Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


COVID. Cobayas unificadas. Las vacunas introducen nuevas cepas mutantes del virus y causan más enfermos

Publié par Contra información sur 10 Janvier 2021, 12:50pm

COVID. Cobayas unificadas. Las vacunas introducen nuevas cepas mutantes del virus y causan más enfermos

No muchos países son lo suficientemente audaces o imprudentes como para ejecutar un amplio experimento médico sobre el conjunto de sus poblaciones y poner en peligro a las personas vulnerables. Gran Bretaña e Israel lo han hecho. Tal como están las cosas, es difícil negar la posibilidad de que exista una correlación entre la vacunación masiva y un gran aumento de los casos de Covid-19 en Israel y Gran Bretaña.

El 8 de diciembre, Gran Bretaña fue el primer país occidental que comenzó a "vacunar a su población". Dos semanas después, unos días antes de Navidad, Gran Bretaña se dio cuenta de que estaba en serios problemas. El Covid-19, el virus que se suponía que iba a desaparecer de nuestras vidas, se convirtió en otra cosa. El 19 de diciembre, el Primer Ministro Boris Johnson admitió que los científicos británicos habían identificado un nuevo mutante Covid-19 que es "70% más transmisible" que sus ancestros. Gran Bretaña ha introducido restricciones locales más estrictas, pero a pesar de ellas, así como de la amplia campaña de vacunación, el número de casos, hospitalizaciones y muertes de Covid-19 ha seguido aumentando. Están aumentando exponencialmente cada día.

Israel lanzó su campaña de vacunación masiva unos días después de Gran Bretaña. En dos semanas, Israel logró vacunar a casi el 20% de su población. Israel es, con mucho, el ganador mundial en el concurso de vacunación masiva, pero el país también se encuentra en grandes dificultades. Al igual que Gran Bretaña, Israel se enfrenta a un enorme aumento de Covid-19. Su sistema nacional de salud está al borde del colapso y la pregunta inevitable es si estas  crisis de salud similares (si no idénticas) están relacionadas con las dos  campañas pioneras de vacunación contra el covid-19.

Hoy, en el mayor medio de comunicación de Israel, News12 , los informáticos israelíes han revelado que la mutación británica está a punto de convertirse en la cepa Covid-19 dominante en Israel. Se preguntarán cómo la cepa mutante británica logró hacer Aliyá (subir en hebreo) y establecerse tan cómodamente en el estado judío. El artículo de News 12 puede responder a esa pregunta. "Los casos en Israel no aumentan de manera uniforme: hay una importante desaceleración en el sector árabe (israelí), que era la principal preocupación. Por otro lado, hay una epidemia mayor en el sector ultra ortodoxo (judío). Esta semana, el 1,3% de todos los ultra ortodoxos dieron positivo, y la tasa de aumento de los casos de niños (63%) esta semana fue casi el doble que la de los adultos. En el sector ultraortodoxo, se multiplicó por 16 veces  el número de personas que dieron positivo en cuatro semanas: se duplicó cada semana, de 100 personas que dieron positivo por día (por millón de personas) a 1.600 personas que dieron positivo, todo en un mes. Tal tasa de aumento no se observa a lo largo de la plaga y probablemente se debe, al menos en parte, al mutante británico. Se estima que el mutante británico representa alrededor del 20% de todas las personas ultra ortodoxas que dieron positivo.”

Esto provoca asombro ¿Por qué la cepa mutante británica se propagó tan ampliamente entre los judíos ortodoxos? ¿Por qué no se está extendiendo tan rápidamente entre la población árabe?

Es posible que podamos encontrar aquí una información muy importante. Es posible que a los árabes israelíes les vaya mejor en el frente del Covid-19, porque muchos de ellos parecen ser reacios a la vacuna.  El titular de The Israeli Marker del 27 de diciembre decía: "Un motivo de preocupación: los árabes (israelíes) no vienen a vacunarse". The Marker señaló que los ciudadanos judíos de todo Israel viajan a las aldeas y ciudades árabes para recibir las vacunas que fueron designadas para los árabes. Según el jefe de departamento de un centro de vacunación en Nazaret, entre el 70 y el 80% de los que acudían a recibir la vacuna eran judíos. Algunos de ellos viajan hasta 50 km para recibir la vacuna.

Pero la historia no termina ahí. El 3 de enero, el sitio web de noticias israelí Walla informó de que "los ultraortodoxos están llevando a cabo una campaña para vacunar a la población". Walla confirmó que "el porcentaje de personas vacunadas contra la corona en la sociedad ultraortodoxa es mayor que en el resto de la población de todas las edades".

La razón por la cual los israelíes han decidido convertirse en cobayas en este experimento imprudente y no científico sobre vidas humanas me supera. Una opción que no puede descartarse es que Israel se dirige de nuevo hacia las elecciones y es más que probable que los líderes israelíes creyeran que una campaña de vacunación masiva podría dar lugar a un éxito electoral.

Tal como están las cosas, es difícil negar la posibilidad de que exista una correlación entre la vacunación en masa y el fuerte aumento de los casos de Covid-19 en Israel y Gran Bretaña. Es difícil negar el hecho de que a los árabes israelíes que generalmente evitan la vacuna les va mucho mejor que a los judíos ortodoxos que también parecen creer en Pfizer.

Paralelamente a las revelaciones sobre la cepa británica, también nos enteramos de la existencia de una cepa sudafricana muy peligrosa y posiblemente  resistente a las vacunas actuales. Se necesita muy poca investigación para comprender que Sudáfrica, junto con Brasil y Gran Bretaña, han sido el terreno de ensayo para nuevos ensayos de vacunas desde septiembre. Ya no es un secreto que esto fue aproximadamente al mismo tiempo en que los nuevos mutantes fueron descubiertos en Gran Bretaña, por lo menos.

Señalo la devastadora posibilidad de un vínculo entre las vacunaciones masivas y los picos de Covid-19. No estoy calificado para apoyar o explicar la ciencia que puede causar esta correlación. Mis hechos están respaldados por datos que están disponibles públicamente a través de los principales medios de comunicación. No soy ni epidemiólogo ni virólogo y espero que las personas con la formación científica adecuada puedan refutar las cuestiones planteadas anteriormente.

Gilad Atzmon

Fuente:  Guinea Pigs United

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents