Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Miseria y hambruna: Tercera Fase del Gran Reinicio

Publié par Contra información sur 9 Juin 2022, 17:24pm

 Miseria y hambruna: Tercera Fase del Gran Reinicio

Estamos casi a la mitad del año 2022 y lo menos que podemos decir es que hemos entrado de lleno en el "Mundo del Después" a escala planetaria.

Es cierto que en Francia, las elecciones (legislativas, presidenciales) son por el momento uno de los medios que permiten desviar la atención del público en general, pero lo cierto es que nuestras vidas han comenzado a ser realmente diferentes desde hace unas semanas. ...

Escasez de ciertos productos (alimentos, materias primas), inflación galopante, bonos de inflación/cupones de alimentos, histeria de guerra de líderes políticos no elegidos (en particular con las declaraciones del Soviet Supremo Europeo / la Comisión Van der Leven de la UE), economías en gran dificultad, la propaganda agresiva del LGBTismo y las reformas sociales vinculadas al final de la vida, la aceleración de la agenda verde y la digitalización, el "mundo del después" se nos impone frontalmente sobre muchos niveles desde principios de 2022. Después del pretexto de la pandemia, que no ha terminado y se va a reactivar, como bien explicó Bill Gates. Luego la "guerra" permanente desde el primer trimestre de 2022, parece que ahora estamos inaugurando la  tercera fase del Gran Reinicio: la de la miseria y el hambre. Las últimas portadas de The Economist, sobre todo la última) no nos escatiman y anuncian el color con bastante claridad.

Como también indican ciertas declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas o del máximo responsable de la Fundación Rockefeller, otra gran crisis se está gestando y esta vez corre el riesgo de afectar nuestros estómagos  y nuestras neveras...

En efecto, la hiperclase globalizada, sin embargo nos advirtió en 2019 (ver portada The Economist), los jinetes del Apocalipsis del Gran Reinicio descenderían sobre los restos del viejo mundo. Así, la peste y la guerra darán paso al hambre, sin extinguirse.

¡Todos estos temas relacionados con el proyecto de la Gran Narrativa (elementos de lenguaje y la máscara de  marketing del Gran Reinicio) tienen como objetivo hacernos aceptar el mundo que nuestro establecimiento político nómada y apátrida está construyendo para nosotros: ¡el famoso Build Back Better!

Crash financiero y depresión en marcha

Entonces, para cualquiera que siga las noticias financieras con un ojo experimentado, pudimos ver que el final de la gran burbuja especulativa de la Tech tan esperada había estado en marcha durante varias semanas. En realidad, desde finales de 2021, las acciones de pequeña tecnología ya habían comenzado a caer.

Pero a partir de mayo, podemos hablar realmente de un desplome de una escala impresionante, que es cierto que no atrae realmente la atención de los principales medios de comunicación.

Sin embargo, todos los pequeños operadores bursátiles que han visto beneficios y capitalizaciones de mercado récord entienden que el boom fabricado de 2021 ha terminado en los mercados financieros.

Evidentemente, esta tendencia está en consonancia con las políticas de los principales bancos centrales, que están planeando y empezando a aplicar pequeñas subidas de los tipos de interés. Esto tiene como consecuencia, en una economía mundial totalmente alquímica y administrada desde las medidas de "cueste lo que cueste" para salvar temporalmente el sistema, sancionar automáticamente a las empresas que cotizan en bolsa, ya que el dinero se dirige naturalmente a estos nuevos bonos del Estado (considerados como más seguros que las acciones) y, por lo tanto, éstos se vuelven más rentables que los antiguos.

Por consiguiente, ahora es el turno de los gigantes de la tecnología verse afectados por el inicio del gran cataclismo financiero mundial. Que conste que Jeff Bezos (Amazon) ya ha perdido 45.000 millones de dólares, mientras que la fortuna de Elon Musk ha caído en 100.000 millones. Y el filántropo Bill Gates (Microsoft), que se ha volcado en las vacunas y la agricultura, ha perdido unos 25.000 millones de dólares en un año. Una bagatela, dirán algunos, pero hay que tener en cuenta que para los mercados financieros, el eufórico expolio de 2021 ha terminado efectiva y oficialmente.

Esta últimas, apoyadas por el enfoque "cueste lo que cueste", había permitido además el desarrollo y crecimiento en las proporciones faraónicas de las grandes burbujas especulativas. Y obviamente, en el momento de la proclamación oficial del Gran Reinicio, una de los más importantes era y sigue siendo la burbuja tecnológica.

Evidentemente, ya en 2020 y sobre todo en 2021, os advertimos (aquí) que estábamos en «the everything bubble» (burbuja de los bonos, burbuja inmobiliaria, basadas en activos concretos/tangibles.

La burbuja tecnológica fue la que más sufrió este efecto de euforia en los mercados. También se había visto reforzada de forma natural por el ahorro doméstico durante los confinamientos y la narrativa mediática en torno a la nueva normalidad (digital).

Sin embargo, el regreso de la inflación (con fuerza) y los anuncios de la Fed de subir los tipos de interés están repercutiendo en la bolsa estadounidense. Es sólo cuestión de semanas para que la crisis financiera sea oficial. Incluso Lloyd Blankfein (ex consejero delegado de Goldman Sachs) está empezando a hablar de ello.

Pequeño paréntesis, aquí en casa en Europa, el BCE de Christine Lagarde también se verá obligado a frenar las políticas acomodaticias de exceso de liquidez en un intento de "luchar contra la inflación".

Para que conste, Lagarde también indicó que el Banco Central no estaba en "modo de pánico" respecto a la subida de los tipos de interés oficiales. Esto implica que los bancos centrales no pueden hacer nada en la situación económica actual.

Pero volviendo al hegemón americano, hay que entender que en menos de un año, casi la mitad de las empresas que componen el índice Nasdaq Composite (Bolsa de Tecnología) han perdido el 50% de su valor. Esto no tiene precedentes desde el estallido de la burbuja de Internet en el año 2000.

Aunque los principales medios de comunicación de Europa no destacan esta realidad por el momento, los Estados Unidos de Biden han entrado de nuevo en una crisis financiera colosal.

Para decirlo en términos bursátiles: "Los gigantes tecnológicos están cayendo, las previsiones financieras son decepcionantes y el banco central predice una fuerte corrección, ya que algunos indicadores de valoración del mercado de valores apuntan a un nivel exuberancia persistente.

Así, desde abril acabamos de inaugurar una nueva gran crisis financiera. ¿Será el cataclismo financiero que se cierne sobre nosotros desde hace varias décadas? Solo quienes controlan los bancos centrales y los mercados pueden responder a esta pregunta (BlackRock, The Vanguard Group o el consorcio de la Reserva Federal, JP Morgan, Goldman Sachs)

Como hemos dicho, tras un año 2021 completamente loco para las distintas bolsas mundiales, 2022 marca el punto de inflexión, una especie de contragolpe, una vuelta parcial a la realidad, dos años después de las locuras alquímicas de los bancos centrales que habían favorecido el ahorro. y el fácil endeudamiento para seguir estimulando la economía.

La enorme burbuja de la Tech finalmente ha estallado. Nótese de nuevo, a partir de ahora las acciones de los gigantes digitales han perdido más de una cuarta parte de su valor bursátil en un mes, como ya lo habían hecho en el año 2000. Y esto no ha terminado...

Y, lamentablemente, incluso si el sistema financiero mundial se está muriendo debido a un excedente de capital, los billones volatilizados en el mercado de valores seguirán estando perdidos en algún lugar, en uno o más sectores de la economía real.

Y obviamente esto no quedará sin consecuencias… Las empresas en particular las de la Tech tendrán que reorganizar sus políticas de inversión y algunas de sus adquisiciones. Miles de empleados de estas empresas, acostumbrados a ver crecer sus ingresos, su patrimonio y sus oportunidades laborales durante al menos dos décadas, sufrirán un duro regreso a la realidad. Después, grandes y pequeños inversores han sufrido y también sufrirán pérdidas colosales, arrastrando a otros actores financieros a esta gran caída...

El estallido de la burbuja tecnológica es realmente solo la consecuencia del fin del “dinero fácil”, que ha permitido que los grandes parásitos financieros globales se enriquezcan considerablemente en los últimos años.

No mencionaremos aquí el espectacular colapso de la burbuja de los criptoactivos, que de hecho está directamente relacionado con el estallido de esta burbuja tecnológica.

Así, el caos financiero, no oficial por el momento, se verá respaldado por otro desmantelamiento organizado y planificado por los partidarios del Gran Reinicio, y que para el ciudadano medio será probablemente mucho más preocupante en el día a día...

Escasez organizada

Así, mientras la pandemia aclimataba al mundo a los confinamientos, normalizaba la aceptación de las inyecciones experimentales, precipitando la mayor transferencia de riqueza a las grandes multinacionales diezmando las pequeñas estructuras independientes (PYMES) y preparando a las poblaciones para un futuro digital en un contexto de deuda exponencial, en las últimas semanas se ha puesto en marcha un vector adicional para acelerar el colapso económico antes de que las naciones y los pueblos puedan reinicializados.

Como vemos día a día, actualmente la guerra entre Rusia y Ucrania está siendo utilizada como motivo principal para causar interrupciones sin precedentes en las cadenas de suministro mundiales, agravando así la escasez de materias primas (energía: por ejemplo, combustible) además de inducir niveles crónicos de inflación.

Esta guerra permite a la oligarquía financiera (fácilmente identificable como las personalidades afiliadas y presentes en el Foro Económico Mundial celebrado hace apenas unos días) forjar el "gran enemigo" para los próximos años.

Este conflicto (que en realidad no afecta a las clases medias y trabajadoras francesas e incluso occidentales) sirve para legitimar políticamente y narrativamente la combinación de crecimiento inferior a la media y una hiperinflación que forzará la formación de una subclase económica mundial.

Pero la guerra no lo explica todo. En particular, por qué en Estados Unidos, por ejemplo, ha habido un repunte muy extraño de incendios en fábricas de fertilizantes y centros de alimentación, etc. desde principios de este año.

Porque sí, la realidad siempre es un poco "conspiranoica", desde el 1 de enero de 2022 se han producido 16 inquietantes incendios (lista no exhaustiva) en instalaciones clave de la industria alimentaria en Estados Unidos, y eso sólo desde principios de 2022...

#1 Salinas, Californie #2 Hermiston, Orégon #3 Conway, New Hampshire #4 San Juan, Texas #5 Jonesboro, Arkansas #6 Mauston, Wisconsin #7 ¡Error! Referencia de hipervínculo no válida. #8 Belfast, Maine #9Leoti, Kansas #10 Claypool, Indiana #11 Winston-Salem, Caroline #12 Sunnyside, Washington#13 Lecompte, Louisiane #14 Maricopa, Arizona #15 Dufur, Oregon #16 Planfield, Indiana

Evidentemente, la gran depresión financiera que está comenzando también agravará concretamente la sed mundial de recursos y reducirá con toda seguridad las posibilidades de autosuficiencia. La agenda de la hiperclase es, por tanto, aumentar drásticamente la dependencia de los subsidios gubernamentales (lo que aumentará aún más las deudas públicas de los moribundos estados-nación).

Además, con el empobrecimiento general de una gran parte de la mano de obra mundial y la gran escasez que se avecina en los próximos meses, muy rápidamente podría haber un preludio para la introducción de un ingreso básico universal para "los que no son nada", lo que acabará conduciendo a un orden neofeudal muy estratificado en la mayoría de nuestros países.

También cabe señalar que esta narrativa de la guerra permite aclimatar perfectamente las mentes a las escaseces de alimentos creadas y estas ofrecen una gran ayuda a la industria de la biología sintética, porque la convergencia de las tecnologías digitales con la ciencia de los materiales y la biología está cambiando radicalmente el sector agricultor. Por lo tanto, esto podría alentar en los próximos meses la adopción de alternativas basadas en plantas cultivadas en el laboratorio.

Como todo el mundo sabe, Rusia y Ucrania son dos de los graneros del mundo y la crítica escasez de cereales que nos dicen, combinada con la de fertilizantes, aceites vegetales y alimentos esenciales, jugará también el juego de la biotecnología para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad.

No es baladí que nuestros grandes medios de comunicación desde hace algunos años hacen la  promoción  de varias start-ups de imitación de carne, como "Impossible Foods", cofinanciada por Bill Gates, o Aleph Farms, en Israel.

Además, con la agenda verde y los objetivos de desarrollo sostenible defendidos en particular por la Unión Europea y la ONU (Fit For 55Agenda 2030) y que de hecho están diseñados por el Foro Económico Mundial, podemos esperar que, a pesar de un contexto financiero catastrófico, más regulaciones gubernamentales inauguran una refundición radical de la producción y el cultivo industrial de alimentos, lo que en última instancia beneficiará a los inversores en la agro-industria y biotecnología, ya que los mercados agroalimentarios se rediseñarán a través de tecnologías emergentes para cultivar proteínas "sostenibles" y de acuerdo con cultivos  patentados genéticamente modificados

Al igual que ocurrió con Big Pharma para la fase 1 del Gran Reinicio, las empresas de agronegocios (Unilever, Danone, Nestlé, Coca Cola Company, Pepsi, Mars, Kellogs, etc.) serán de hecho las grandes ganadoras de la próxima crisis alimentaria.

La concentración de capital es tan alta que detrás de estas empresas transnacionales volvemos a encontrar a los mismos actores que se beneficiaron "financieramente" de la crisis sanitaria (BlackRock, The Vanguard Group, State Street).

Las etapas de la Gran Reinicio pasan pero los "aprovechados" del caos siguen siendo los mismos...

Pero, evidentemente, esta tendencia no es baladí, incluso es casi lógico que estos grandes gestores de activos vuelvan a estar detrás de los grandes actores del desmantelamiento organizado del suministro mundial de fertilizantes.

En este tratamiento del desmantelamiento de las infraestructuras alimentarias mundiales, también podemos mencionar el papel de las empresas transnacionales de transporte marítimo como Louis Dreyfus y MSC (ambas socias del Foro Económico Mundial). Estos grandes armadores mundiales no están inactivos en cuanto a la especulación con las materias primas, bloqueando los puertos y los portacontenedores, petroleros, etc.

Pero para volver más precisamente al desmantelamiento del sistema agroalimentario mundial, nos vemos obligados una vez más a establecer el vínculo mediático con la guerra ruso-ucraniana, que lógicamente condujo (sobre todo a causa de las sanciones atlantistas histéricas contra Rusia) a la escasez mundial de energía, que luego hizo estallar todos los precios: desde el carbón hasta el petróleo y, por supuesto, el gas natural.

Como explica el periodista estadounidense William Engdahl, todos estos aumentos se desencadenaron en realidad mucho antes de la guerra de Ucrania, en parte durante 2021, y son principalmente una consecuencia previsible de las absurdas políticas económicas occidentales de "carbono cero" que han visto cómo los gobiernos corruptos subvencionan una parte cada vez mayor de la electricidad generada por centrales solares y eólicas ineficientes.

Sin embargo, la guerra ruso-ucraniana plantea una cuestión fundamental (retomada por el Secretario General de la ONU, Guterres, muy recientemente) que es la de los abonos nitrogenados. Desde febrero de 2022, e incluso antes con China, esta cuestión de la escasez mundial de fertilizantes (y, por tanto, de una parte importante de la futura producción agrícola) es crucial para entender el caos alimentario mundial que se está instalando.

De hecho, los fertilizantes a base de amoníaco, elaborados a partir de nitrógeno y gas natural o metano, representan casi el 70% de todos los fertilizantes utilizados para los principales cultivos agrícolas, como el trigo, el maíz, el arroz e incluso el café. La subida de los precios del gas natural, entre un 300 y un 500% en los últimos meses, ha tenido un efecto devastador en la producción mundial de fertilizantes, ya que el gas natural representa el 80% del coste de fabricación de los fertilizantes amoniacales.

Además, como señala William F. Engdhal en uno de sus artículos sobre el tema: "Hoy en día, se calcula que la mitad de la población mundial depende de los fertilizantes nitrogenados para satisfacer sus necesidades alimentarias. Según estudios publicados en la revista científica Nature, el 48% de la población mundial en 2008 ya dependía de los fertilizantes nitrogenados para su acceso diario a los alimentos. Esto significa que en 2015, los fertilizantes nitrogenados garantizaron la seguridad alimentaria de 3.500 millones de personas que, de otro modo, habrían muerto de hambre. Por eso, cuando nos fijamos en las acciones tomadas por los gigantes de los fertilizantes nitrogenados CF Industries y Yara International, tenemos motivos para sorprendernos.

Desde 2020 y la proclamación del Gran Reinicio este sector parece ser objeto de un sabotaje en toda regla. El 25 de agosto de 2021, como consecuencia de la devastación de Luisiana por el huracán Ida, El complejo de plantas de amoníaco más grande del mundo, propiedad de CF Industries, se cerró por razones de seguridad y solo se reabrió diez días después. Curiosamente, en ese momento, otras dos fábricas de la misma CF Industries, las del Reino Unido, anunciaron que cerrarían dos fábricas más de fertilizantes el 22 de septiembre, alegando como causa el alto precio del gas natural, mientras que su fábrica en Luisiana había cerrado durante días... Para que conste, estas dos fábricas suministran alrededor de dos tercios de la demanda interna de fertilizantes en el Reino Unido. El gobierno se vio obligado a proporcionar subvenciones de emergencia para reabrir temporalmente una de las dos fábricas para aliviar las presiones. El efecto combinado de estos tres cierres importantes por parte del mismo grupo ha empeorado la crisis mundial de suministro de fertilizantes. Puede que sea una coincidencia que los dos mayores accionistas (en ese momento) de CF Industries sean Vanguard y BlackRock. 

Se están realizando más cierres en Achema en Lituania y OCI en los Países Bajos. Yara International está reduciendo su producción de fertilizantes a base de amoníaco en la UE en un 40 %. Fertiberia en España está cerrando una fábrica así como OPZ en Ucrania, un importante productor de fertilizantes. En Austria, Borealis AG cerró la producción y el mayor productor de amoníaco de Alemania, SKW Piesteritz, redujo la producción en un 20 %.”  

Por lo tanto, si uno analiza seriamente este sector , rápidamente se da cuenta de que el mercado de los fertilizantes nitrogenados está totalmente en manos de quienes ya controlan los engranajes financieros de la economía mundial.

Además, en esta historia de fertilizantes, también debemos admitir que desde 2020-2021 China ha adoptado un comportamiento extraño con la implementación de su llamada estrategia "Covid Cero”, que paraliza toda su economía, en particular sus principales puertos (Shanghai , etc.) y que lógicamente provoca perturbaciones importantes en las cadenas de suministro globales.

Ya en 2021, el sistema capitalista-comunista chino (estructurado en una asociación público-privada como le gusta al capitalismo de partes interesadas de Davos) había decidido además reducir drásticamente o congelar las exportaciones de fertilizantes  por varias razones. Esto provocó un gran impacto de antemano y el comienzo de una creciente escasez internacional de fertilizantes.

China, como principal exportador de fertilizantes, había decretado, a partir del verano de 2021, la prohibición de exportación de fertilizantes nitrogenados y fosfatados hasta junio de 2022. Debido a los altísimos precios mundiales del gas natural y el carbón importados por el Reino Medio, la El país experimentó importantes cortes de electricidad debido al cierre de las compañías eléctricas en lugar de vender energía con pérdidas, pero también debido a un intento de pánico por controlar la inflación interna.

La prohibición de la exportación de fertilizantes sería, por tanto, una consecuencia de esta crisis según el tigre de papel chino. Pero para comprender completamente el papel fundamental de China en la tercera fase del Gran Reinicio, simplemente debe comprender que es simplemente el mayor exportador de fertilizantes nitrogenados a base de urea, que representa casi un tercio del suministro mundial, y también es un importante productor de fosfato.

China, India y los Estados Unidos (países cuyos sistemas agrícolas dependen en gran medida de los agroquímicos) también son, con mucho, los mayores usuarios de fertilizantes nitrogenados del mundo en toneladas por acre. Lo cual es lógico cuando razonamos en términos de necesidades alimentarias para poblaciones de varios cientos de millones de habitantes para estos grandes países.

Como venimos señalando desde hace varios años, China, que ciertamente tiene la misión de destruir la hegemonía estadounidense sobre la economía mundial, y de degradar al dólar (¿antes de la destrucción?), no es en realidad un opositor real al Nuevo Orden Mundial. Es un país que tiene otra partitura para tocar en este gran concierto orquestado por la oligarquía davossiana. El objetivo final es ante todo liquidar definitivamente a la clase media occidental (demasiado gorda y cara para la oligarquía) y en particular a las clases medias europeas.

Las decisiones que se toman en las altas esferas no son en absoluto fruto del azar y se derivan de la incompetencia de quienes pretenden dirigirnos. No, es un plan, una agenda meticulosamente ejecutada por los lacayos del Foro Económico Mundial, este gobierno mundial no oficial de la superclase transnacional que no dice su nombre.

No es casualidad que Davos, un "foro" que promueve el globalismo, esté tan firmemente posicionado detrás de la Agenda del Cambio Climático, porque será necesario hacer que el pueblo "trague" el programa político de la Gran Reinicio. Y, obviamente, la destrucción de nuestras sociedades, de nuestras naciones, del trabajo y, en definitiva, del hombre, debe hacerse sobre la base del gran rescate del Planeta. Los bancos centrales, los gobiernos, las grandes multinacionales, etc., convergerán hacia un único objetivo: "salvar la Tierra para legitimar la destrucción de los pueblos "en beneficio de la pequeña casta del 0,1%". Para estar convencido de esto, basta consultar la lista del Consejo de administradores-asociados (fideicomisarios)  del Foro Económico Mundial.

El programa (la agenda 2030) ya está escrito de antemano.

 

Govcoins para controlarnos a todos

La escasez, el "control" de los alimentos y el rescate de la tierra de la actividad humana bien pueden conducir a la aceleración y aceptación de las monedas digitales programables.

La supervivencia del Planeta y la concepción malthusiana de la vida humana permitirán que nuestras élites nos impongan un instrumento de control total sobre nuestras vidas. Y esta herramienta se llama monedas digitales del banco central (CBDC/ Govcoin).

Este instrumento diabólico, unido inevitablemente a la identidad digital, permitirá un control absoluto de la vida de los individuos. Entonces, en nuestro mundo posterior, la "moneda digital programable" bien puede convertirse en el próximo paso en la nueva normalidad.

Y la escasez de alimentos mencionada anteriormente bien podría servir como garantía para este control digital de las transacciones comerciales. Imaginemos por un momento que en unos meses, el Estado decrete que para un solo individuo inactivo con la RSA o con la futura renta universal, una botella mensual de aceite vegetal es suficiente.

Nada mejor que una moneda digital programable para respetar esta regla. Y puedes aplicar este ejemplo a todos los aspectos y sectores de la vida de un individuo (edad, enfermedad, vacunación, ingresos, aficiones, antecedentes penales)... La moneda digital programable permitirá aniquilar costosos regímenes de control y sanción, ya que “los contratos” hará que las transacciones condicionales (programables) sean posibles o imposibles.

Tu calificación en la plataforma de crédito social no es suficiente para comprar este billete de tren para esta ciudad a 100 km de tu casa. Por lo tanto, no será posible tu desplazamiento. No te has puesto la última dosis de refuerzo de la vacuna, ni te va a ser posible comprar esa entrada de cine, etc….

Más concretamente, como podéis ver a vuestro alrededor, hemos llegado claramente a la fase final de la guerra contra el dinero en efectivo y por tanto a la lucha a muerte contra la más básica libertad económica de las masas.

Los bancos centrales y quienes los controlan, bien podrían en unos meses reemplazar el dinero con códigos QR/tarjetas sujetas (¿antes del chip RFDI? ) a total y estricto control estatal. Pero la búsqueda y establecimiento de monedas digitales de bancos centrales no es nueva y la pregunta surgió mucho antes del estallido del Gran Reinicio y la crisis de Covid.

Se han presentado múltiples excusas y argumentos más o menos legítimos para avanzar en la agenda de adopción de CBDC. Si vamos más allá de los argumentos ridículos como que los billetes transmiten enfermedades, permiten la financiación del terrorismo… Uno de los principales motivos de la innovación de las CBDC es realizar transacciones directamente entre bancos gracias a las CBDC y ayudar a realizar pagos transfronterizos” más barato, más rápido y más seguro". También se avanza en el objetivo de limitar las comisiones de los intermediarios (decenas para determinadas grandes transferencias).

Pero en realidad, el objetivo principal de los futuros Govcoins es ese control casi omnisciente que esta herramienta permite sobre los individuos. El año 2020 también ha acelerado oficialmente el trabajo de los principales bancos centrales en este tema.

Tanto es así que el Centro de Innovación del Banco de Pagos Internacionales (BIS) anunció en 2021 que se asoció con los bancos centrales de Australia, Malasia, Singapur y Africa du Sud para crear dos prototipos de una plataforma de liquidación internacional utilizando múltiples monedas digitales de bancos centrales. (CBDC).

La mayoría de los principales bancos centrales ahora están colaborando entre sí con el objetivo de lanzar monedas electrónicas del banco central (CBDC) en los próximos meses.

El interés real de las CBDC se puede resumir en una cita de Augustin Carstens, peso pesado y director del Banco de Pagos Internacionales, hablando sobre el tema en 2021: "La diferencia esencial [con una CBDC] es que el banco central tendría un control absoluto sobre las normas y reglamentos que determinarán el uso de esta expresión de la responsabilidad del banco central, y dispondría de la tecnología necesaria para hacerlos cumplir.”

Así, todos los bancos centrales quieren ahora su CBDC. China fue el gran iniciador y ahora la Fed, el BCE y el Banco de Japón, etc., están trabajando en la implementación de esta tecnología monetaria.

Como hemos dicho, las monedas digitales son programables, lo que les otorga una ventaja considerable para los gobiernos. El ejemplo del Yuan digital para luchar contra la influencia de los videojuegos  en los jóvenes de China así lo demuestra. Mañana serán el instrumento de poder número uno para los gobiernos.

En un contexto económico chino muy difícil  a pesar de las apariencias y los análisis de fondo, el e-Yuan es un éxito por el momento, pero este éxito solo se explica porque se combina con el establecimiento de un sistema de Crédito Social.

Pero en realidad, el líder histórico en términos de Govcoin no es el banco central chino. No contrariamente a lo que los medios occidentales han presentado durante varios años, el Banco Central "líder" en términos de CBDC es de hecho el Banco de Inglaterra (empresa matriz del capitalismo financiero sin estado).

De hecho, desde principios de la década de 2000 y especialmente desde 2008, el Banco de Inglaterra ha estado trabajando en la sombra en este tema de Govcoin. Analiza oficialmente estas ventajas y desventajas…

Como explicó perfectamente Tom Mutton, director del BoE (especializado en FinTech) , una CBDC tiene sobre todo una ventaja muy grande: "Podrías introducirse la programabilidad [...] Esto podría tener efectos socialmente beneficiosos, impidiendo una actividad que se considera socialmente perjudicial de alguna manera.”

Pero en el caso del BoE, es muy probable que veamos CBDC establecidas por el sector privado (bancos comerciales, grandes empresas transnacionales como VISA, MASTERCARD, etc.) un enfoque menos autoritario que en China, pero sin embargo mucho más más eficaz para la aceptación por las masas de estas medidas. En los próximos meses y años, probablemente serán las grandes multinacionales las que fomenten la adopción de esta tecnología en Occidente...

Pero entonces, ¿por qué esta diferencia? Sencillamente porque el sector privado seguramente se las arreglará mejor para eludir la ira de la gente frente a los líderes políticos corruptos. La agenda verde y todas las inversiones “sostenibles” puestas en marcha por la City y Wall Street abogan a favor de esta hipótesis.

Davos y su capitalismo de las partes interesadas (grandes empresas transnacionales y gobiernos) bien podrían terminar cercando a los pueblos e imponiéndoles este último medio de control a escala planetaria. De esta manera, los gobiernos y los empresarios pueden asegurarse de que el dinero que emiten solo se puede usar para cosas “razonables”, y no para actividades “socialmente dañinas” o “ecológicamente dañinas”… Así que el mejor de los mundos y la dictadura orwelliana podrán fusionarse e imponerse a los individuos.

Lo que es seguro es que con la economía deteriorándose día a día, nuestros líderes acelerarán aún más la narrativa sobre "Govcoins" en los próximos meses.

Hace unos días, durante una entrevista para el programa holandés College Tour del 22 de mayo de 2022, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, volvió a promocionar el futuro euro digital en medio de la turbulencia de los criptoactivos: "El día que tengamos la moneda digital del banco central, cualquier euro digital, lo garantizaré. Así que el banco central estará detrás. Creo que es muy diferente [de las criptomonedas]" 

Durante un discurso realizado en mayo, Fabio Panetta, miembro del consejo ejecutivo del BCE, por su parte estimó que este activo digital no llegaría antes de 2026. Panetta también reaccionó al colapso de parte de la burbuja Tech (criptomonedas) advirtiendo de un posible desplome similar al de la crisis subprime ocurrida en 2008.

Pero, contrariamente a la retórica oficial, es muy probable que la euronumérica llegue mucho antes de 2026 y no es en absoluto seguro que el dinero en efectivo sobreviva a este "nacimiento"... En realidad, las govcoins podrían llegar a funcionar "más pronto que lo previsto" en el contexto de una situación financiera cataclísmica.

Imaginemos una hiperinflación colosal y generalizada a escala mundial (China, EE.UU., Europa...), luego disturbios que se generalizan en múltiples temas (una organización calamitosa de la final de la Champions League, por ejemplo) y políticos que piden medidas de reconocimiento facial para solucionar los problemas. Así, los alquimistas que están al frente de los bancos centrales no tendrían ningún problema en sacarse de la chistera "dinero digital programable" para responder eficazmente a la escasez y a las oleadas de miseria para solucionar posibles revueltas (políticas, económicas y sociales).

Lo que es seguro en cualquier caso es que dentro de unos meses, las monedas fiduciarias probablemente desaparecerán en una gigantesca explosión financiera y no es imposible que las monedas digitales de los bancos centrales, que en realidad son pura centralización, se impongan a la gente a través del cataclismo económico y social que se avecina.

Marc Gabriel Draghi

geopolitique-profonde

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents