Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


¿Microchips? El microchip de DARPA para "salvarnos" del COVID puede controlar el ADN humano

Publié par Contra información sur 4 Octobre 2020, 14:45pm

¿Microchips? El microchip de DARPA para "salvarnos" del COVID puede controlar el ADN humano

Mientras la mitad de los electores de los Estados Unidos esperan con impaciencia el anuncio de la puesta en el mercado la vacuna COVID, y que los estados Estados totalitarios y los gobiernos de todo el mundo intentan exigir tests negativos antes de viajar, una nueva herramienta en el ámbito de la vigilancia y el control gubernamental está surgiendo.

El microchip está aquí.

Mientras que muchos continúan atacando a cualquiera que advierta de la "llegada del microchip" como un teórico de la conspiración, un ludita o un fanático religioso, el microchip ha llegado.

Pero los gobiernos no tienen que comercializar el chip como un método para rastrear, localizar y controlar sus poblaciones. Al contrario, comercializan el chip como una forma de rastrear y detectar el COVID y otros coronavirus. Está claro que es mucho más fácil de vender a un público que ha sido literalmente aterrorizado por sus gobiernos y los principales medios de comunicación durante los últimos seis meses.

Raúl Diego detalla la creación y el próximo lanzamiento del nuevo biochip en su artículo "Un microchip implantable financiado por DARPA para detectar COVID-19 podría comercializarse en 2021", donde escribe:

"El descubrimiento científico más importante desde la gravedad se oculta a la vista de todos desde hace casi una década, y su potencial destructor para la humanidad es tan enorme que la mayor máquina de guerra del planeta desplegó inmediatamente sus vastos recursos para poseerla y controlarla, financiando su investigación y desarrollo a través de agencias como los National Institutes of Health (NIH), la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA) et la BARDA du Département de la Santé et des Services sociaux des États-Unis (HHS).

El revolucionario avance llegó a un científico canadiense llamado Derek Rossi en 2010 por pura casualidad. El ahora retirado profesor de Harvard dijo en una entrevista en  National Post que había descubierto una forma de "reprogramar" las moléculas que llevan instrucciones genéticas para el desarrollo de las células del cuerpo humano, por no hablar de todas las formas de vida biológicas.

Estas moléculas se denominan "ácido ribonucleico mensajero" o ARNm, y la nueva capacidad para reescribir sus instrucciones para producir cualquier tipo de célula en un organismo biológico ha cambiado radicalmente el curso de la medicina y la ciencia occidentales, aunque nadie se ha dado cuenta todavía. Como el mismo Rossi dice, "El descubrimiento más importante fue que se puede utilizar ahora el ARNm, y si se introduce en las células, entonces se puede hacer que el ARNm exprese cualquier proteína en las células, y eso fue lo más importante. (Fuente)

Esto es lo que la tecnología puede hacer

Esta nueva tecnología equivale al control remoto de los procesos biológicos.

Diego continúa:

"Desde el año 2006, DARPA ya estaba trabajando en la identificación de patógenos virales de las vías respiratorias superiores en el marco de su programa Predicting Health and Disease (PHD), que llevó a la creación de la Oficina de Tecnologías Biológicas (BTO) de la agencia, tal y como informó Whitney Webb en un artículo publicado en mayo para The Last American Vagabond (El último vagabundo americano). En 2014, la BTO de DARPA lanzó su programa "In Vivo Nanoplatforms" (IVN), que investiga la nanotecnología implantable, que conduce al desarrollo del "hidrogel".

El hidrogel es una nanotecnología cuyo inventor se jactó temprano de que "si funciona, con la aprobación de la FDA, los consumidores podrían entonces tener sensores implantados en sus corazones para medir sus niveles de glucosa, oxígeno y lactato". Este material similar a las lentes de contacto requiere la introducción de un inyector especial bajo la piel donde puede transmitir señales digitales luminosas por una red inalámbrica como la 5G.

Una vez firmemente implantado en el cuerpo, las células humanas están a merced de cualquier programa de ARNm suministrado por este sustrato, lo que abre una pesadilla de posibilidades. Este puede ser el primer paso real hacia la transhumanización total. (Fuente)

Patrick Tucker de Defense One explica con más detalle cómo funciona el biochip. Lo describe de la siguiente manera:

“El sensor consta de dos partes. Una es un cordón de hidrogel de 3mm, un material cuya red de cadenas de polímeros se utiliza en algunos lentes de contacto y otros implantes. Insertado bajo la piel mediante una jeringa, el hilo contiene una molécula especialmente diseñada que envía una señal fluorescente al exterior del cuerpo cuando éste comienza a combatir una infección.

La otra parte es un componente electrónico adherido a la piel. Envía luz a través de la piel, detecta la señal fluorescente y genera otra señal que el portador puede enviar a un médico, a un sitio web, etc. Es como un laboratorio de test sanguíneo sobre la piel que puede detectar la reacción del cuerpo a la enfermedad antes de que se presenten otros síntomas, como la tos.

No te sorprenderá saber quién apoya esta idea.

Es evidente que este proyecto está apoyado en los pasillos del mundo de los negocios y del gobierno americano.

La empresa privada creada para comercializar esta tecnología, que permite el control remoto de los procesos biológicos y abre la puerta a la manipulación potencial de nuestras respuestas biológicas y, en última instancia, de toda nuestra existencia, se llama Profusa Inc. y sus actividades son financiadas en millones por los NIH y DARPA. En marzo, la compañía se introdujo discretamente en el abarrotado bazar de COVID-19 en marzo de 2020, cuando anunció un microchip inyectable para la detección de enfermedades respiratorias virales, incluyendo COVID-19. (Fuente)

Diego ha escrito,

El único obstáculo es un sistema de administración que, aunque Moderna afirma que lo está desarrollando por separado, es poco probable que obtenga la aprobación de la FDA antes de que la tecnología de hidrogel desarrollada por el propio gobierno federal, junto con la tecnología de sensores de luz de Profusa, financiada por la DARPA, no reciba una autorización rápida de la Food and Drug Administration para principios de 2021 y, más que probablemente, se utilice para desplegar una vacuna contra el coronavirus que tendrá la capacidad de cambiar literalmente nuestro ADN.

Además, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) investiga actualmente las solicitudes de patente de Moderna, afirmando que ha omitido revelar el "apoyo del gobierno federal" en sus solicitudes de patente para el candidato a la vacuna contra el COVID, como exige la ley. Este tecnicismo podría dar lugar a que el gobierno federal tenga un 100% de participación en el ARNm 1273. (Fuente)

Tome un microchip o enfréntese a las consecuencias.

Los activistas y los ciudadanos concernidos deben dejar de hablar del " futuro microchip" y de cómo rehusarán a ser microchipados cuando llegue el momento. Ha llegado el momento. Pronto, la gente de todo el mundo tendrá que tomar una decisión muy difícil: ponerse un microchip o hacer frente a las consecuencias. A juzgar por la cantidad de gente que camina con máscaras en mis desplazamientos al supermercado, diría que las probabilidades no están a favor de una humanidad libre. La mayoría de la gente hará cola  por su propia voluntad.

Nota: Escuche al investigador Alan Watt de CuttingThroughTheMatrix.com hablar sobre el microchip y mucho más en un contexto histórico y analítico aquí

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents