Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Carta abierta a todos los periodistas. "No esperes a que no tengas nada que perder, será demasiado tarde

Publié par Contra información sur 27 Décembre 2020, 18:46pm

Carta abierta a todos los periodistas.  "No esperes a que no tengas nada que perder, será demasiado tarde

Frédéric Vidal

Me dirijo a todos ustedes, periodistas de los medios de comunicación de Francia y de otros países, pero especialmente a aquellos que se sienten muy incómodos en su trabajo durante los últimos meses. Sé que muchos de vosotros os reconocéis como tales.

Ahora estáis en disonancia, como lo están muchos agentes de lo que ahora se llaman  las "fuerzas del orden" y no hace mucho se llamaban "fuerzas de mantenimiento de la paz". Al igual que ellos, ustedes se han desviado lentamente en los últimos años hacia valores contrarios a lo que os animaba y todavía  sigue viviendo en ustedes. Habéis pasado lentamente del status periodista al de propagandista, de la información a la desinformación, por la ocultación, pero también por las mentiras burdas.

Ustedes están hoy en disonancia, al igual que muchos agentes de lo que hoy llamamos las "fuerzas policiales" y que no hace mucho se llamaban los "guardianes de la ley". paz ". Al igual que ellos, te has deslizado lentamente en los últimos años hacia valores contrarios a lo que os animaban y aún viven en vosotros. Lentamente has pasado de la condición de periodista a la de propagandista, de la información a la desinformación, mediante el encubrimiento, pero también mediante mentiras crudas.

Este año, 2020, la pendiente se hizo más empinada y todo se ha precipitado. El plan anunciado por los lanzadores de alertas durante años, los mismos a los que  llaman conspiradores, ha sido lanzado y os está llevando a una velocidad vertiginosa, destruyendo bruscamente vuestras últimas inhibiciones, si es que queda alguna. Ahora sois los protagonistas de un siniestro engaño, atrapados en una espiral de locura porque en los últimos años habéis ido aceptando lo inaceptable respecto a vuestra deontología profesional pisoteada.

No decís nada sobre la realidad de esta falsa pandemia, cuyas cifras oficiales (ver las del INSEE) muestran que no hubo exceso de mortalidad en 2020 en comparación con las décadas anteriores. Sin embargo, es la mentira que ustedes alimentan con gran celo todos los días, y sobre la que se basa la implementación acelerada de la dictadura del nuevo orden mundial.

No decís nada sobre lo que ha estado pasando en los Estados Unidos desde la elección presidencial, sugiriendo que Biden ha ganado con todo honor y que Trump es sólo un mal perdedor. Eso es lo opuesto a la verdad, como saben, Biden seguramente no va a ser presidente. Y lo que ocurre ahí fuera mientras escribo estas palabras va a invadir despiadadamente el mundo e implosionar muchas "democracias" occidentales. ¿Cómo creéis poder salir de esto?

No decís nada sobre la pedocriminalidad satánica institucionalizada en nuestros países occidentales, sugiriendo en el mejor de los casos que se trata de fenómenos aislados, mientras que es la base religiosa de la organización, y el funcionamiento de los psicópatas que manipulan el mundo con vuestra complicidad.

La lista es interminable de lo que no decís que es esencial, porque nunca os habéis molestado en investigar, o que hayáis tomado la decisión de ocultarlo deliberadamente. En el mejor de los casos, ustedes obedecen a los inicuos y eso ya no es excusable.

Detrás de la pantalla de esta mascarada político-sanitaria , Detrás de la pantalla de esta mascarada político-sanitaria, habéis elegido servir la sopa que el 1% más rico del 1% de este mundo organizado por y para la corrupción está ofreciendo a la gente sencilla.

Lo siento si las palabras son duras, pero no es  momento  de eufemismo .

Para aquellas y aquellos de vosotros que accedieron a esta profesión por vocación, vuestra posición es insostenible. Ya no pueden cerrar los ojos con el pretexto de pagar las facturas  a fin de mes. Vuestros hijos, si no están también bajo hipnosis, no se preocupan de vuestras facturas, pero sí de su futuro.

La situación requiere valor por parte de todos. Cada día, más y más personas no tienen lo suficiente para satisfacer sus necesidades básicas. Son conducidos allí para depender totalmente de las mismas personas que iniciaron el incendio. Entonces se precipitarán a formar parte de una sociedad que nadie en conciencia querría, aparte de los psicópatas que la han instigado, pero que pueden aceptar inconscientemente para recuperar la ilusión de un soplo de aire fresco. Una sociedad globalista, liberticida y genocida, que ustedes mismos no quieren para sus hijos y sus descendientes. ¿Qué harás por ellos y por ti mismo?

Esta dictadura, sin precedentes en su dimensión, modelada sobre el modelo del Partido Comunista Chino, está en marcha forzada, ustedes la han visto, la ven porque si todavía tienen la curiosidad, el talento y la búsqueda de la verdad que son la esencia del periodismo, ustedes tienen la información, como la tienen todos aquellos que os han reemplazado en un abrir y cerrar de ojos. Hablo de los lanzadores de aletas y de todos los que los relevan, los llamados soldados digitales. Porque sí, son soldados, porque estamos en guerra. Muchos de ellos han caído a lo largo de los años, han sido apartados, internados, asesinados, "se han suicidado". Algunos de ellos eran incluso periodistas, como Julian Assange, por nombrar uno, cuyas noticias siguen siendo de actualidad. Es una vergüenza para todos ustedes que lo abandonaron y a veces renegaron.

Cuando la casa se incendia y estás dentro, uno ya no se pregunta si es arriesgado o no tratar de apagar las llamas, ni hacemos pucheros con quien viene a ayudarnos a controlarlas.

Todavía tienes que aceptar ver el fuego. Admito que, hasta el día de hoy, muchas personas ciegas también se han vuelto sordas, así es como su psique se protege de mirar de frente a las ilusiones que hasta ahora los han sacudido. No me dirijo a ellos, sé que se derrumbarán cuando demasiadas revelaciones hayan roto sus negaciones.

Hoy en día, con esta falsa pandemia sin mortalidad mayor que una gripe, una de las mayores mentiras de la humanidad, pues hay mentiras aún mayores que saldrán a la luz, está orquestando el desarrollo de un plan preparado hace mucho tiempo para el establecimiento de un poder indivisible, que ya no se esconde y cuyos aspectos ocultos son aún más terribles de lo que la mayoría de la gente imagina.

El arma absoluta que garantizará el éxito de esta ofensiva es la información.

Sois esta arma, os guste o no. Servís directamente a los agresores, para eso os pagan hoy. ¿Cuánto tiempo creéis que vais a durar en este papel? Sin embargo, no hay nada malo en vosotros, al contrario, escuchad lo que grita en vuestro interior y liberaos de este peso que vuestra conciencia nunca podrá digerir.

Los pueblos de todo el mundo os necesitan, necesitan que les deis la información correcta, la que les permitirían no sucumbir, para liberarse de la ilusión que les conducirá a la esclavitud absoluta. Su condicionamiento hace que la mayoría de ellos no sean capaces de obtener esta información por sí mismos de la fuente, o incluso de los periodistas ciudadanos que presentan la única alternativa, están demasiado formateados, paralizados por las técnicas de manipulación de las masas practicadas diariamente, se encuentran están bajo hipnosis.

Sólo una minoría no está cautiva de esta camisa de fuerza mental. Aunque esta minoría crece cada día, todavía no es suficiente. Los denunciantes no han dejado de informar, de aportar pruebas de lo que decían, pero no pueden llegar a los que siguen pegados a sus televisores y siguen creyendo sus mentiras.

Entonces, ¿qué hacer con vuestro malestar? Tengan el coraje, como espero que el pueblo de Francia lo haga pronto, de derrocar a los poderes inicuos. Es un deber, que aunque nunca se haya aplicado, sigue estando consagrado en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1793.

Recuperen sus salas de redacción y estudios de televisión, no se preocupen por la gente que las poseen y os compraron, desháganse de los corruptos y empiecen a difundir la verdad. Si lo hacéis, habrá riesgos, por supuesto, pero riesgos medidos, y no estaréis solos, llamad a la gente para que venga y proteja vuestros edificios de los intentos del poder de apoderarse de ellos. Llamen a los valientes policías y militares para que hagan lo mismo. Hay tantos de ellos viviendo con el mismo malestar que tú.

No esperes hasta que no tengas nada que perder, será demasiado tarde. Las cosas todavía pueden hacerse sin violencia, pero cuando no te queda nada, cuando a la gente no le queda nada, la violencia será muy difícil de contener. Eso es lo que todos tenemos que conjurar, mientras podamos, actuando en el momento adecuado.

Una parte de la juventud no tiene más esperanza, su ira crece, a veces su revuelta. Otra parte es amorfa. Sienten que están contra un muro frente a un abismo sin futuro. Los artesanos y las pequeñas y medianas empresas que constituyen el tejido social y la economía real de nuestros países están en un estado de desesperación, las clases más pobres se empobrecen, la clase media se destruye. Todo esto va muy rápido ahora porque está planeado en este sentido por aquellos que se llaman a sí mismos "la élite" con vuestra complicidad y a veces vuestra connivencia, vuestros conflictos de intereses, vuestra corrupción.

Dentro de cinco años, o el mundo estará en paz y se reorganizará sobre la base de nuevos sistemas de gobierno, o será el infierno globalista y ultramaterialista promovido por las clases dominantes pedosatánicas.

Depende de todos vosotros, pero sobre todo de vosotros, porque tenéis el arma de la información que utilizan para mantener a la gente en el miedo y la sumisión, a través de la mentira y la represión. Si la represión concierne a los militares y a la policía, que ahora se encuentran ante las mismas opciones, la mentira es asunto vuestro, tenéis el poder de detenerla.

La historia se hará y para aquellos que puedan ver entre líneas, a pesar de las oscuras apariencias del momento, se escribirá en el sentido de una gran liberación y no de un encierro. os digo que aquellos a los que servís perderán y tendrán que enfrentarse a sus crímenes y a sus responsabilidades, desde los más pequeños a los más grandes. Tenéis el poder de inscribiros en el buen sentido de la Historia y no en el malo.

Lo importante no es lo que habéis hecho hasta ahora, sino lo que vais a hacer ahora. Eso es lo que importará. Respétense a ustedes mismos, respétennos.

francesoir

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents