Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La nueva guerra contra el terrorismo doméstico (interior) se avecina

Publié par Contra información sur 21 Janvier 2021, 18:14pm

La nueva guerra contra el terrorismo doméstico (interior)  se avecina

Glenn Greenwald

No se necesitan especulaciones. Los que ejercen el poder lo exigen. La única pregunta es cuánta oposición encontrarán.

En las dos últimas semanas, hemos asistido a una oleada de nuevos poderes policiales y de discursos nacionales en nombre de la lucha contra el "terrorismo" que son copias idénticas de muchos de los peores excesos de la primera guerra contra el terrorismo que comenzó hace casi dos décadas. Esta tendencia no muestra signos de disminuir a medida que nos alejamos de los disturbios del Capitolio del 6 de enero. Al contrario, se está intensificando.

Hemos sido testigos de una orgía de censura por parte de los monopolios de Silicon Valley, con llamamientos a una vigilancia de la palabra mucho más agresiva, un Washington D.C. visiblemente militarizado con una "zona verde" con un nombre nada irónico, los argumentos del futuro presidente y sus principales aliados de un nuevo proyecto de ley contra el terrorismo doméstico, y frecuentes acusaciones de "sedición", "traición" y "terrorismo" contra miembros del Congreso y ciudadanos. Todo ello está impulsado por una ampliación radical del significado del término "incitación a la violencia". Va acompañado de peticiones virales en las redes sociales para colaborar con el FBI en la denuncia de sus conciudadanos (¡vea algo, diga algo!) y de demandas de un nuevo sistema de vigilancia doméstica.

Detrás de todo esto hay insinuaciones inmediatas de que cualquiera que cuestione estos hechos debe, por estas dudas, tener simpatía por los terroristas y su ideología neonazi y supremacista blanca. Los liberales llevan tantos años aliándose estrechamente con los neoconservadores y la CIA que que están haciendo que la versión de 2002 de John Ashcroft parezca el presidente de la ACLU (la vieja escuela).

El sitio web del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., promocionado una frase registrada que le fue concedida en 2010 por la ciudad de Nueva York, insta a los ciudadanos a informar de "actividades sospechosas" al FBI y a otras agencias de seguridad del Estado.

Los defensores más honestos de esta nueva guerra doméstica contra el terrorismo admiten explícitamente que quieren tomar como modelo la primera. Un periodista del New York Times señaló el lunes que un "ex responsable de los servicios de inteligencia en PBS NewsHour" dijo que "Estados Unidos debería pensar en una 'Comisión del 11 de septiembre' para el extremismo doméstico y considerar la posibilidad de aplicar algunas de las lecciones aprendidas en la lucha contra Al Qaeda en casa". Más sorprendente aún, el general Stanley McChrystal -durante años jefe del Mando Conjunto de Operaciones Especiales en Irak y comandante de la guerra en Afganistán- comparó explícitamente aquella guerra con esta  nueva, en declaraciones a Yahoo News:

“He visto una dinámica similar en la evolución de Al Qaeda en Irak, donde toda una generación de jóvenes árabes indignados y con perspectivas muy sombrías siguió a un líder poderoso que les prometió llevarlos en el tiempo a un lugar mejor, y les llevó a adoptar una ideología que justificaba la violencia. Esto es lo que ocurre en Estados Unidos.... Creo que estamos mucho más avanzados en este proceso de radicalización y nos enfrentamos a un problema mucho más profundo como país de lo que la mayoría de los estadounidenses creen”.

Cualquiera que, a pesar de todo, siga teniendo dudas de que el revuelo del Capitolio es y será el 11 de septiembre neoliberal, y que en su nombre se está librando una nueva guerra contra el terrorismo, sólo tiene que ver los dos breves vídeos que aparecen a continuación, que disiparán esas dudas de una vez por todas. Es como ser catapultado por una impía máquina del tiempo al laboratorio de mensajería de Paul Wolfowitz en 2002.

El primer video, recogido por Tom Elliott, es del programa Morning Joe del lunes por la mañana en la MSNBC (el programa que probablemente ayudó a Donald Trump a convertirse en el candidato del Partido Republicano más que ningún otro). En él, Jeremy Bash -uno de los innumerables empleados de los informativos de televisión que anteriormente trabajaron para la CIA y el Pentágono de Obama- pide que, en respuesta a la revuelta del Capitolio, "reiniciemos todo nuestro enfoque en materia de inteligencia", lo que incluye "contemplar una mayor vigilancia de mayor control  hacia ellos", y agregó: "el FBI tendrá que gestionar las fuentes confidenciales". A ver si encuentras alguna diferencia entre lo que decían los agentes de la CIA y los neoconservadores en 2002 cuando exigían el Patriot Act y el aumento de la vigilancia del FBI y la NSA y lo que dice aquí este analista de la CIA que se convirtió en analista de la NBC:

El segundo vídeo presenta la sorprendente declaración del ex responsable de seguridad de Facebook, Alex Stamos, dirigiéndose al muy preocupado presentador de la CNN, Brian Stelter, sobre la necesidad de que las empresas de redes sociales utilicen contra los ciudadanos estadounidenses las mismas tácticas que utilizaron para eliminar al ISIS de Internet - "en colaboración con las fuerzas del orden"- y que estas tácticas se dirijan directamente a lo que él llama "influenciadores conservadores" extremistas.

"La libertad de prensa está siendo objeto de abusos por parte de estos actores", ha proclamado el antiguo responsable de Facebook Alex Stamos, destacó la generosidad que él y sus compañeros han demostrado hasta ahora: "Hemos dado mucho margen de maniobra -tanto en los medios de comunicación tradicionales como en los sociales- a personas con un abanico de opiniones muy amplio". Pero no más que eso. Ha llegado el momento de "devolvernos a todos a la misma realidad consensuada".

En un momento de sinceridaad involuntaria, Stamos señaló el verdadero problema: "Hay gente en YouTube, por ejemplo, que tiene más audiencia que la gente en la CNN durante el día" -y es hora de que la CNN y otros medios de comunicación dominantes se hagan con el monopolio de la difusión de la información al que tienen derecho  divinamente, quitando las plataformas de aquellos a los que la gente quiere ver y escuchar:

Leer más en:  greenwald.substack

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents