Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La efectividad del 95% las vacunas anti-covid puesta en entredicho por un estudio científico del British Medical Journal. La efectividad se sitúa entre el 19% y el 29%

Publié par Contra información sur 20 Janvier 2021, 17:25pm

La efectividad del 95% las vacunas anti-covid puesta en entredicho por un estudio científico del British Medical Journal. La efectividad se sitúa entre el 19% y el 29%

Una verdadera bomba mediática es lanzada sobre las vacunas Pfizer y Moderna por el profesor Peter Doshi, quien analizó los datos de la solicitud de aprobación de las dos empresas farmacéuticas, constatando que su eficacidad está muy por debajo de los datos publicados.

A medida que pasan los días desde el lanzamiento de la vacuna de Pfizer, y ahora también de la vacuna de Moderna, cada vez hay más información sobre su eficacia y sus posibles efectos secundarios.

Una verdadera bomba ha sido lanzada sobre el British Medical Journal por Peter Doshi, un asociado de la Universidad de Maryland encargado de la investigación sobre  los servicios de salud farmacéuticos; autor de un artículo del 26 de noviembre, que ya había expresado sus reservas sobre la presunta eficacia de la vacuna.

En su momento, con los datos que poseía sobre las dos vacunas en cuestión, Doshi pudo identificar claras diferencias con lo que entonces afirmaba la comunidad científica en su conjunto. En el British Medical Journal había criticado fuertemente las vacunas de Covid: "Hay una falta de transparencia en los datos. No está claro si funcionan o no, y no hubo suficientes personas mayores, personas inmunodeprimidas y niños en edad escolar sometidos a tests para analizar sus efectos a medio y largo plazo. Planteé preguntas sobre los resultados de los ensayos de la vacuna Covid-19 de Pfizer y Moderna porque todo lo que se sabía de ellos eran los protocolos de estudio realizados por las propias empresas y algunos comunicados de prensa", dijo el profesor.

Cinco semanas después de su primer artículo, Doshi tuvo la oportunidad de examinar más de 400 páginas de datos presentados a la Food and Drug Administration (Fda) antes de que la Fda concediera la autorización para su divulgación en el marco de la emergencia sanitaria, y tras analizar los datos, publicó algunas consideraciones importantes en la sección de opinión del British Medical Journal: "la eficacia de las vacunas se habría visto comprometida de alguna manera porque se hicieron en parte en pacientes 'sospechosos de covid' y  en los covid asintomáticos no confirmados". Su estudio habría llevado a Doshi a sugerir una eficacia mucho más baja de la que se ha afirmado hasta ahora: "muy por debajo del umbral de eficacia del 50% establecido por las autoridades reguladoras para la aprobación". Esta cifra, según lo escrito en la prestigiosa British Medical Journal, no sería por tanto del 95%, sino muy inferior, entre el 19% y el 29%. Estos cálculos, dice la nota, se obtuvieron con el siguiente cálculo: 19% = 1 - (8 + 1594) / (162 + 1816); 29% = 1 - (8 + 1594 - 409) / (162 + 1816 - 287). "Ignoré los denominadores porque son similares entre los grupos" (escribió el profesor para aclarar cómo se calcularon los porcentajes).

Si se hubieran presentado y analizado sus datos, no habría sido posible obtener la autorización para la difusión de estas vacunas por parte de las autoridades competentes.

Pero eso no es todo: "Incluso después de eliminar los casos que se producen dentro de los 7 días posteriores a la vacunación (409 en la vacuna Pfizer frente a 287 con el placebo), lo que debe incluir la mayoría de los síntomas debidos a la reactogenicidad de la vacuna (eficacia. nota del editor) a corto plazo, la eficacia sigue siendo baja en un 29%. Los únicos datos fiables -dice Doshi- para comprender la capacidad real de estas vacunas son los casos de hospitalización, los pacientes de cuidados intensivos y las muertes.”

Es evidente que a partir de estas consideraciones, serían necesarias investigaciones más profundas.

"El informe de 92 páginas de Pfizer, por ejemplo, no menciona los 3410 casos de: "Sospecha de Covid-19″, ni su publicación en el New England Journal of Medicine, ni los informes de Moderna sobre las vacunas. La única fuente que parece haberlos reportado es el estudio de la Food and Drug Administration sobre la vacuna de Pfizer". "Necesitamos entender la efectividad real de los datos sin procesar ", afirma el Sr. Doshi, "pero ninguna empresa parece haberlos compartido. Pfizer dice que pone los datos a disposición de quien los solicite, pero que aún están en proceso de revisión, y Moderna dice que sus datos pueden estar disponibles, siempre a petición, una vez que el estudio se haya completado”.

Lo que nos lleva al final del año 2022, ya que el control requiere dos años. Lo mismo se aplica a la vacuna Oxford/AstraZeneca, que publicará sus datos al finalizar su estudio.

Datos en mano hablamos de finales de 2022 dado que el control lleva dos años. Lo mismo ocurre con la vacuna Oxford / AstraZeneca, que publicará sus datos al finalizar el estudio.

ilgiornale

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents