Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La serie de TV "La Valla": muestra el futuro que desean..

Publié par Contra información sur 10 Décembre 2020, 15:54pm

La serie de TV "La Valla": muestra el futuro que desean..

"Te digo esto en húngaro, en judío, como artista y filósofo... Los hombres también quieren soñar. Necesitan sus sueños. Bueno, vamos a hacer sueños, sueños en serie, sueños divertidos que cuestan poco." Adolph Zukor, fundador de Paramount..

 

Desde los albores de la cinematografía, y luego desde los “sueños divertidos” de Adolph Zukor, hemos pasado a las pesadillas y películas  obscenas de la producción actual. Según Marilyn Monroe, no es una coincidencia que en: "Hollywood es un lugar donde te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma ”.

El cine no nació únicamente para entretener a las masas haciéndolas que se diviertan, sino para vender sueños, ideales, para crear y sobre todo para dar forma a la realidad, al deseo de los productores! La verdadera naturaleza del cine es descrita por Francis Ford Coppola en "Hollywood es Wall Street".

¡La Alta Finanzaa (en manos del pueblo elegido) es dueña de Hollywood y elige los temas de las películas a través de sus fideicomisarios!

El cine es, por lo tanto, el caldo de cultivo de los grandes cambios antropológicos del mundo, a los que hay que añadir la televisión, que hoy en día ha superado sin duda el cine llegando a miles de millones de personas…

Es absolutamente necesario entender que las películas y series de televisión tienen un contenido ideológico adaptado al momento histórico, y al mensaje que deben transmitir. ¡El mensaje que los productores quieren que transmita!

Por ejemplo, todas las películas sobre la Segunda Guerra Mundial muestran obviamente los buenos aliados y los malos adversarios, mientras que las películas de ciencia ficción se acostumbran poco a poco  a un futuro muy específico...

La valla

Y, en este sentido, en España, una de las últimas series de televisión, "La Valla" es esclarecedora.

La escasez de recursos naturales ha transformado las democracias occidentales en regímenes dictatoriales militarizados, despiadados e inhumanos, que justifican la falta de libertad con la promesa de asegurar la supervivencia de sus súbditos.

Esta es la hipótesis básica de "La Valla", que hizo su debut en streaming el 11 de septiembre de 2020 (fecha no aleatoria) en la plataforma Netflix.

La trama es ciertamente inquietante y sobre todo muy realista, cuando se ve con los ojos de hoy. En Madrid, en 2045, un virus mortal llamado "Noravirus" y un régimen totalitario dividen la ciudad en dos zonas distintas: el sector 1 para los ricos y privilegiados y el sector 2 para todos los demás (los hambrientos). Una barrera infranqueable separa los dos sectores, de ahí el nombre de "La Valla" (específicamente "La Barrera"). Un muro que divide no sólo a las personas sino también a los derechos y libertades. Las personas que están dentro llevan una vida cómoda: tienen televisión, teléfono móvil, luz y todas las comodidades, mientras que el miedo, la desesperación, el hambre y el abuso reinan en el exterior.

La única forma de pasar de un lado a otro es atravesar el muro que separa los sectores, pero para ello se necesita un pase, de lo contrario, eres perseguido bruscamente por los militares que están constantemente revisando y patrullando las calles de ambas zonas.

Trece puntos (este número no es accidental) están en el origen de la propagación. Este virus desconocido provoca, por un lado, la destrucción de familias, ya que los niños pequeños son secuestrados y hechos desaparecer en laboratorios muy secretos porque los anticuerpos para la vacuna se producen a partir de su sangre, y por otro lado la pérdida de toda libertad individual, según el régimen para garantizar la seguridad de las personas.

Pero el bien superior sería el bien colectivo, no el del rebaño de ovejas, sino de los pocos elegidos y el de la dictadura. Exactamente lo que sucede hoy en día en la vida real y no en las películas.

Después de la declaración de una "zona protegida", el gobierno autoritario ha tomado el control y ha militarizado todo. La gente, aterrorizada por el virus, exige un gobierno fuerte y autoritario, que prive a la población de toda libertad, y lo primero que hizo fue quitarle la libertad, en nombre de la seguridad de todos.

Las nuevas "normalidades" son constantemente escaneadas y repetidas por megáfonos por las calles: "Por vuestra seguridad, llevad siempre con vosotros vuestros documentos de identidad. No formen grupos, usen la máscara". Altavoces que también te recuerdan los horarios del toque de queda.

Mientras se busca una vacuna (para los ricos), el sistema trabaja con la sangre de los niños, también trabaja sobre en un plan eugenésico para reducir la población mundial. Viven bajo la ley marcial, pero no habían entrado en guerra.

Hoy en día, vivimos en una "emergencia sanitaria", impuesta por la Dpcm, (Decreto del Presidente del Consejo de Ministros). y no importa si fue completamente inventada, porque sigue siendo el pretexto  perfecto para el establecimiento y afirmación del estado policial.

Final increible

[Atención: los que pretendan ver la serie es mejor que no sigan leyendo]

La serie termina con la muerte del presidente y la revuelta de la población y los propios policías. El bien pesa más que el mal. Aplausos. Después de muchos años, los españoles están finalmente empezando a ver la luz de la esperanza y la "democracia". Pero no todos los arcoiris marcan el comienzo de un hermoso día.

El giro final es cuando el nuevo presidente elegido por aclamación popular sale al balcón para ser saludado por la jubilosa multitud: es el virólogo responsable de los secuestros de niños, del programa de vacunación y del proyecto eugenista. La presidencia fue el premio por salvar al planeta del virus mortal con su vacuna derivada de los experimentos realizados en cientos de niños, muchos de los cuales habían muerto.

Una señal inequívoca de que absolutamente nada había cambiado, pero la gente estaba anestesiada por la ilusión del cambio (como el gobierno del Movimiento 5 Estrellas -Lega).

Una nueva confirmación del trágico final llega cuando el jefe de policía, el más sombrío y criminal de todos los personajes, aparece en la pantalla , recordándonos que: “ el futuro nos pertenece”. Obviamente se refería a ellos y no a nosotros.

Como dicen, cambiar el orden de los apéndices no cambia el resultado. Exactamente como en una dictadura: los gobiernos y las personalidades cambian y se alternan, pero el régimen persiste sin cambios, cambiando de vez en cuando sólo la forma pero no la sustancia.

Netflix nunca falla. La marca desviada por excelencia también en esta serie quiere que veamos el futuro como un período distópico, donde las vacunas salvarán al mundo volviendo a la vida "normal".

Pero sobre todo, no importa qué revuelta y/o revolución se haga, siempre estarán en el poder...
Eso es lo que ellos creen. ¡Pero no será así si las conciencias comienzan a despertar!

disinformazione

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents