Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Nuestra nueva normalidad: inflación, pobreza, hambre, colapso económico, fascismo, marxismo, comunismo y asesinato

Publié par Contra información sur 22 Septembre 2021, 14:11pm

Nuestra nueva normalidad: inflación, pobreza, hambre, colapso económico, fascismo, marxismo, comunismo y asesinato

"Mientras la gente no piense en ejercer su libertad, los que desean tiranizarla lo harán, porque los tiranos son activos y ardientes y harán todo, en nombre de los dioses, las religiones y demás, para encadenar a los hombres dormidos. – Voltaire

La credulidad del hombre, al parecer, no tiene límites, pues si los tuviera, ¿cómo puede haber tanta gente tan ciega? Cuando reflexiono sobre los últimos 18 meses más o menos, es bastante alarmante comprender el alcance de esta estafa llamada "pandemia" y cómo todo este país (y el mundo) han abrazado la mentira, el engaño y la tiranía de una tal magnitud. El asesinato masivo a manos del Estado ya ha comenzado, pero con el despliegue de las inyecciones mortales y tóxicas deliberadamente mal etiquetadas como "vacunas", el asesinato masivo que es el democidio será evidente entre toda esta población durante los años venideros. Los autores de esta toma de control genocida de la sociedad están ahora  tras todos los niños y tratarán de envenenar al mayor número posible con sus "vacunas" en el transcurso de este año y el próximo.

Sólo una nación de imbéciles cobardes y patéticos permitiría un destino tan abominable para su propia descendencia indefensa. Este tipo de comportamiento indica una ausencia total de intelecto y una enorme ignorancia de la realidad. También indica la indiferencia generalizada, que es la encarnación de una sociedad enferma e inmoral.

Así, parece que la llamada "nueva normalidad" de un régimen totalitario sobre una sociedad similar a la esclavitud no es sólo culpa de quienes quieren gobernarnos, sino más aún del pueblo en general por permitirlo sin una debida resistencia. Culpar al enemigo es fácil, pero aceptar la culpa de uno mismo se evita a toda costa, y esta actitud es incluso peor que la de los tiranos. Se espera que el mal entre nosotros que es la clase dirigente exista, pero el mal de la apatía de las masas nunca puede ser aceptado o excusado.

En los últimos meses, los ciudadanos de este país han consentido plenamente la voluntad de un régimen totalitario y, al hacerlo, han expuesto sus debilidades debido a un miedo infundado. Muchos piensan que los números son seguros, pero esto es sólo la mentalidad de los animales de manada, no de los humanos. Pal permitir voluntariamente la muerte y destrucción de una parte de la manada, el resto sobrevive para vivir un día más, pero cuando la gente acepta esta actitud, también debe aceptar la muerte y la destrucción de su familia, amigos y vecinos como algo normal para sobrevivir. Si este es el caso, parece que la evolución de la especie humana está retrocediendo, y esto es exactamente lo que el colectivismo se supone que logra.

Con esto vienen las consecuencias de la inacción, y en estas circunstancias, esas consecuencias siempre están a la discreción de los tiranos. Lo que ha sucedido hasta la fecha debería bastar para que cualquiera viera la insensatez de confiar en un Estado o una nación. Lo que empezó con cierres y cuarentenas, ha dado lugar a cierres de empresas, pérdidas de puestos de trabajo, estrés extremo, interrupción de las líneas de suministro, escasez, aumento de los precios de los bienes y servicios, (inflación) y, por supuesto, caos económico. Esto, a su vez, condujo a mucha más pobreza, desesperación y hambre, preparando el escenario para la siguiente fase de esta toma de conrol. En este momento, la gente debería haber reconocido la naturaleza totalitaria de lo que estaba sucediendo, pero por desgracia, permanecieron obedientes y pasivos, y vieron cómo su mundo era diezmado.

Para ver la escritura en la pared, hay que buscar y aceptar la verdad, por muy arriesgada que sea. Evitar la verdad en favor de esconderse de la realidad, esperando que otro "arregle" las cosas, es exactamente lo que todos los gobernantes tiranos buscan en las poblaciones que intentan controlar. Expresé la opinión de que el momento escogido de este golpe de estado estaba enteramente basado en el hecho de que la clase dominante sabía que la población en general estaba demasiado asustada, demasiado dependiente y demasiado apática para luchar contra este autoritarismo dictatorial que había sido planificado durante décadas. El momento escogido era genial, porque las masas actuaron exactamente de la manera deseada.

Aunque el "Covid-19" no existe realmente y nunca se ha identificado, la amenaza real que es la verdadera pandemia se dejó de lado justo en el momento oportuno, y a principios de este año se lanzó la pandemia de la "vacuna". La "vacuna" es el arma biológica, y las supuestas variantes inexistentes de un virus inexistente son el resultado de las "vacunas" mortales. En otras palabras, la "vacuna" es la pandemia, y todos los que se inyectaron voluntariamente serán las víctimas de esta pandemia puesta en escena. Una vez que las muertes debidas a estas dosis alcancen cifras sin precedentes, y lo harán, el resto de la sociedad que no ha sucumbido a la idiotez de tomar un brebaje tan peligroso será culpado. En efecto, todos habrán sido objetivo del Estado criminal, hayan recibido o no la inyección. El grupo "vacunado" enfermará y morirá, mientras que el grupo no vacunado será perseguido por el Estado. Por eso esta sociedad ya se ha dividido a escondidas para enfrentar a los vacunados con los no vacunados; un complot siniestro destinado a solidificar el control de ambos grupos.

Se trata de una tentativa de toma de control comunista, que reúne todos los elementos del fascismo, el marxismo y el comunismo. Este es el período más peligroso de la historia para los habitantes de este planeta, porque se trata de una tentativa de toma de control globalizada de todos con el fin de convertirse en un sistema controlado por la tecnocracia, donde hay unas pocas "élites" en la cima, sus ejecutores y socios de negocios abajo, incluyendo el gobierno, y el resto son una clase esclava conocida como el proletariado.

Aunque se piensa que esta "pandemia" tiene que ver con un misterioso virus, no es así, ya que la narrativa del virus no es más que la herramienta utilizada para llevar a cabo la verdadera agenda, que tiene sus raíces bajo la apariencia del "desarrollo sostenible" comercializado a través de la idiotez del cambio climático provocado por el hombre. Esto ha sido totalmente descrito en la Agenda 21 y la Agenda 30 de la ONU, y en el programa bien llamado  "Gran  Reinico" descrito por Klaus Schwab y el Foro Económico Mundial. En realidad, sólo tiene un objetivo, y es conseguir un gobierno mundial total y un control universal sobre todo. Para tener éxito en este empeño, habrá que asesinar a muchos cientos de millones, o más probablemente a miles de millones. Las "vacunas" son herramientas de asesinato, por lo que es imperativo evitar estas inyecciones a toda costa.

No es una amenaza nueva, pero ha sido cuidadosamente manipulada para que ocurra en este momento y coincida con la ignorancia e indiferencia del pueblo, su división preparada, su debilidad y dependencia del Estado y, por tanto, su cobardía ante la adversidad... Esta "vacuna" es la clave del éxito para los dirigentes malvados y criminales, así que cuantos menos tomemos este brebaje de brujas, más seremos capaces de luchar contra este atroz intento de destruir a la humanidad. Nuestra única esperanza es seguir incumpliendo, desobedecer todas las órdenes y abolir el actual sistema de gobierno que ha asumido poderes dictatoriales con la cooperación voluntaria de las masas.

"Lo contrario al amor no es el odio, es la indiferencia. Lo contrario del arte no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es la herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, es la indiferencia.  ~ Elie Wiesel– US News & World Report, 27 de octubre de 1986.

Por: Gary D. Barnett

garydbarnett

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents