Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La verdadera cara del COVId-19: ¿una estrategia de choque para imponer una sociedad totalitaria?

Publié par Contra información sur 1 Août 2020, 10:17am

La verdadera cara del COVId-19: ¿una estrategia de choque para imponer una sociedad totalitaria?

 Dr. Pascal Sacré

“El miedo es solo fe inversa; es fe en el mal en lugar del bien". ” Florence Scovel Shinn

 

Después de varios meses de la crisis de COVID-19, los elementos relevantes de análisis de esta crisis se están volviendo más claros.

1.La enorme presión para convencer a 7.000 millones de personas de la necesidad de vacunarse contra un virus [1] cuya mortalidad se ha exagerado [2] y del que se dice que es omnipresente aunque esté desapareciendo o haya desaparecido.

Esto nos recuerda la operación de 2009, con la falsa pandemia de H1N1 [3]: mismas tácticas, misma complicidad (mediática, política, gubernamental), mismos "expertos", mismos escenarios, mismas narrativas con un acento en el miedo, la culpabilidad, la precipitación y siempre el mismo hedor de este dinero omnipresente en forma de enormes beneficios en el horizonte para la industria productora de vacunas.

Es como si el episodio del H1N1 de 2009 había servido utilizado de ensayo. 

Esta vez, el episodio de COVID-19 de 2020 está en situación de poder convertir  el ensayo en  éxito.

 Tests de vigilancia: Recoger datos sobre el COVID-19. Fuente : sph.umich.edu

2. La capacidad enorme de las poblaciones para someterse a la autoridad.

A pesar de indicios evidentes de corrupción, incompetencia, ignorancia respecto a personalidades eminentes de la política, la ciencia, la medicina, muchas personas siguen obedeciéndolas. 

A pesar de las recomendaciones confusas, contradictorias, inexplicables e injustificables, muchas personas siguen obedeciéndolas.

Ejemplos:

1) En el centro de la epidemia, el uso de máscaras no es obligatorio e incluso se desaconseja para las personas en buen estado de salud.

2) A la vez que la epidemia se apaga, las máscaras se vuelven obligatorias en todas partes y para todos.

1) Muchos médicos generalistas de otros países y la IHU Méditerranée-Infection de Marseilles, uno de los mayores centros de enfermedades infecciosas del mundo, el mayor de Francia, han demostrado que la hidroxicloroquina era eficaz para reducir la contagiosidad del SARS y el número de casos graves de COVID-19 [4].

2) En Bélgica, "se" dice que es un medicamento peligroso e ineficaz y "se" impide que los médicos generalistas puedan prescribirlo a sus pacientes.

Contradicciones, mentiras, falsas verdades...

Y así sucesivamente...

Por supuesto, el miedo y el conformismo pueden explicar esta obediencia fabricada. 

Conocemos las experiencias de Solomon Asch y Stanley Milgram [5].

Esta tendencia a la sumisión y a  la obediencia no está repartida de la misma manera entre las poblaciones.

A modo de ejemplo, en Serbia:

" Quebrada, la progresión implacable del terror coronaviral. Los serbios recalcitrantes se rebelaron contra su presidente cuando éste les ordenó volver a la prisión domiciliaria. Después de dos días de batallas callejeras con docenas de policías hospitalizados, los robustos manifestantes ganaron; las autoridades capitularon y abandonaron sus planes de bloquear  Belgrado. Las tiendas, bistros y restaurantes de Belgrado tendrán un toque de queda a primera hora de la tarde; pero esto es mucho mejor que el bloqueo completo que habían planeado." [6]

En cambio, en Bélgica:

"De manera incomprensible, mientras que la epidemia, salvo pequeños brotes (clusters), está desapareciendo progresivamente [7], se están imponiendo de nuevo medidas coercitivas, incluso ampliadas [8] con el uso obligatorio de la máscara en todas partes, para todos, la obligación de dar sus datos en restaurantes y bares con fines de rastreo [9] ...".

Todo esto no está justificado.

Todo esto reactiva el miedo, el terror, y hace temer un retorno al confinamiento parcial o total (arresto domiciliario), mientras que hoy sabemos que esta medida es inútil y perjudicial! [10-11]

Es como si las autoridades utilizaran la crisis de COVID-19 como una prueba a gran escala para evaluar el grado de sumisión de su pueblo [12], y para ver hasta dónde pueden llegar antes de encontrar una oposición suficiente.

Espero que el pueblo belga, el pueblo más valiente de la Galia según Julio César [13], tenga el coraje y la lucidez del pueblo serbio y finalmente despierte.

3. La utilización expertos creando la impresión de un consenso que no existe

Los gobiernos forman consejos compuestos de expertos para justificar sus medidas. 

Para el ciudadano, ¿por qué cuestionar las medidas en cuestión?

Sin embargo, ha quedado bien demostrado en organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Europea de Medicamentos (AEM), el comité COVID-19 en Francia (CARE) o de Bélgica (Sciensano-comité COVID-19), que ser experto no significa ser independiente,  libre de todo conflicto de intereses o incluso ser competente [14-15].

Cada vez que un gobierno dice, "hay un consenso de expertos sobre este tema", en realidad es una mentira. 

Esto sólo significa que sus expertos se han puesto de acuerdo, como una farmacia autosuficiente y autocomplaciente sin debate contradictorio 

En el COVID-19, puedes encontrar en todos los temas presentados como consensuales :

 

*Máscaras

*Hidroxicloroquina

*Confinamiento

*Tests utilizados

*Tratamientos

*Vacunación

...otros expertos igualmente válidos en términos de títulos, reputación o actividades realizadas, cuyas opiniones van en contra de los dictados oficiales, con argumentos honestos, demostraciones sólidas y múltiples referencias.

Para el ciudadano, ¿cómo podemos distinguir entre los dos? 

Con diplomas del mismo grado, con conocimientos equivalentes, un buen criterio de discernimiento es verificar la ausencia de conflicto de intereses.

Muchos autores cualificados con opiniones opuestas a las de sus homólogos gubernamentales no están vinculados a la industria farmacéutica ni a los gobiernos que, en última instancia, quieren promocionar una ideología, un programa político y tienen cada vez más que rendir cuentas a la industria.

Estos autores independientes también tienen más que perder que ganar en este debate de opinión. 

¿Qué otra cosa podría llevarlos a arriesgarse si no es su honestidad, su conciencia? No es ni la fama, ni la esperanza de un contrato en el sector privado, ni el dinero, en cualquier caso.

 

4. La fabricación de una ficción inspirada en hechos reales y para ello, el uso de una narración que termina por repetirse una y otra vez y creída  sin ser ya cuestionada.

El COVID-19 es una ficción basada en hechos plausibles: un virus, muertes reales, una enfermedad real, una epidemia de enfermedades respiratorias a las que se añaden, con el paso del tiempo, distorsiones de verdades o realidades, o incluso mentiras descaradas (Cf. mi serie, COVID-19: lo más cerca posible de la verdad).

Los coronavirus son conocidos. Existen. Dos de ellos ya han amenazado a la humanidad con epidemias mortales (SARS, MERS). 

Independientemente de si los hechos demostraban que esta pandemia era falsa y que los expertos ya habían manipulado las cifras, la pandemia de gripe H1N1 de 2009 ha preparado el terreno a la idea de que podía volver y que, de nuevo, sólo la vacunación podría salvarnos.

Personas realmente enfermas fueron hospitalizadas y algunas murieron.

Todos estos elementos hicieron plausible la historia de "COVID-19".

La narrativa de COVID fue lanzada. 

Para perpetuar después EL miedo que permitiría poner en marcha una estrategia de choque en toda la población, se necesitaban pruebas que se presentaran como fiables, altas cifras de mortalidad, signos aterradores de contagio y una capacidad hospitalaria limitada.

En este proceso, la participación conformista de los medios de comunicación fue esencial. 

Como siempre, desempeñaron bien su papel, anunciando el número de muertes cada día y atribuyéndolas a COVID-19 sin ninguna discriminación. 

Hoy en día, mantienen el miedo a una segunda ola, un nuevo confinamiento haciendo pasar erróneamente las pruebas de PCR positivas como nuevos casos de COVID-19.

Suecia y otros países, así como algunos estados de EE.UU., no han jugado el juego, o han seguido su propia agenda.

Estocolmo durante la pandemia de Covid-19.Fuente: Quartz

No han confinado, han traumatizado menos, han permanecido más humanos. 

Son la prueba suplementaria de que la historia del COVID-19 tal y como se estableció en los países liberticidas y coercitivos (Bélgica, Francia, España, Canadá...) es en realidad una ficción con elementos reales, sumiendo a sus poblaciones en una formidable psicológica temible

Todos estos puntos son indicios de que la historia del COVID-19 es una estrategia de choque y las estrategias de choque nunca se usan para el bien de las poblaciones, ¡para vuestro bien o para el mío!

La estrategia del impacto psicológico es una realidad, estudiada por varios autores e investigadores, entre ellos Naomi Klein [16], con su libro publicado en 2007, "The Strategy of Shock: The Rise of Disaster Capitalism".

El objetivo es hacer una tabula rasa, una página en blanco, y en esta página en blanco, reconstruir lo que queremos.

¿Cómo podemos hacer esto?

"A escala de una población entera, destruyendo el patrimonio de un país, sus estructuras sociales y económicas para construir una nueva sociedad, un nuevo orden después del caos planificado y controlado. 

Una vez que las personas han sido privadas de sus referencias,  puestas en estado de shock e infantilizadas, se encuentran indefensas y fácilmente manipulables.

Este proceso puede ocurrir después de una grave crisis económica o política, un desastre ambiental, un ataque, una guerra o una crisis sanitaria. » [17]

La estrategia de choque ha sido aplicada por medios económicos a Grecia tras la crisis de 2008, arrastrando a millones de almas a la miseria con la complicidad de sus políticos. [18]

La estrategia de choque ha sido aplicada mediante el terrorismo en los EE.UU. en 2001 y en Francia en 2015 con el establecimiento de estados de excepción y leyes de emergencia que nunca han sido suprimidas [19].

La estrategia de choque se está aplicando en la actualidad mediante medidas de crisis sanitarias, COVID-19, en una parte del mundo, incluyendo mi país, Bélgica.

"El terror inducido a gran escala en una sociedad conduce a una especie de estado de confusión, una situación en la que se puede obtener fácilmente el control de una autoridad exterior.

Hay que  desarrollar un estado mental inmaduro en la población para controlarla lo mejor posible.

La sociedad debe ser infantilizada. 

Estas ideas han sido estudiadas y difundidas por el Instituto Tavistock de Londres, que tiene su origen en una clínica psiquiátrica fundada en 1920, especializada en el control psicológico y el caos social organizado [17].

Es mucho más fácil dirigir una sociedad a través el control mental que mediante el control físico, a través de la infantilización, la confusión, la desinformación y el miedo.

¿No es esto lo que está ejecutando actualmente?  

La gente está siendo infantilizada...

Se les dice en qué acera pueden caminar, en qué sentido, cuándo pueden entrar en una tienda y dónde tienen que sonarse la nariz.

El miedo es omnipresente

Los que rechazan las máscaras son redimidos, mirados de reojo, excluidos, insultados, odiados.

Miles de personas ven su trabajo amenazado, sus vidas enteras comprometidas sin la posibilidad de manifestarse, de oponerse.

Los ancianos son abandonados.

Los jóvenes son encarcelados en un mundo enmascarado y confinado.

Los adultos son precarizados. 

Las personas de la misma familia, separadas.

El reflexión está paralizada.

La protesta está sancionada.

Si esta tesis es correcta, es de esperar que nuestro gobierno, a través de "expertos" y medios de comunicación interpuestos, continúe esta estrategia de choque y nos anuncie cada vez más infectados, muertos y olas de COVID, cualquiera que sea la realidad de los hechos.

Los ejemplos de Suecia y Belgrado son faros de esperanza en esta oscura perspectiva.

 

Notas :

[1] Coronavirus: l’OMS tente de mobiliser politiques et acteurs économiques en vue d' »un vaccin pour tous » sur la planète

[2] « Le chiffre de la mortalité due au coronavirus est un faux chiffre » selon le Dr. Lass

[3] Grippe H1N1, exemple de manipulation internationale, AIMSIB, 22 octobre 2018

[4] Bulletin d’information scientifique de l’IHU, Pr Philippe Parola, directeur de service de soins et d’unité de recherche à l’IHU Méditerranée Infection

[5] PSY-OP COVID-19 : assignés à résidence !, Dr Pascal Sacré, mondialisation.ca, 11 mai 2020

[6] Belgrade libérée, par Israel Shamir, maondialisation.ca, 13 juillet 2020

[7] La virulence du Covid-19 est-elle en train de diminuer ?, par Christophe De Brouwer, Contrepoints.org, 21 juillet 2020

[8] Les décisions du Conseil National de SécuritéLes décisions ont été communiquées aux Belges à 13h30 lors d’une conférence de presse ce 24 juillet 2020

[9] Voici à quoi ressemble le formulaire-type pour l’enregistrement des clients horeca

[10] COVID-19 : au plus près de la vérité. Confinement, Dr Pascal Sacré, mondialisation.ca, 22 juillet 2020

[11] Confinement strict, surcharge hospitalière et surmortalité, PDF, mai 2020

[12] Opération COVID-19: Tester le degré de soumission des peuples, Dr Pascal Sacré, mondialisation.ca, 26 avril 2020

[13] Horum omnium fortissimi sunt Belgae, Wikipédia,  « De tous ceux-là les plus courageux sont les Belges», souvent traduite littérairement en français par « De tous les peuples de la Gaule, les Belges sont les plus braves.

[14] Politique et corruption à l’OMS, Dr Pascal Sacré, mondialisation.ca, 12 janvier 2010, réédité le 14 avril 2020

[15] Et les conflits d’intérêts, on en parle ?, 5 mai 2020.

[16] La Stratégie du choc : la montée d’un capitalisme du désastre (titre original : The Shock Doctrine: The Rise of Disaster Capitalism) est un essai socio-politique altermondialiste publié en 2007 par la journaliste canadienne Naomi Klein. Wikipédia

[17] MK Abus rituels et Contrôle Mental, Alexandre Lebreton, éditions Omnia Veritas, 2016

[18] Stratégie du choc : comment le FMI et l’Union européenne bradent la Grèce aux plus offrants, Agnès Rousseaux, Bastamag, 20 juin 2013

[19] Quand la fin justifie les moyens : stratégie du choc et état d’urgence, 29 novembre 2016

mondialisation.ca 

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents