Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


La siguiente etapa del golpe de estado planetario: el falso ataque bacteriológico

Publié par Contra información sur 21 Juin 2020, 15:28pm

La siguiente etapa del golpe de estado planetario: el falso ataque bacteriológico

El Covid-19 es sólo un escalón en el marco de un proceso que conducirá ingenierías aún más terribles.

Como escribimos en nuestro artículo Coronavirus: el golpe de estado permanente... ¿hasta cuándo?, la ingeniería del covid-19 es un golpe de estado  planetario.

Este golpe ha permitido a la oligarquía poner a prueba a las poblaciones y prepararlas para las etapas posteriores. 

Un experimento exitoso para los oligarcas

El test es ampliamente positivo para los golpistas: En su inmensa mayoría, las poblaciones se tragaron el cuento de una supuesta pandemia, al igual que se tragaron los ataques bajo falsas banderas o la supuesta masacre de sus pueblos por parte de líderes extranjeros que querían destruir su país.

Los ciudadanos han aceptado violaciones sin precedentes de las libertades más fundamentales, como la de circular, reunirse, o la de manifestarse. 

Por cierto, los pueblos no han sido informados por los organismos que debieron haberlo hecho. El golpe de Estado coronavirus demostró, sin lugar a dudas, la quiebra de los partidos políticos (incluidos los que pretenden constituir una oposición radical), sindicatos, asociaciones, pseudointelectuales o pseudoartistas (escritores, filósofos, ensayistas, periodistas, profesores, sociólogos, directores, actores, músicos, etc.). Es la quiebra intelectual de todos aquellos que son erróneamente llamados elites cuando en realidad son unos notables vulgares.

Debemos incluir en este panorama la quiebra de algunos de los círculos e individuos que se han autoproclamado disidentes o resistentes, y que también son , sólo figuras notables de una pseudocontestación (1)

 

Una etapa hacia lo peor...

La supuesta pandemia de covid 19 constituye también una etapa. 

Se trata de acostumbrar a los ciudadanos a vivir cada vez más bajo la dictadura (2). Se trata  que en el futuro, se les obliga aceptar una ingeniería aún peor que la del coronavirus.

Detengámonos  en el cine de Hollywood.

 

El castigo de todas las plagas 

Como hemos demostrado en nuestro estudio X-Files anunció el 11 de septiembre de 2001 desde 1998! la película X-Files: Figh  the Future (dirigida por Rob Bowman y estrenada en 1998) anunció, con tres años de antelación, los ataques del 11 de septiembre de 2001: su naturaleza (un ataque contra las torres) y su fecha exacta!

No obstante, esta película también anunció, en gran medida, lo que acabamos de experimentar con el Covid-19. Esto no es una coincidencia, ya que, como ya hemos escrito en nuestro artículo antes mencionado, el coronavirus es la continuación del 11 de septiembre de 2001, hasta el punto de que hemos hablado del covid 11-9.

En la película X-Files: Figh the Future, un hombre dijo: se está dando un golpe de estado. Durante las vacaciones, los conspiradores esparcirán un microorganismo mortal, causando una pandemia. El microorganismo será propagado por las abejas. Será el castigo de todas las plagas. Los poderes constitucionales normales serán suspendidos. La FEMA se hará cargo.

El parecido con lo que acaba de ocurrir es sorprendente. Una pandemia supuestamente mortal utilizada como pretexto para un golpe de Estado mundial unos meses antes de las vacaciones de verano, una ley de alarma sanitaria (en realidad, un estado de excepción), medidas que suspenden (o suprimen) ciertos derechos de los empleados, libertades fundamentales puestas entre paréntesis, un Parlamento inútil que funciona incluso menos de lo habitual, naciones enteras bajo arresto domiciliario.

Según algunas fuentes, en los Estados-Unidos, las autoridades sanitarias se han declarado dispuestas a asumir el poder. A este respecto, recordemos que la FEMA, a la que se hace referencia en la película, existe realmente: es la Federal Emergency Management ( Agencia Federal de Gestión de Emergencias).

Ni siquiera las abejas que portan un microorganismo fatal han encontrado su camino hacia la realidad: entre otras, una institución americana que no es ficticia, DARPA, ha lanzado programas de investigación para utilizar insectos portadores de virus. Esto ha causado incluso preocupación entre algunos científicos, que temen que pueda tratarse de un caso de guerra biológica. Un sitio web, en inglés, discute estos temas.

Ni siquiera las abejas que son portadoras de un microorganismo fatal Ni siquiera las abejas que llevan un microorganismo fatal han encontrado eco en la realidad: entre otras cosas, una institución americana que no tiene nada de ficticia, la DARPA, ha lanzado programas de investigación para utilizar insectos portadores de virus. Esto ha causado incluso preocupación entre algunos científicos, que temen que pueda tratarse de un caso de guerra biológica. Un sitio web, en inglés, trata estos temas.

El virus chino 

Por nuestra parte, no nos sorprendió en absoluto la ingeniería de coronavirus y el confinamiento. 

Desde hace varios años, hemos creído que cuando una cierta oligarquía quiere iniciar una guerra total, invocará un ataque virológico, o bacteriológico, o químico, o incluso nuclear, que requiere una respuesta militar y la prohibición de que los ciudadanos salgan de sus casas. Para obligarles a hacerlo, bastará con decir que uno morirá con seguridad si sale de su casa(3)

 La experiencia que acabamos de tener no está lejos de esto.  

¿No apodaron algunos belicistas americanos  al covid 19 el virus chino? ¿No están tratando de insinuar en la mente de las personas la idea de que, en resumen, China sería responsable de una pandemia mortal? Para sugerir que este país puede haber querido y provocado deliberadamente esta epidemia...

Esta campaña es similar a la propaganda de guerra. La gente está acostumbrada a pensar que China es un país hostil que provoca y busca la confrontación. Esta es siempre la forma en que Estados Unidos procede: cuando quiere una guerra contra el enemigo que se ha designado para sí mismo, lo presenta como el agresor. Y cuando ellos mismos deciden atacarlo para siempre, afirman que simplemente se han defendido de una ofensiva adversa.

Una lógica marcial inexorable 

 

Veamos la lógica de las cosas, la continuación de las escenificaciones que hemos tenido en los últimos diecinueve años. 

Un supuesto ataque islamista a las torres del World Trade Center, usadas para librar guerras contra Afganistán e Irak. 

Poco después, sobres supuestamente contaminados con ántrax y enviados a personalidades americanas. 

Los iraníes e iraquíes fueron señalados por supuestas armas de destrucción masiva o por supuesto deseo de poseer la bomba nuclear. 

Acusaciones contra líderes sirios o libios, que habrían querido exterminar a su propio pueblo. 

Los gobernantes sirios que supuestamente gasearon barrios enteros en su propio territorio. 

Los rusos, que se divertirían eliminando físicamente a los opositores al régimen de Putin en el suelo de los países europeos.

Ahora, un virus supuestamente mortal, de China, se ha propagado a gran velocidad por todo el planeta. 

En todo esto hay un plan, una meta, un rumbo que quiere llevarnos inexorablemente hacia la guerra total, que se presentará como una respuesta a un ataque virológico, biológico, químico o incluso nuclear. Tal vez este falso ataque se atribuya directamente desde el principio a los países que queremos destruir, a menos que haya primero otro paso intermedio: un falso ataque bacteriológico, químico o nuclear atribuido a terroristas que se dice que son apoyados, armados y financiados por los países mencionados.

La combinación de 9/11 y del covid-19 

Tal ataque sería, en resumen, sólo la combinación del escenario del 11 de septiembre (un ataque terrorista) y el escenario covid-19 (un virus mortal y una pandemia).

Tomemos fecha y arriesguémonos a  la apuesta: el coronavirus es sólo una etapa, y en seis meses, o en tres años, o en quince años, estaremos ante una ingeniería que nos hará creer que somos víctimas de un ataque químico, bacteriológico o virológico, o incluso un ataque nuclear, llevado a cabo por enemigos malvados que, se nos dirá, que tendrán que ser abatidos (4).

 

(1)Tenemos a los resistentes o disidentes que adoramos. Sin embargo, hay que decir que algunos de los individuos que se han declarado disidentes no tienen ni la capacidad intelectual ni los conocimientos necesarios para ilustrar a los ciudadanos. No sólo por el hecho de emitir vídeos insignificantes, incluso ridículos, ante una la cámara, que se aporta algo que valga la pena a la reflexión. Para que no falte nada, algunos oportunistas no piensan más que en obtener visitas en Youtube ... y dinero  a través de Tipeee o Paypal. Peor para los que dan su dinero a esos impostores... En cualquier caso, es un eufemismo decir que ya es hora de renovar las figuras de la resistencia.

(2) Como lo anunciamos, no habrá desconfinamiento definitivo. El confinamiento está destinado a convertirse en un método habitual de control de las poblaciones. Habrá más, a veces por zona geográfica, por región, por departamento, por ciudad, por barrio, por segmentos ocupacionales, por edad, etc. Algunos países ya han reconfinado efectivamente barrios después de su desconfinamiento. 

(3) Limitémonos a las películas de Hollywood. Muchas películas americanas nos muestran una sociedad en la que el poder prohíbe a la gente ir a tal o cual lugar o aventurarse fuera de tal o cual lugar. No es raro que la razón dada sea la supuesta imposibilidad de sobrevivir fuera de la zona que no debes dejar. 

(4) Esta es una de las razones por las cuales, los partidos políticos, sindicatos, pseudointelectuales y otros quebrados del enfoque critico son imperdonables. Cuando un conflicto armado será desencadenado bajo el pretexto de un ataque enemigo, y los ciudadanos acepten tragarse la propaganda de guerra como se tragaron todo lo demás, la responsabilidad recaerá en gran parte en todos aquellos que fracasaron en el momento del covid-19.

 

alterinfo

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents