Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Una vacuna contra el alma humana

Publié par Contra información sur 6 Juin 2020, 14:14pm

Una vacuna contra el alma humana

En el curso de la conferencia que dio el 7 de octubre de 1917 (ver La caída de las tinieblas), Rudolph Steiner dijo: 

 

La mayor parte de la humanidad estará bajo la influencia de occidente, de Norteamérica. Para entonces, se trataá de una evolución totalmente diferente. Las premisas idealistas que podemos ya percibir hoy en día son más bien simpáticas si las comparamos con lo que queda por venir. Los tiempos actuales son tiempos de verdadera felicidad en comparación con lo que se producirá cuando el occidente alcance el pleno apogeo de su desarrollo.

No habrá que esperar mucho después del año 2000 para ver nacer desde Norteamérica., no de modo directo sino indirecto, una especia de interdicción de pensar, una ley que tendrá por objetivo, reprimir cualquier pensamiento individual. El alma no tendrá derecho de intervenir, ya que al ser humano se lo trata como una maquina mediante solo la experimentación externa.

Lo que importa es entender el proceso. Cabe saber que la materia es espíritu y que no se puede curar la materia sino mediante el conocimiento del espíritu sin embargo, en todas partes, se quiere eliminar al espíritu Y estamos solo al comienzo para que el entramado social mantenga su solidez se promulgaran leyes que no nos "prohibirán clara y directamente "pensar", sino que tendrán sutilmente por efecto "poner fuera de ley el pensamiento individual". Es otra la polaridad hacia la cual nos precipitamos. Todo esto hace parte de la evolución de occidente y esto tendrá lugar:

En el curso de esta evolución, también es necesario que la ciencia del espíritu tenga lugar. Debemos ver clara y objetivamente la situación. Hay que saber que lo que nos parece hoy en día paradójico llegara un buen día en que "asistiremos a una opresión generalizada del pensamiento en todo el mundo" en los años posteriores al año 2000. Por lo tanto, debemos profundizar en la ciencia espiritual sin perder de vista este enfoque. Es necesario que la aportación de los descubrimientos en cuanto a la ciencia del espíritu, sea tal, y lo será, que pueda introducir un contrapeso frente a la evolución del mundo. Estamos solo en los comienzos y esto ira intensificándose.

No debemos confundirnos. Estamos en presencia de un movimiento muy bien pensado. Antaño, en el concilio de Constantinopla, el espíritu había sido también eliminado. Se instituyo un dogma según el cual el ser humano no era más que un alma y un cuerpo. Hablar acerca del espíritu se convirtió en una herejía. En un tiempo no muy lejano, se aspirará a eliminar el alma y la vida espiritual. Para entonces, hablar de espíritu y de alma se convertirá en una patología. Se afirmará que los únicos seres humanos sanos son los que solo hablan del cuerpo y de nada más. Se considerará como un síntoma patológico el hecho de que un ser humano pueda desarrollarse de tal modo que llegue a pensar que existe un espíritu y un alma. Estas personas serán consideradas como enfermas y se descubrirá, de esto podéis estar seguros, un medicamento que actuará sobre este mal. En el pasado se ha eliminado el espíritu, es decir. La fe en un principio espiritual individual. Del mismo modo se eliminará el alma mediante un medicamento. Basándose sobre "un punto de vista lucido de las cosas", no es descarrilado pensar que se descubrirá una vacuna gracias a la cual el organismo será inmunizado desde la prima infancia y si es posible desde el nacimiento, con el fin de que el cuerpo no llegue a pensar que existen un alma y un espíritu. Las dos concepciones, las dos corrientes se opondrán radicalmente.

Una reflexionará sobre la manera de elaborar unos conceptos y unas representaciones que estén a la altura de la realidad verdadera, es decir de la realidad del alma y del espíritu. Otra, es decir los herederos de los materialistas actuales, buscarán la vacuna que sanará los cuerpos. No hablaran más de las pamplinas y chorradas que constituyen la noción del alma y de espíritu. Para ser sanos, hablaran solo de fuerzas mecánicas y químicas que, a partir de la nebulosa cósmica, constituyeron los planetas y el sol. Se obtendrá semejante resultado a través de la manipulación de los organismos. Y se confiará a los médicos materialistas la tarea de limpiar la humanidad, de las almas*.

 

(*) Ver Rudolf S La Caída de las Tinieblas .Versión castellana Juan Berlín. Obras completas GA177. México: Antroposófica. 1978

 

Antroposofìa, pedagogìa waldorf, pedagogìa curativa

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents