Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


El control narrativo imperial consta de cinco elementos distintos

Publié par Contra información sur 27 Juin 2022, 15:25pm

El control narrativo imperial consta de cinco elementos distintos

Todos los peores problemas de nuestro mundo son creados por los poderosos. Los poderosos seguirán creando estos problemas hasta que los ciudadanos de a pie utilicen su superioridad numérica para detenerlos. La gente ordinaria no utiliza su superioridad numérica para detener a los poderosos porque éstos manipulan continuamente la comprensión de la gente sobre lo que está sucediendo.

Los humanos son criaturas que cuentan historias. Si puedes controlar las historias que los humanos se cuentan a sí mismos sobre el mundo, controlas a los humanos y controlas el mundo.

La narración mental desempeña un papel extremadamente importante en la experiencia humana; si alguna vez has intentado calmar tu mente en la meditación, sabes exactamente de lo que estoy hablando. Las narraciones de pensamientos balbucientes dominan nuestra experiencia de la realidad. Así que es lógico que si puedes influir en estas historias, influirás en la experiencia de la realidad de alguien.

Los poderosos manipulan las narrativas dominantes de nuestra sociedad de casi cinco maneras principales: la propaganda, la censura, la manipulación de algoritmos de Silicon Valley, el secreto gubernamental y la guerra contra el periodismo. Como los dedos de una mano, son distintos entre sí y cada uno desempeña su propio papel, pero todos forman parte de la misma entidad y trabajan juntos hacia el mismo objetivo. No son más que diferentes aspectos del sistema de control narrativo del imperio centralizado de los Estados Unidos.

1. Propaganda

La propaganda es el sistema de creación de la narrativa del imperio. Mientras que los otros cuatro elementos del control narrativo imperial tienen como objetivo principal impedir que circulen narrativas inconvenientes, la propaganda es el medio por el que el imperio genera narrativas que le benefician.

Este líder extranjero es un dictador y debe ser eliminado. Este político incómodo es siniestro de alguna manera y no se le debe permitir gobernar. Su gobierno ama los derechos humanos y todas sus guerras son humanitarias. La votación funciona. El capitalismo es genial. Puede confiar en nosotros, somos los buenos.

Verás variaciones de estas y otras historias similares producidas día tras día por los medios de comunicación corporativos y Hollywood. La clase rica propietaria de los medios de comunicación protege sus propios intereses de clase contratando a ejecutivos de los medios de comunicación cuya visión del mundo coincida con la suya, y estos ejecutivos contratan a subordinados afines, que a su vez contratan a sus propios subordinados afines, y antes de que te des cuenta, estás viendo un conglomerado de medios de comunicación lleno de personas que apoyan la política del statu quo de la clase propietaria de los medios de comunicación cuyos reinos están construidos sobre este statu quo.

De hecho, estas instituciones mediáticas gigantes están tan involucradas en la protección del statu quo que tienen un grado muy alto de imbricación con otras instituciones responsables de mantener el statu quo imperial, como el cártel de la inteligencia estadounidense. La prensa está ahora poblada por "antiguos" agentes de inteligencia, y siempre que una agencia de inteligencia quiere publicar una historia, todo lo que se necesita es que un agente o apoderado la susurre a un periodista de la prensa convencional, que entonces repite esta historia sin crítica y disfrazada de artículo.

En este sistema, no se les dice explícitamente a los periodistas que produzcan propaganda para proteger el poder del statu quo. En cambio, desarrollan un sentido del genero de reportaje que será publicado y les hará ganar prestigio en la sala de redacción, y qué será tipo de historia será denunciada y estancará sus carreras. Si no aprenden a desenvolverse en el sistema de esta manera, sencillamente nunca se escuchará hablar de ellos, porque sus carreras se marchitarán.

2. Censura

La propaganda tiene como objetivo presentar a la gente narrativas favorables al imperio oligárquico, mientras que la censura tiene como objetivo mantener las narrativas desfavorables fuera de la vista del público. Lo hemos visto durante mucho tiempo en la forma en que los medios de comunicación de masas simplemente se niegan a dar una plataforma o voz a los críticos del capitalismo y el imperialismo, pero la gestión imperial de las narrativas ha necesitado todo un nuevo orden de censura desde que el acceso a Internet se hizo ampliamente disponible.

Dado que la capacidad generalizada de compartir ideas e información supone una gran amenaza para el control narrativo imperial, los gestores del imperio han estado trabajando para normalizar y ampliar la censura en plataformas de Internet como Google/YouTube, Meta/Facebook/Instagram y Twitter. Cualquier espacio en línea en el que se reúna un gran número de personas se verá sometido a la presión del gobierno estadounidense para eliminar un espectro cada vez más amplio de contenidos en nombre de la seguridad pública, la seguridad electoral, la lucha contra un virus o simplemente para evitar que la gente tenga erróneos pensamientos sobre una guerra.

Todos los meses, desde las elecciones estadounidenses de 2016, se nos da una nueva razón para aumentar la censura en Internet, que siempre va seguida de una purga gigantesca de contenidos nuevamente prohibidos y de las cuentas que los han creado. Esta tendencia se ha intensificado de manera espectacular con la guerra de Ucrania, donde por primera vez no se afirma que los contenidos se censuran para proteger el interés público; simplemente se censuran porque no están de acuerdo con lo que nos dicen las instituciones gubernamentales y mediáticas occidentales.

3. La manipulación de los algoritmos de Silicon Valley

Ésta se refiere tanto a la propaganda como a la censura, ya que facilita ambas. Los responsables de Silicon Valley han admitido haber manipulado sus algoritmos para que los medios de comunicación independientes no se vean mucho, al tiempo que potencian artificialmente las publicaciones online de los medios de comunicación de masas con el argumento de que son "fuentes autorizadas de información", cuando estas "fuentes autorizadas" nos han mentido en todas las guerras.

Las manipulaciones de algoritmos de Silicon Valley hacen más daño que las formas manifiestas de censura en línea, porque sus consecuencias son de mucho mayor alcance y porque la gente ni siquiera sabe que está ocurriendo. Cuando Google modificó sus algoritmos para que los medios de comunicación de izquierdas y de los opositores a la guerra ocuparan una posición mucho más baja que antes, esto influyó en la forma en que millones de personas obtienen información sobre los temas más importantes del mundo. Y casi nadie supo que esto había sucedido.

Si los gigantes de la tecnología no hubieran dirigido artificialmente el tráfico a los medios de comunicación aprobados por el imperio, estos medios probablemente ya habrían cerrado. Vimos una claro ejemplo del desprecio que el público siente por los medios de comunicación de masas cuando el servicio de streaming de pago CNN+ se vio obligado a cerrar apenas 30 días después de su lanzamiento, al no poder mantener ni siquiera 10.000 espectadores diarios. La gente no consume los medios de comunicación convencionales a menos que se les imponga.

4. Secreto gubernamental

Al igual que la censura, el secreto gubernamental es otra forma en la que el imperio impide que las informaciones embarazosas penetren en la conciencia pública. Al clasificar la información sobre la base de la "seguridad nacional", el imperio impide que salgan a la luz noticias no autorizadas. Como dijo Julian Assange, "la inmensa mayoría de la información está clasificada para proteger la seguridad política, no la seguridad nacional".

La cantidad de poder que se tiene debería ser inversamente proporcional a la cantidad de privacidad que se obtiene. En una sociedad sana, los ciudadanos de a pie tendrían total confidencialidad ante el gobierno, mientras que los responsables del gobierno deberían ser completamente transparentes en cuanto a sus vidas, sus finanzas y su comportamiento. En nuestra sociedad, es exactamente lo contrario: las personas son vigiladas y controladas mientras que los que están en el poder ocultan grandes cantidades de información tras los muros de la opacidad gubernamental.

Ocultan todo lo que hacen a la vista del público, y cuando la gente empieza a especular sobre lo que podrían estar haciendo tras el velo del secreto gubernamental, se les llama "teóricos de la conspiración". No habría necesidad de teóricos de la conspiración si hubiera una total transparencia de los poderosos, pero por supuesto esto dificultaría enormemente la capacidad de los poderosos para conspirar.

Afirman que necesitan el secreto gubernamental para no dar ventaja al enemigo en tiempos de guerra y conflicto, pero en realidad necesitan el secreto gubernamental para iniciar guerras y conflictos.

5. La guerra contra el periodismo

Por último, con el fin de controlar eficazmente las narrativas dominantes sobre el mundo, el imperio debe librar una guerra contra el periodismo desobediente. Hemos visto esto desarrollarse de varias maneras a lo largo de los años, pero hasta ahora ninguna es tan clara como la persecución de Julian Assange por parte del imperio estadounidense.

El objetivo del caso Assange es sentar un precedente legal para la extradición de cualquier periodista o editor de cualquier parte del mundo que intente eludir el secreto del gobierno estadounidense. Una vez que un precedente ha sido establecido y el consentimiento ha sido fabricado, la guerra contra el periodismo puede realmente comenzar.

Estos cinco puntos se utilizan para controlar la forma en que la gente ve, piensa y habla de su mundo, controlando así su forma de actuar y de votar a gran escala. Esto permite a los poderosos mantener una población completamente esclavizada que nunca busca escapar de su esclavitud, porque piensan que ya son libres.

Caitlin Johnstone

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents