Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Proyecto de ley A416 de la Asamblea del Estado de Nueva York ¿Pronto Campos de concentración de COVID?

Publié par Contra información sur 9 Janvier 2021, 18:05pm

Proyecto de ley A416 de la Asamblea del Estado de Nueva York ¿Pronto Campos de concentración de COVID?

Hace seis meses, en medio del pánico y la exageración mediática en torno a la epidemia del coronavirus, el gobierno de Nueva Zelanda anunció algo que pasó prácticamente desapercibido para los medios de comunicación. Se trataba de una decisión política sobre la cual todo el mundo occidental debería haber estado en pie de guerra, pero en ese momento el público seguía ocupándose del caos de la pandemia. Nueva Zelanda estaba instituyendo lo que equivalía a prisiones para enfermos, "instalaciones médicas de cuarentena" donde CUALQUIER ciudadano sospechoso de ser portador de covid podía ser detenido sin juicio durante el tiempo que el gobierno considerara necesario.

Además, estos campos covid de enfermos estarían bajo la jurisdicción de los militares. En otras palabras, la respuesta en Nueva Zelanda se transformó discretamente en ley marcial.

Las medidas hiper-totalitarias se pusieron en marcha cuando la nación entera sólo contaba con 22 muertes relacionadas con el covid. Los medios de comunicación han aplaudido la respuesta de Nueva Zelanda en las últimas semanas, argumentando que las políticas de mano dura de hoy significarán más libertad y una mejor economía mañana cuando el número de infecciones haya disminuido. Sin embargo, como señalé al principio de la pandemia, las medidas de confinamiento están diseñadas para durar para siempre.

Es posible que se nos permitan "reaperturas parciales" y de breves momentos de respiro, pero los mandatos de covid no tienen nada que ver con la salud pública y sí con la sumisión del público. El virus no es más que una crisis útil para ser explotada para justificar la tiranía.

Actualmente, Nueva Zelanda se enfrenta a nuevas restricciones de viaje debido al descubrimiento de una "mutación del covid" en el Reino Unido. El gobierno ha indicado que cualquier señal de una nueva infección será nuevamente reprimida severamente. Los ciudadanos que creen haber cruzado el precipicio y están al borde de la libertad están siendo engañados.

En mi artículo "El futuro totalitario que los mundialistas quieren para el mundo se está revelando", publicado en agosto, señalé:

"Creo que la razón por la que Australia y Nueva Zelanda han sido los primeros objetivos de este nivel de restricciones es porque han sido casi completamente desarmados y no tienen ningún medio para  defenderse de los excesos del gobierno. Dicho esto, veo signos de que medidas similares se intentarán también en los Estados Unidos. En estados como Nueva York, existen programas discretos con el fin de establecer puestos de bloqueo para controlar el covid para detener y controlar los vehículos que entran en el estado. Aquí es donde comienzan las restricciones más severas".

Parece que mi predicción puede hacerse realidad antes de lo que pensaba. El proyecto de ley A416 de la Asamblea del Estado de Nueva York ha sido desenterrado por los legisladores de izquierda y su contenido es bastante horripilante. En resumen, el artículo A416 permite a los poderes dictatoriales del gobernador de Nueva York detener y encarcelar a cualquier ciudadano que se considere una "amenaza para la seguridad de la salud pública" durante CUALQUIER epidemia viral. Este poder podría ser interpretado de manera muy amplia, tal vez incluso para incluir a las personas que se niegan a tomar la vacuna covid. El proyecto de ley también permite que se encarcele a las personas en "instalaciones médicas" u otras instalaciones; en otras palabras, en campos de cuarentena.

El proyecto de ley ha sido inicialmente presentado en 2015, época en la que la epidemia del Ébola daba miedo, pero quedó archivado cuando esta crisis particular no se produjo. La pandemia de coronavirus está dando a este proyecto de ley una nueva vida, lo que no es en absoluto sorprendente. Como hemos visto inmediatamente después del 11 de septiembre, cada vez que una crisis importante se intensifica, el gobierno trata de acelerar la adopción de leyes draconianas que el público nunca hubiera tolerado en el pasado; leyes que solían acumular polvo pero que de repente se han puesto en primer plano hoy en día.

Hace varios años escribí un artículo titulado "Una epidemia del Ébola beneficiaría a los mundialistas", en el que señalaba que una pandemia podría ser la tapadera perfecta para la aplicación de medidas de tipo de ley marcial. Estaba particularmente preocupado por la posibilidad de la posibilidad de que la resistencia a los confinamientos del virus fuera limitada y que esto diera al gobierno carta blanca para empezar a arrestar a las personas que se resisten a la aplicación de medidas de tipo colectivista. Incluso podrían hacerlo sin demasiado escándalo público.

Afortunadamente, la tasa de mortalidad del covid es sólo del 0,26% en todo el país para las personas que no viven en residencias de ancianos y la resistencia al confinamiento aumenta día a día. Los estadounidenses simplemente no van a soportar más violaciones de sus libertades civiles.

El proyecto de ley de Nueva York es, en mi opinión, un test  para el resto del país. El establishment primero tratará   de ver hasta qué punto se enfrenta a la resistencia en un estado de izquierda dura, y si logra que se apruebe el A416, entonces tratará de que se aprueben proyectos de ley similares en otros estados controlados por los demócratas. Si tenemos una presidencia de Biden el próximo mes, entonces esperen una versión federal poco tiempo después.

Creo que el momento en que la ley fue modificada no es una coincidencia. El hecho de que sea de nuevo sometida  a la Asamblea de Nueva York al mismo tiempo en que la vacuna contra el covid está encontrando tanta resistencia, sugiere que el objetivo será de utilizar la amenaza de los campos de covid como una herramienta para asustar al público para que acepte la vacuna apenas probada. Las encuestas realizadas en el año 2020 indican que la mayoría de los estadounidenses desconfían de la seguridad de las vacunas y al menos el 30 por ciento prevé rechazarla rotundamente.

Con los peligros potenciales de una respuesta autoinmune mortal o de una infertilidad causada por el tratamiento experimental, ¿quién puede culparlos?

Creo que si este tipo de leyes son aplicadas en un estado, sin hablar de otros estados, habrá serias repercusiones. Los conservadores continuarán trasladándose a condados y estados más libres, y llevándose consigo sus negocios y el dinero de los contribuyentes. Los estados bajo la izquierda intentarán entonces evitar que la gente se traslade, o intentarán instituir sanciones financieras, como han intentado hacer los legisladores de California.

Finalmente, el establecimiento de campos de covid  desencadenará una reacción violenta. Es inevitable.

Yo les diría a los legisladores de izquierda que éste es un camino que no quieren emprender, y las élites del establishment no estarían exentas de la ira que muchos estadounidenses sentirán cuando se vean obligados a vacunarse o a ser encarcelados por un virus que no afecta a más del 99% de la población. Hay ciertas líneas que no les permitiremos cruzar, y ésta es una de ellas.

El incrementalismo de un estado colectivista da paso a una rápida caída libre. Como he podido constatar en los últimos meses, parece que las élites tienen prisa, lo que sugiere que la resistencia pública es mucho mayor de lo esperado y que están empezando a entrar en pánico.

El proyecto de ley de Nueva York es sólo un anticipo de lo que vendrá en términos de legislación tiránica. No olvidemos que el siguiente paso serán los pasaportes médicos para todos, desde los viajes, ir al cine, pasando por las comidas en los restaurantes. Para obtener un pasaporte médico, tendrás que someterte a la vacunación y al rastreo de contactos (con vigilancia de teléfonos móviles las 24 horas del día, los 7 días de la semana). Siempre que se descubra una nueva mutación covíd, prepárese para nuevas medidas de confinamiento y recibir nuevas vacunas. Tu antiguo pasaporte médico será cancelado y todo comenzará de nuevo.

El ciclo será perpetuo, y a propósito. Los campos de detención de covid parecen ser un concepto de Ave María diseñado para aterrorizar a la población. La aplicación de esas medidas será difícil, pero su idea puede utilizarse para ejercer presión sobre la población para que acepte las vacunaciones y el rastreo de los contactos.

La idea de que el gobierno tenga la capacidad legal de ponerte en una bolsa negra en cualquier momento y enviarte a una oscura prisión sin el debido proceso podría inspirar el máximo temor en los ciudadanos. ¿Por qué no aceptar el pinchazo y las aplicaciones de rastreo en tu teléfono para poder  dormir por la noche, verdad?

Pero esto no se detiene ahí. Así como los tribunales británicos de la "Star Chamber" tenían la costumbre de hacer desaparecer las voces disidentes en los días previos a la Revolución Estadounidense, la legislación sobre el covid  que permite el encarcelamiento unilateral  podría también podría ser explotada como un arma contra CUALQUIER persona, por cualquier motivo. Todo lo que el gobierno tiene que hacer es fingir que tienes el covid, a pesar de que hayas sido vacunado, y si te consideran un problema, simplemente te encontrarás  algún día secuestrado.

Dicho esto, cuanto más duros sean los mandatos, más galvanizados se sentirán los estadounidenses al negarse a cumplirlos. Cuanto más rebelión se encuentren  las élites, más intentarán recurrir a la "ley" para legitimar su criminalidad, pero esto no les ayudará a largo plazo. Todo esto es bastante predecible, por lo que no me preocupa especialmente la legislación. Creo que, aunque se apruebe, sólo inspirará una mayor unificación entre las personas amantes de la libertad; tendrá el efecto contrario de lo que quieren las élites.

Por Brandon Smith

Al-Market.us

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents