Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La interminable histeria COVID de China es un experimento oscuro en el condicionamiento social

Publié par Contra información sur 20 Août 2022, 15:50pm

La interminable histeria COVID de China es un experimento oscuro en el condicionamiento social

Muchos argumentarían que los estadounidenses se han "dejado llevar" ante las restricciones del covid y a las presiones ejercidas por las vacunas, cuando hay muchas pruebas de que ninguna de estas medidas ha tenido efecto alguno en la detención o ralentización de la pandemia. Pero la noción de pacifismo estadounidense es simplemente falsa. Si así fuera, Estados Unidos se parecería mucho más a China en estos momentos.

La oposición creciente a los confinamientos sin sentido de covid y a los pasaportes de las vacunas fue un pilar en los EE.UU. que hizo imposible la aplicación de la ley por parte del gobierno. El intento de Joe Biden de introducir normas federales de pasaporte de vacunas para las empresas fracasó estrepitosamente, los estados rojos desafiaron los confinamientos a los pocos meses del comienzo de la pandemia, y los estados que mantuvieron las restricciones tuvieron tasas de infección más altas mientras sus economías se hundían. Cuando quedó claro para el establecimiento que millones de estadounidenses no iban a cumplir, tuvieron que retroceder.

Incluso los estados y ciudades azules se han visto obligados a reconocer que la farsa ha terminado; el condado de Los Ángeles intentó recientemente reintroducir los requisitos de máscara y la medida fracasó, ya que muchos municipios dijeron que planeaban ignorar cualquier nueva ordenanza. La tasa de letalidad media del 0,23% del covid no era una amenaza suficiente para convencer al público de que renunciara a sus derechos constitucionales.

Sin los millones de personas valientes que se negaron a obedecer, nuestro país podría ser muy diferente hoy. El PCCh se ha enfrentado a poca oposición pública a sus draconianas normas de covid, y cuando la hay, no se preocupa mucho porque la población está completamente desarmada. Esto ha creado un mundo de pesadilla para los ciudadanos. De hecho, casi parece un experimento para determinar el grado de tortura psicológica y opresión que los seres humanos están dispuestos a soportar.

Las Cheerleaders (animadoras) del mandato se jactan sin cesar de que China ha detenido efectivamente la propagación y está dispuesta a reabrir sus puertas mientras el mundo occidental se tambalea porque nos negamos a someternos y aceptar la tiranía médica "por un bien mayor". Hoy, estas mismas personas guardan silencio mientras China atraviesa una serie de epidemias y confinamientos en ciclo perpetuo.

Mientras tanto, la mayoría de los países occidentales han reabierto y algunos lugares (como decenas de estados conservadores) llevan más de dos años abiertos. ¿Recuerdan cuando los izquierdistas y los gobiernos extranjeros dijeron que moriríamos en las calles y que lamentaríamos nuestra decisión de seguir la ciencia en lugar de la histeria? Sí, la gran limpieza de conservadores que esperaban nunca sucedió.    

Los sistemas autoritarios abiertos requieren la participación dramática de las personas controladas. Deben querer estar confinadas, de lo contrario el sistema no puede continuar y acabará siendo derrocado. Se puede preguntar si el pueblo chino aún recuerda por qué sigue confinado. ¿O simplemente ha aceptado las obligaciones como la nueva normalidad?

En la actualidad, las pruebas masivas de covid son una práctica habitual en la mayoría de los grandes centros de población de China. Casi todas las empresas importantes o los edificios gubernamentales deben presentar una prueba de covid negativa. Esta implacable prueba forma parte de la política china de "cero covid" y ha llevado a la instalación de cabinas de prueba en casi todos los barrios.

China ha perfeccionado el uso de los códigos QR y las aplicaciones de seguimiento para mantener al público catalogado; sin estas aplicaciones y códigos, un ciudadano chino se encontraría en la imposibilidad de encontrar un trabajo o participar en la economía. Antes morirían de hambre; el mínimo riesgo de morir de covid sería lo más alejado de su mente.

Aunque el test PCR suele indicar que los casos asintomáticos son exactamente los mismos que las infecciones completas, el PCCh no reconoce la diferencia y trata cada caso como si cada persona fuera el paciente cero de un apocalipsis zombi.

Por ejemplo, un niño de seis años con covid asintomático dio positivo y se ha descubierto a través de las aplicaciones de seguimiento que había visitado una tienda de IKEA en Shanghai unos días antes. Así que, en lugar de admitir que las pruebas y el rastreo son un sistema defectuoso que no hace nada para evitar la propagación del covid, las autoridades del PCCh trataron de cerrar el edificio de IKEA con cientos de personas dentro durante una semana. Aquí está el resultado:

La locura de las pruebas se ha extendido incluso a los animales. El gobierno exige ahora pruebas para 5 millones de pescadores, así como pruebas en el PESCADO que entregan los buques pesqueros comerciales en los puertos chinos.

La imagen de un pez sometido a un test de covid es bastante hilarante, pero es importante señalar que el PCCh probablemente no sea tan estúpido como para creer que el covid se transmite a través de productos del mar. Es más probable que se trate de desencadenar una tormenta de condicionamiento público para convencer a la población de que el covid está en cada esquina y debajo de cada cama para siempre. El objetivo es emprender una campaña constante de miedo para que la población sea más obediente. Es una evaluación para ver qué puede hacer el gobierno. Y, al menos en China, pueden salirse con la suya.

El horror orwelliano que representa China ha acabado con su industria turística. Millones de potenciales visitantes extranjeros temen ahora quedar atrapados dentro de las fronteras de China si hacen coincidir su visita con otro confinamiento masivo sorpresa. La economía china sufre enormemente esta cultura de confinamiento, pero al PCCh no le importa. La experiencia es más importante que cualquier otra cosa.

Esto nunca terminará. Una vez que un gobierno consigue ese tipo de poder omnipresente, no hay nada que le impida mantenerlo. Aunque Estados Unidos tiene muchos problemas que resolver y muchos elitistas en puestos de autoridad que desalojar, al menos tenemos una oportunidad. Algunos lugares, como China, están tan envenenados por la autocomplacencia que no pueden escapar de la bota; ya ha descendido sobre ellos.

zerohedge

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article
J
Tremendo artículo gracias por postearlo!! Tenemos que evitar por todos los medios que ese modelo social de auténtica PESADILLA PERPETUA se instale en nuestros países. La élite asesina transnacional, esa que está detrás del juego demoplutocrático de izquierdas y derechas partidocráticas, quiere extenderlo al planeta entero y hay mucho colaborador inconciente a nuestro alrededor. Tratemos de despavilarlos a como de lugar y que vean de frente y sin filtro el HORROR DEFINITIVO QUE SE AVECINA.
Répondre
C
Estamos de acuerdo contigo. Un saludo

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents