckinney, diputada demócrata señalaba en su intervención en el Congreso estadounidense el 16 de febrero 2005, la cuestión de los 4 ejercicios militares que se desarrollaban el día 11 de septiembre 2001 y que según el libro de Michael C. Ruppert “Franchir le rubicon”, fue el instrumento que ha permitido paralizar la reacción del ejército del aire.

            Esos ejercicios fueron efectuados bajo los auspicios del ejército del aire, el NORAD, la CIA, la agencia de espionaje NRO, a administración del avión civil FAA y a agencia de las situaciones de emergencia (FEMA). Esos ejercicios incluían simulaciones de ataques y secuestros aéreos.

            Dicha planificación es una operación que requiere años y cientos de personas, para estudiar los detalles mínimos. Agentes durmientes, infiltrados, financieros, coordinadores, agentes de enlace, intendentes, posibles kamikazes, y los indispensables fusibles. Todos estos circuitos deben ser triplicados o cuadriplicados, o más, totalmente herméticos, los unos de los otros. La estructura dirigente está en la cúspide de la pirámide, cuyos intermediarios deben de ser intercámbiales, infiltrable y/o sacrificable, en todo momento e inmediatamente.

            Los circuitos financieron, requieren tanto personal como los operativos sobre el terreno y organizados de la misma manera. Los agentes de enlace,  la financiación y logística, la intendencia/terreno, deben ser multiplicados, igualmente reemplazable, y casi imposible de separar herméticamente. Los medios financieros para todas estas redes son lógicamente colosales e implican amplios complejos de montajes. Los planificadores deben estar presentes en todas partes y en todas las etapas y poseer sus propias redes.

            En cada etapa de la operación, la planificación debe poseer múltiples escenarios de recambio y un solo hombre no puede ser el único  depositario del conjunto de las operaciones complejas a todos los niveles. La transversalidad al nivel de organigrama de los intermediarios es una enorme debilidad. Tales redes no pueden estar al amparo de las infiltraciones y fugas, para llevar a buen puerto la operación.

            Lo inexplicable  en la versión oficial

                Los hechos, acontecimientos y otros fenómenos que en nada explican la hipótesis de una conspiración islamista se cifran en cientos. No se entiende porqué se habla sólo de las Torres gemelas, y no del inmueble WTC7, de 173 metros de alto y de 47 pisos que se ha desplomado en siete segundos siete horas después, cuando no fue embestido por ningún avión de los atentados.

Dicho inmueble albergaba los servicios de la C.I.A, del Pentágono  y de otros servicios y centros de dirección militar. La energía “gravitacional” es insuficiente para explicar la pulverización de los edificios y el corte de sus 47 columnas de acero macizo, en pedazos como para ser recogidos y cargados en camiones. En mayo 2006, una encuesta de Zogby revelaba que el 43% de los americanos nunca habían oído hablar del WTC7.

Con el fin de determinar, si el desmoronamiento del WTC7 ha sido por el fuego o por una demolición controlada, habría sido necesario examinar las barras de acero , pero el acero había desaparecido vendido y reciclado en Asia, antes que los científicos y los investigadores de la policía criminal lo investigasen. La rapidez con la que se había desprendido del acero era alarmante.

Los daños causados por los aviones no pueden explicar la desintegración de los edificios. Los enormes esqueletos de acero de las torres incluía un gigantesco dispositivo que absorbía el calor y eliminaba el producido por fuegos limitados. El fuego a cielo abierto no puede producir temperaturas suficientes como para alterar la integridad de la estructura del acero. El factor fuego no puede dar una explicación al fenómeno de la desintegración súbita, total y simétrica de los edificios que se desplomaron.

El profesor David Ray Griffin suministra citas de bomberos, policías y de inquilinos sobrevivientes a la catástrofe de las torres que dicen haber oído unas series de explosiones previas a la desintegración de los edificios. Esos testimonios fueron ignorados y silenciados por los defensores de la teoría de la conspiración oficial. Semanas después de las explosiones se encontró en las partes subterráneas acero fundido, cuando el fuego no puede llevar el acero a su punto de fundición. Entonces, lo más probable es que se hayan utilizado poderosos explosivos del tipo de los que se usan en las demoliciones, que éstos sí que tienen capacidad de producir temperaturas de 5000 grados (4).

            La evidencia ofrecida por el  gobierno estadounidense de que un Boeing 757 del vuelo 77 que impactó en el Pentágono, son los restos de cuerpos y partes de cuerpos que dicen haber encontrado, aunque bastaba para  confrontar los ADN de cada pasajero o de los tripulantes con las listas de pasajeros de los aviones o de la tripulación para verificar la versión de lo que había impacto era un avión y no un misil(5) . Para sorpresa, no se encontró ninguna maleta, ni restos del fuselaje, ni del ala, ni de la cola ni de nada.

 Estas ausencias de todos estos elementos se atribuyen a la “vaporización” del metal debido a la alta velocidad del impacto y al “intenso fuego”. Pero ¿cómo se compaginan la “vaporización del metal” con la capacidad de recuperar cuerpos con carne y sangre? Esta incompatibilidad permaneció inadvertida hasta que el profesor Griffin se dedicó a ponerla en evidencia. El profesor David Ray Grifin, desmenuza en su libro los informes del Instituto Nacional de Tecnología y de la revista Popular Mechanics(6).

            Sin embargo Kurt Sonnenfeld, videasta para el gobierno americano, desplazado a la zona cero el día de los atentados, donde filmó durante un mes 29 grabaciones señala haber filmado ruedas del tren de aterrizaje poco deterioradas, asientos, trozos del fuselaje, una turbina de avión(7).

            No se dieron explicaciones, ni tampoco se difundió la noticia del porqué  quedó arrasado por un incendio el anexo de la Casa Blanca?,             ¿Cómo es posible que los autores de los atentados dispusiesen de los códigos secretos de la Presidencia de Estados Unidos?

            Hay muchas preguntas sin respuestas, ¿Cómo fue, que estos tres inmuebles han podido desplomarse con la rapidez de una caída libre?, ningún inmueble remozado y encuadrado con acero se había derrumbado a causa del fuego, ¿qué podemos decir de la hipótesis de una demolición controlada, fundada sobre testigos e indicios de explosiones?, ¿cómo se puede explicar que las torres se desplomaron de una sola vez, cayendo sobre sus propias fundaciones, y rápidamente después del impacto, al cabo de 56 minutos, en el caso de la torre sur?. Hay que anotar que el millonario Jimmy Walter, ofreció 1 millón de dólares a quién pruebe que podían haberse desmoronado sin recurrir a explosivos; el premio todavía no ha sido reclamado.

            El físico Steven Jones uno de los científicos que encontró el explosivo de uso militar super termita o nano termita en el polvo de las Torres Gemelas, explica en profundidad el proceso de su descubrimiento utilizando el método científico. Su investigación fue publicada en revistas cuyos artículos son rigurosamente revisadas por pares (lo que se considera una prueba de su validez científica. El químico Niels Harrit, otro de los científicos que encontraron termita en el polvo del World Trade Center, discute también la presencia de los explosivos Termita y Nanotermita(8).

            ¿Porqué causa, no esgrimidas, altos responsables del pentágono, anularon su vuelo previsto la mañana del 11 de septiembre? Durante los días que precedieron los atentados, fuertes especulaciones bursátiles permitían ganancias de doce a quince millones de dólares contra las acciones de United Airlines y de American Airlines. Esas mismas líneas aéreas fueron afectadas por los atentados.

            Las incoherencias comenzaron antes de los 11 de septiembre 2001. Los inversores en las bolsas predijeron misteriosamente la caída de los valores de las acciones de las compañías “United” y “Americain Airlines”. El 24 de julio, 2001, Larry Silverstein, propietario de las “torres del World Trade Center” y del “edificio número 7”, suscribió un seguro que cubre los edificios de los actos terroristas.

            Los 9 de septiembre de 2001, ejercicios de evacuación se desarrollaron en los edificios

 Tanto el secretario General de la OTAN Poul Nyrup Rasmussen, como el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani declararon haber recibido mensajes de que las torres se derrumbarían antes de que se derrumbasen las (9).

            La noche del 11 de septiembre, los nombres de los secuestradores fueron revelados al público, cuando no figuraban en las listas de los pasajeros. Muchas de aquellas personas siguen vivas. El F.B.I, presentó en perfecto estado, el pasaporte de uno de los presuntos secuestradores del vuelo del American Airlines nº11 que había embestido la torre norte. En cambio, las cajas negras  y los  registradores vocales de las cabinas de pilotaje de los dos aviones no se habían encontrados.

El 11 de septiembre, el Presidente Bush y sus consejeros volaban hacia Florida para que el presidente pueda hablar con los escolares de una escuela. En el mismo momento, el Vice-presidente Cheney se ausentaba de Washington y se encontraba en el complejo presidencial de las montañas de Maryland.     

                Son ya muchos, los intelectuales, parlamentarios e investigadores  los que cuestionan la versión oficial y han desarrollado explicaciones alternativas a los atentados del 11 de septiembre(10).

            El parlamento de Venezuela ha adoptado una moción solicitando al presidente  Bush explicaciones sobre las incoherencias de su versión de los atentados del 11 de septiembre 200 y que el Senado de Japón ha rechazado enviar nuevas tropas niponas a Afganistán mientras que las alegaciones de la administración Bush sobre la responsabilidad de este país en los atentados del 11 de septiembre no estén sostenidas con argumentos. Unos 480 miembros del parlamento japonés han interpelado el 11 de enero de 2008 su gobierno sobre la base de la absurdidad las explicaciones oficiales en nombre de las víctimas japonesas en la catástrofe  La lista de las personalidades cuya salud mental es indiscutiblemente sana no deja de ampliarse para contestar la versión oficial.

 El 10 de junio 2008, el diputado del NPD (Nuevo Partido Demócrata) Libby Davies,  ha dado lectura en la Cámara de los Comunes de Canadá a una petición de ciudadanos llamando a la apertura de una investigación canadiense sobre los atentados del 11 de septiembre (11).

            Asimismo se han librado manifestaciones en el mundo entero –Estados Unidos, Canadá, Japón y Europa-. El movimiento por la verdad sobre el 11 de septiembre ha sido propulsado por un profundo deseo de comprender y difundir la verdad sobre lo que verdaderamente ocurrió el 11 de septiembre (12).

La guerra permanente

El 11 de septiembre ha funcionado bien, y desde esa fecha se ha recurrido a esta forma de terror, organizada  desde arriba y plasmada por grupos manipulados, disidentes reales, facciones del estado o grupos inventados e imaginarios.  Desde el 11 de septiembre, los Estados Unidos consideran al terrorismo como una amenaza contra sus intereses en el mundo, y como un peligro interior y someten la política nacional a esta exigencia.

Con el arte de la manipulación y el engaño moldean la lucha antiterrorista inspirándose en la guerra contra un enemigo clásico, adaptándose a las características inherentes al nuevo fenómeno inventado para que sirva de antítesis. Sus “expertos”, globalizan y amplifican este nuevo frente, fabricando  amenazas  atribuyéndoselas a presuntos terroristas, pero nunca probadas. Hoy es un arma biológica, después es la gripe aviar, mañana la nuclear… De esta manera, aborda la guerra contra el terrorismo bajo muchas banderas. La primera consiste en ligar la amenaza interna a la amenaza internacional y asociar las políticas internas y externas en el mismo combate. Las muertes de civiles se utilizan para justificar las acciones preventivas y defender el “mundo libre” contra un pretendido enemigo exterior, identificado como “terroristas islámicos” . Este enemigo se identifica con cualquier movimiento o manifestación que resiste al Muevo Orden Mundial Secular.

El 20 de septiembre, solo nueve días de los ataques terroristas, el Proyecto para un nuevo Siglo Americano (Project for the New American Century- PNAC), publicaba una carta abierta al presidente George W.Bush preconizando un cierto número de medida que la admisnistración Bush debe tomar en su “guerra contra el terrorismo” que había sido declarada. La carta publicada en los periódicos Washington Times y le Weekly Standard, incitaba a la acción militar para expulsar los Talibanes de Afganistán y “capturar y matar” a Oussama Ben Laden, las dos recomendaciones habían sido apoyadas por prácticamente todos los lideres políticos de los Estados Unidos.

Asimismo la carta reclamaba especialmente, un cambio de régimen en Irak, aunque las pruebas no unían  directamente ni indirectamente Irak con los ataques terroristas.

 

 

 

Los círculos ocultos del Nuevo Orden Mundial

El jefe de los servicios de espionaje pakistaní, el teniente general Mahmud Ahmad, se encontraba en los Estados Unidos, el día de los atentados terroristas. Había llegado el 4 de septiembre. Tuvo reuniones con la CIA y el Pentágono en el transcurso de la semana que precedían a los atentados y después de los atentados se reunió con representantes del departamento de estado.  La administración calificó la visita a Estados Unidos durante el 11 de septiembre del teniente general de rutinaria, cuando el periódico  Times of India reveló días más tarde de los atentados que los lazos existentes entre el general Mahmud y Mohamed Atta(13), presunto dirigente de los ataques contra el World Trade . El general se encontraba desayunando ese mismo día con el senador de Florida, Bob Graham. Después del atentado el teniente general fue apartado del ISI (Inter-Services Intelligence) y nombrado consejero especial de Pervez Musharraf.

El artículo del citado periódico estaba basado en las informaciones contenidas en un informe de los servicios de espionaje del gobierno de Nueva Delhi, transmitido al gobierno americano vía canales oficiales. La misma fuente citaba que se había transferido una cantidad de 100.000 dólares a Mohamed Atta desde Pakistán, ordenada por el jefe de espionaje paquistaní (ISI) (14).

            Dos meses antes de los atentados desde el 4 de julio al 14 del mismo mes, Ben Laden estuvo ingresado en el hospital americano de Dubai para hacerse una diálisis y se había reunido con un responsable de la CIA(15). El 26 de octubre 2001, la familia Bin Laden retira sus 2,02 millones de dólares de inversiones de la sociedad Carlyle Group. Las actividades de dicha empresa están ligadas al armamento y defensa(16). Thomas Kean, el hombre que el presidente Bush, escogió para dirigir la comisión de investigación sobre el 11 de septiembre, también tiene vínculos de negocios con Mahfouz y Almoudi. Thomas Kean es director y accionista de Amerada Hess Corporation que participa en la co-empresa Delta Hess con Delta Oil de Arabia Saudita, la cual pertenece a los clanes de Ben Mahfouz y Al-Amoudi(17) Poca gente sabe que el socio de Unocal en el consorcio CentGas que afecta el oleoducto trans-afgano, la petrolera saudí Delta Oil, pertenecen al clan Ben Mahfouz y Al-Moudi que estarán ligados a Oussama Ben Laden .La hermana del poderoso hombre de negocio Khalid Ben Mahfouz está casada con Oussama Ben Laden.

            La comisión oficial del 11/09

El informe elaborado por el presidente de la comisión de investigación 11/9 Thomas Keane de 566 páginas no da ninguna explicación sobre el desmoronamiento del WTC7, ninguna sola referencia  y elude dar respuesta al cómo  se ha desmoronado por sí solo, cuando no dos sino tres edificios son los que se desmoronaron Millones de personas han aceptado ciegamente, sin ninguna prueba, la versión del gobierno y de los medias, según la cual, 19 árabes, sin conocimiento elemental de pilotaje, fueron responsables de los ataques aéreos con precisión sincrónica y de la matanza emanada el 11/9. Ese mismo gobierno y esos mismos medias no han mostrado ningún interés en profundizar o a investigar las numerosas preguntas planteadas acerca de los ataques

A pesar de la censura masiva que reina en la mayor parte de Occidente, muchas personas, gracias a los medios alternativos, saben que el movimiento 911TRUTH tiene cientos de personas trabajando en investigación, presentaciones judiciales y divulgación de indicios, pruebas y hipótesis sobre lo sucedido realmente el 11-9.

En este grupo de investigadores-luchadores, hay ex funcionarios de gobiernos, agentes de inteligencia, militares, pilotos de combate, periodistas, profesores universitarios, psiquiatras, familiares de víctimas, esto dentro de los EEUU.

Se está difundiendo también que órganos gubernamentales y funcionarios de gobiernos extranjeros están volcándose seria y públicamente a confiar más en la verdad de los científicos que en las “historietas conspirativas” promocionadas por Bush, Blair, Olmert, Aznar y otros gobernantes.

El parlamento venezolano, el presidente Hugo Chávez, el parlamento japonés, el ex presidente de Italia Francesco Cossega, el ex ministro alemán Andreas von Bülow,  entre otros, manifestaron públicamente que no sólo creen que el 11-9 fue un trabajo “interno” de los gobiernos de Bush, Israel y otros, sino que puede volver a repetirse(18).

 

 

Referencias

(1) La Operación Northwood (1962), preveía  asesinar a un buen número de ciudadanos, cuando éstos estuviesen en un avión de línea.

(2) LINDORFF Dave: La doctrine Cheney : tirez d'abord sur vos amis. Source: Shoot Your Friends First - The Cheney Doctrine
http://www.counterpunch.org/lindorff08042008.html, Traduction : le Grand Soir

(3) Zbigniew Brzezinski: Le Grand Échiquier

 (4) David Ray Griffin:  Desenmascarando el 11 S

            También consultar Daniele Ganser ,es un historiador de la universidad de Zurich, su libro  NATO’s Secret Armies (Ndt :las armas secretas de la OTAN) estudia el terrorsmo de estado durante la guerra  fría.  Ha escrito, uno de los capítulos del libro de David Griffin 9/11 and American Empir : Academics speak out (Ndt : 11 de septiembre y el imperio americano : los universitarios hablan).

 

(5) El periodista francés Thierry Meyssan, autor de los libros  auteur des livres L'effroyable imposture et Le Pentagate, fue el primero en apoyar que el Pentágono no ha sido golpeado por un avión, sino por un misil. Su análisis se funda daños en los daños causados al edificio, especialmente la talla y la posición del punto de impacto, los restos encontrados en el césped, etc.  Para el presidente de la Red Voltaire, los atentados del 11 de septiembre son un acto de terrorismo interior.

 

(6)  ¿Será una coincidencia que justo antes del 11-S, Cathleen P. Black, que tiene conexiones con la CIA y el Pentágono y es presidente del emporio revisteril Hearst Magazines, propietario, a su vez, de la revista Popular Mechanics, despidió al editor jefe y viejos miembros del equipo  e instaló a James Meigs y a Benjamín Chertoff, este es un sobrino del capo de la administración Bush Michael Chertoff? Fueron Meigs y Chertoff los que produjeron el informe que luego el profesor Griffin se ocupó de destripar.

(7) Kurt Sonnenfeld: El perseguido, edición planeta, 2009.

(8) La poussière des ruines du World Trade Center contenait un mélange aluminothermique actif, Traduction : Julie Lévesque pour Mondialisation.ca

(9) Para ver los dos videos de las manifestaciones: http://www.infowars.com/danish-prime-minister-knew-wtc-would-collapse/#

(10) Nafeez Mosaddeq Ahmed, director ejecutivo de] l'Institute for Policy Research & Development de Brighton Seis meses después de los atentados publica  publie The War on Freedom: How and Why America Was Attacked, September 11, 2001 (La guerra contra la libertad : Cómo y porqué fue atacada el 11 de septiembre 2001,  fue  un bestseller  en Estados Unidos e Italia, país donde obtuvo el premio Nápoles en 2001, su Segundo libro,  en venta desde julio 2005, en francés desde el 20 de agosto 2006, se trata de:” La Guerre contre la vérité: 11 Septembre, désinformation et anatomie du terrorismo”, Éditions Demi-Lune, 512 pages (ISBN 2952557152) (Traduit de l'anglais par Monique Arav et Kiersten Weeks). James Bamford, periodista de investigación, autor:“ A Pretext for War : 9/11, Iraq, and the Abuse of America's Intelligence Agencies”. Andreas von Bülow, fue secretario de Estado ante el Ministerio federal de Defensa de 1976 a 1980, publicó:“ Die CIA und der 11. September. Internationaler Terror und die Rolle der Geheimdienste (Piper Verlag GmbH, München 2003, (ISBN 3492045456), Bruno Cardeñosa, periodista y escritor, publicó: 11-S Historia de una infamia (Ediciones Corona Borealis, 2003, (ISBN 849564553X)). Asimmiso publicó una investigación sobre los atentados de Madrid.

David Ray Griffin, profesor de filosofía de religiones y teología, autor de : « Le Nouveau Pear Harbor, questions dérangeantes à l'administration Bus », éditions Demi-Lune, septembre 2006, 288 pages, (ISBN 2952557128) (Traduit de l'américain par Pierre-Henri Bunel). Y «  Omissions et manipulations de la Commission d'enquête sur le 11 Septembre », éditions Demi-Lune, septembre 2006, 360 pages, (ISBN 295255711X) (Traduit de l'américain par Pierre-Henri Bunel).

Sander Hicks es autor de Sander Hicks est l'auteur de The Big Wedding: 9/11, The Whistleblowers, and the Cover-Up, (ISBN 097527631X).

Daniel Hopsicker, se ocupa de la página web  Mad Cow Morning News. Autor del libro Welcome to Terrorland: Mohamed Atta & the 9.11 Cover-up in Florida, (ISBN 0970659164).

Peter Lance, periodista de investigación, autor de “ Cover Up : What the Government Is Still Hiding About the War on Terror, (ISBN 0060543558).

Jim Marrs  es autor de “ Inside Job, Unmasking the 9/11 Conspiracies, (ISBN 1579830137).

Thierry Meyssan, presidente de la Red Voltaire, es el primero en haber investigado los supuestos errores de la versión oficial, primero en Internet publicando «  11 septembre 2001 : L'Effroyable imposture y “Le Pentagate, respectivamente en marzo 2002 y septiembre 2003.

Michael C. Ruppert, autor de de Crossing The Rubicon: The Decline of the American Empire at the End of the Age of Oil, (ISBN 0865715408), afirma  que la administración Bush sabía lo de los ataques y señala a Dick Cheney como sospechoso número uno en el 11/9”)

Webster G. Tarpley, historiador e investigador, se ha especializado en las investigaciones en las operaciones de comandos o terroristas, utilizando falsas reivindicaciones para provocar un engranaje conflictivo, es miembro de la conferencia anti-imperialista Axis for Peace, autor de La Terreur fabriquée, Made in USA, éditions Demi-Lune, septembre 2006, 544 pages, (ISBN 2952557144) (Traduit de l'américain par Tatiana Pruzan et Benoît Kremer)

Paul Thompson, autor de “The Terror Timeline, A Comprehensive Chronicle of the Road to 9/11 and America's Response (ISBN 0060783389). La chronologie de Thompson devrait être disponible en français sur http://www.chronologie11septembre.info/.

Michael Zebuhr , preparaba una tesis doctoral en biología en la Universidad Clemson, figuraba entre los miembros del movimiento  « Scientifiques pour la vérité sur le 11 septiembre » ( Scholars for Reopen ), donde también desempeñaba la función de coordinador, fue asesinado por una bala en la cabeza el 25 de marzo 2006, dos individuos le pidieron la cartera se las dio sin resistencia y sin razón aparente le asestaron un tiro, murió 24 horas después.

Laura Knight-Jadczyk et Joe Quinn : 11 septembre, l'ultime vérité (titre original : 911, the Ultimate Truth, sorti en 2006), les Éditions Pilule Rouge, 2006

 (11) He aquí, el texto de la petición: « Nous, les soussignés, citoyen du Canada, voulons attirer l’attention de la Chambre sur ce qui suit : Que, des témoignages et des preuves scientifiques démontrent que le rapport de la commission d’enquête officielle sur les évènements du 11 septembre 2001 est un document frauduleux et que ses auteurs, consciemment ou inconsciemment, sont coupables d’occulter les évènements réels du 11 septembre 2001. Les preuves amassées démontrent de façon évidente que les tours 1, 2 et 7 du World Trade Center ont été démolies a l’aide d’engins explosifs et que la théorie officielle supportant la thèse que les trois tours se sont écroulées suite à l’impact des avions et de la chaleur des incendies qui suivirent est de façon irréfutable, fausse.

Nous croyons fermement que des éléments au sein du gouvernement états-unien ont été complices du meurtre de milliers d’innocents le 11 septembre 2001. Cet évènement a conduit le Canada à s’engager dans la prétendue « guerre au terrorisme » et à changer notre politique nationale et internationale pour le pire. Le 11 septembre 2001 va continuer à avoir des conséquences néfastes pour tous si nous refusons d’examiner les faits attentivement et de façon objective.

Par ces motifs, les signataires de la présente pétition demandent au Parlement :

(1) De lancer immédiatement sa propre enquête sur les évènements du 11 septembre 2001 au nom des 24 citoyens canadiens tués le 11 septembre 2001 à New York City.

(2) Agir de façon légale, à la lumière de sa propre enquête, en aidant à poursuivre en justice les vrai coupables devant les juridictions internationales.

Pour la vérité et la responsabilité,  » en : Les députés néo-démocrates canadiens mettent en cause l’administration Bush dans les attentats du 11 septembre, voltairenet.org, 13, juin 2008

(12)Hace unos años, los detractores podían clamar que todos los expertos acreditaban la tesis oficial que el « movimiento por la verdad sobre los atentados del 11 septiembre », así denominado se componía de teóricos de la conspiración con falta de lógica y de conocimientos científicos. Pero, desde que el físico Steven Jones, el químico Kevin Ryan y otros científicos comenzaron a expresarse.  Diversas organizaciones de intelectuales y universitarios se formaron : Los universitarios por la verdad, Los universitarios por la verdad y la justicia, el SPINE(acrónimo del panel científico para investigar sobre el 11 de septiembre). Después surgieron diferentes organizaciones profesionales, tales como los Antiguos combatientes para la verdad sobre el 11 de septiembre y los Pilotos por la verdad sobre el 11 de septiembre. Richard Gage constituyó el grupo Arquitectos e ingenieros por la verdad sobre el 11 de septiembre y en un año ha reunido a más de 400 arquitectos e ingenieros profesionales que habían firmado una petición solicitando la apertura de una nueva investigación. Ver: David Ray Griffin*Manifestation pour la vérité sur le 11-Septembre à Bruxelles, 29 août 2008, voltairenet.org

(13) Según el padre de Mohamed Atta, su hijo le llamó, un día después de los atentados el 12 de septiembre al medio día y hablaron durante unos minutos: Kate Connolly: Mohamed Atta toujours vivant? Le père soutient que le chef allégué est toujours vivant, The Guardian,  le 2 septembre 2002

(14) Michel Chossudovsky :Camouflage ou Complicité de l'Adminstration Bush? Les terroristes des attentats du 11septembre étaient-ils liés aux services de renseignement pakistanais ? Aut' Journal, novembre  2001.

(15) Alexandra Richard: “La CIA aurait rencontré Ben Laden en juillet” Le Figaro, le 31 octobre 2001 y también ver Alexandrine Bouilhet:” Guerre Contre Le Terrorisme”, Le Figaro , del 01 de noviembre de 2001

(16) Chris:Un goût amer dans la Bush uzine,  http://www.uzine.net/ , 13 de diciembre  2001

(17) Michel Chossudovsky: Une enquête-bidon sur le 11 septembre, L'aut' Journal - 2003-02-10

(18) James Fetzer : Diferencias entre «Teorías Conspirativas» compulsivas y científicas en el 11-9, voltairenet.org, 15 de mayo 2008.

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires