Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
26 novembre 2014 3 26 /11 /novembre /2014 11:17

El bloguero Monn of Alabama link nos ayuda a comprender lo que se trama en el terreno. Una parte de las fuerzas mercenarias han entrado en conflicto con los intereses de la cábala liderada por Estados Unidos Francia, Inglaterra e Israel, cuando atacaron el Kurdistán iraquí, donde el ejército americano tiene una base en Harir que fue una base aérea de Saddam Husein y después fue utilizada por las fuerzas estadounidenses durante y después dela invasión de Irak en 2003.

 

Lo importante del artículo es el hecho de que la aviación americana bombardea el Frente al-Nosra en el norte sirio, mientras  apoya la misma organización en el sur del país en la región próxima del Golán ocupado por la entidad sionista y la frontera jordana. El objetivo no es destruir a los mercenarios sino el de alejar a los elementos reacios.

 

Cuando la administración Obama ha declarado haber bombardeado al “grupo Khorasan” en el norte sirio, los especialistas se han preguntado lo que esto quería decir. No existía y no existe ninguna organización con este nombre. Lo que la administración Obama llamaba grupo Khorasan eran dirigentes de Jabhat al-Nosra, la rama siria de Al-Qaida que estaba activa en Afganistán y en Pakistán, hace algunos años antes de llegar a Siria. Entonces, ¿por qué hacer una distinción entre Jabhat al-Nosra que está activa en toda Siria y un grupo dirigente de la misma organización situados en el norte de Siria?

Siria.png

Mi sentimiento, es que existe una cooperación activa entre Jabhat al-Nosra y los Estados unidos, particularmente en el sur de Siria, y que la distinción ha sido hecha para mantener en el lugar una forma insustancial de alianza en el sur. Los mercenarios del Ejército Siro Libre en el sur han sido entrenados y armados por la CIA en Jordania y están controlados desde una sala de operaciones multinacional en algún lugar de Amman, y que recibe también apoyo de Israel. En el transcurso de estos últimos meses, el ASL, con los combatientes de al-Nosra, tropas de choque que se han apoderado de porciones importantes de territorio a lo largo de la frontera de Siria con Jordania e Israel. El objetivo es, así como lo hemos señalado hace dos meses, abrir un corredor hacia Damasco. Sus avances en detrimento del ejército sirio en la zona fronteriza, han sido realizados con el apoyo de los tiros de apoyo de la artillería israelí.

Reuters confirma hoy en día que al-Nosra, como habíamos escrito está en la vanguardia de los combates en sur.

Combatientes del Frente al-Nosra afiliado a al-Qaida y otros insurgentes han atacado y hecho una breve incursión en Baath City, el sur del país, el jueves, el último bastión importante del ejército en una provincia que linda con las alturas del Golán bajo ocupación israelí.

----------

Centenares de combatientes de al-Nosra que han huido de la provincia oriental de Deir al-Zor después de haber sido expulsados por el Estado islámico en el curso de este año se han reagrupado en el sur de Siria donde han reforzado la presencia rebelde en el sector según los activistas.

---------

“Este refuerzo” ha permitido a los combatientes hacerse cargo de esta zona” declara Abou Yahia al-Anari, un combatiente de Ahrar al-Sham.

Las victorias de los insurgentes desde el comienzo de este año han sido principalmente obtenidas por el Frente al-Nosra en asociación con otros rebeldes y brigadas islamistas que combaten en alianza con el Ejército Sirio Libre apoyado por Occidente. A diferencia de los rebeldes que combaten en el norte, están bien coordinados hasta el momento.

En el norte, el Frente al-Nosra combate a grupos de mercenarios apoyados por Turquía y los Estados Unidos. En cambio, en  el sur coopera con esta clase de grupos que son apoyados, equipados y entrenados por los Estados Unidos, desde Jordania e Israel.

En el norte al-Nosra ha sido rebautizado “grupo Khorasan” de manera a que se puede bombardear sin poner en peligro la alianza entre el ejército Sirio Libre y el Frente al-Nosra.

Los combatientes de al-Nosra en el sur utilizan por supuesto armas y equipamientos que las unidades del Ejército Sirio Libre reciben de la CIA y otros servicios secretos. Estos grupos combaten juntos y se reparten naturalmente los recursos.

En octubre, un mes después de haber señalado las operaciones en el sur, el Washington Institute, una pieza del lobby sionista en los Estados Unidos, ha reconocido, sus planes y exhortado a más el apoyo de Israel y Estados Unidos en el frente sur. Minimizaban, claro está, a sabiendas la participación de al-Nosra.

Una asistencia coordinada en el sur por parte de los jordanos, los israelitas y los aliados, podría permitir reforzar los rebeldes sirios moderados en esta región, evitando una toma de control de los extremistas y facilitar la campaña en curso contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EILL).

 

De momento, lo esencial del apoyo israelí a los batallones locales moderados y no islamistas, a lo largo de la frontera se ha limitado a una ayuda humanitaria, tales como los cuidados ofrecidos a 14000 sirios heridos en los hospitales israelíes, manteniendo frecuentes  reuniones  en Tiberíades, pero sólo una pequeña cantidad de armas les ha sido dadas, esencialmente lanzacohetes.

 

Las operaciones en el sur no tienen nada que ver con el EILL, con una presencia limitada, están dirigidas contra el ejército sirio, el gobierno sirio y la población de Damasco. Los combates están conducidos, como lo ha reconocido Reuters hoy, por milicianos del Frente al-Nosra y un apoyo americano e israelí es aportado a los grupos locales del Ejército Sirio Libre que están estrechamente alineados con al-Nosra.

 

Los Estados Unidos e Israel están seguramente al corriente de lo que Reuters relata y que nosotros habíamos afirmado antes. Han armado y continúan armando a los grupos que cooperan estrechamente y comparten con al-Qaida sus recursos obtenidos junto a Israel y los Estados Unidos.

Fuente: http://www.moonofalabama.org/

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires