Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


Tiroteo en Estrasburgo: Todo el mundo sabe de dónde viene el terror

Publié par Contra información sur 2 Janvier 2019, 08:20am

Niall Bradley

 

Todo el mundo sabe que los dados están cargados. 
Todo el mundo los tira con los dedos cruzados. 


 Leonard Cohen, "Everybody Knows" ("Todo el mundo sabe").

Tiroteo masivo en el Mercado Navideño de Estrasburgo, 11 de diciembre de 2018.

Tiroteo masivo en el Mercado Navideño de Estrasburgo, 11 de diciembre de 2018.

Los medios de comunicación franceses informaron ayer que un agente de policía ha estado detenido desde el 23 de diciembre tras ser perseguido y aprehendido en una transitada estación de tren de París en posesión de "explosivos y armas de uso militar". El gendarme de 29 años, apostado localmente en París, estaba "fuera de servicio" en ese momento, pero a pesar de interrogarlo durante cuatro días, los investigadores no quieren o no pueden decir qué estaba haciendo cuando pasaba por la estación de tren Gare de Lyon, en el centro de París, con un saco lleno de objetos terroristas en plena hora punta de la Navidad. Lo que sí saben, sin embargo, es que este policía en particular estuvo anteriormente en el ejército y es un experto en el manejo de explosivos
Hace tres días, casualmente o no, la estación de ferrocarril de Estrasburgo fue evacuada temporalmente después de que alguien llamara por una amenaza de bomba. Esta confluencia de "terrorismo ferroviario" me hace pensar en el inusual descarrilamiento de un tren de alta velocidad en la línea París-Estrasburgo (el primer accidente mortal de Francia en 30 años de viajes en tren de alta velocidad) al día siguiente de los atentados terroristas en varios lugares en París a mediados de noviembre de 2015. A pesar de las protestas del conductor del tren durante ese "accidente", y de los informes de testigos presenciales sobre una explosión antes de que el tren se descarrilara, las autoridades descartaron inmediatamente el sabotaje y culparon al conductor por "exceso de velocidad" (lo que él negó). Joe Quinn escribió sobre ello en ese entonces:

 

Una posible razón de este enfoque irracional del desastre que causó 11 muertos y 42 heridos es que cualquier referencia a un atentado terrorista como causa del descarrilamiento recordaría inmediatamente la peor atrocidad terrorista en Francia antes de los atentados de París del pasado fin de semana
El 18 de junio de 1961, a las 15.10 horas, un tren francés en la línea París-Estrasburgo descarriló, matando a 28 personas e hiriendo a 170. Varios días antes, un jefe de estación cerca del lugar del accidente recibió una carta en la que se amenazaba con un ataque a la línea. La carta fue aparentemente ignorada por la policía y la verdad sobre el ataque (que fue causado por una bomba en las vías) se mantuvo en secreto durante 20 años. 
La razón del encubrimiento parece haberse centrado en el hecho de que los autores eran miembros de una fuerza paramilitar encubierta de la OTAN encargada de llevar a cabo ataques terroristas contra civiles y políticos franceses en un esfuerzo por influir en la opinión pública y política francesa sobre la cuestión de la independencia de Argelia, y garantizar la lealtad continua de los países europeos a la ideología de la OTAN de frustrar el estrechamiento de los lazos entre soviéticos y europeos. En un momento dado, el grupo, conocido como la Organización del Ejército Secreto (OSA, por sus siglas en inglés), intentó un golpe de estado contra el gobierno de Charles de Gaulle. 
Es posible, por lo tanto, que la razón por la que las autoridades francesas se apresuraron a descartar el terrorismo como causa del accidente del tren de alta velocidad un día después de los atentados terroristas de París fuera evitar establecer un vínculo, aunque sólo fuera circunstancial, entre el terrorismo doméstico anterior al estilo de los de la OTAN y la actual amenaza terrorista de la religión musulmana. Dos amenazas que, a fin de cuentas, podría revelarse que tienen el mismo origen.

El 2018 fue en realidad un año notablemente tranquilo para los "ataques terroristas islamistas" con múltiples víctimas en Europa y en Occidente en su conjunto, especialmente en comparación con los tres años anteriores. Antes del incidente en el mercado navideño de Estrasburgo, Francia, el 11 de diciembre, sólo puedo pensar en otros dos "ataques terroristas islamistas" con múltiples víctimas que tuvieron lugar en cualquier parte de Occidente en 2018: uno en Carcassone y en las cercanías de Trebes, en el sur de Francia, en marzo de este año, y que dejó un saldo de 4 personas muertas (excluyendo al perpetrador); el segundo en Lieja, Bélgica oriental, en mayo de este año, que dejó un saldo de 3 muertos (también excluyendo al perpetrador). 
Coincidentemente, o no, los servicios de seguridad franceses del 11 de diciembre arrestaron a tres personas másen relación con el ataque de marzo
Puede consultar 
este mapa de datos proporcionado por el Instituto de Investigación de Sistemas Ambientales para los ataques terroristas en todo el mundo en 2018. (Nótese que su definición muy amplia de "ataques terroristas" incluye apuñalamientos con cuchillo e incidentes sin fatalidad alguna. A nosotros no nos interesan los apuñalamientos o intentos terroristas fallidos o frustrados, sino los eventos de alto perfil con múltiples bajas causadas por uno o más perpetradores que usan explosivos y/o disparos en gran cantidad o de armas pesadas.) 

© Environmental Systems Research Institute
Todo tranquilo en el Oeste, hasta que...

© Environmental Systems Research Institute
Todo tranquilo en el Oeste, hasta que...

La relativa tranquilidad en el frente terrorista (debido en parte, creo, a los éxitos militares rusos y sirios en Siria, y al imperativo geoestratégico de limitar la medida en que la indignación de los occidentales por las atrocidades terroristas se convierte en apoyo a las operaciones antiterroristas de Rusia) hace que el tiroteo masivo que tuvo lugar el 11 de diciembre en Estrasburgo sobresalga. Y eso se suma a la coincidencia específica del momento en que ocurrió, ya que sucedió apenas 24 horas después de que el presidente francés Emmanuel Macron diera su primera respuesta formal al movimiento de los Gilets Jaunes (chalecos amarillos) en un discurso televisado a la nación. 
Cuando se conoció la noticia de que habían disparado a personas en Estrasburgo, los medios de comunicación franceses difundieron ampliamente la declaración de que se había oído a un pistolero gritando Allahu ackbar durante el derramamiento de sangre. Las personas que se encontraban allí han dicho que no habían oído nada de eso; sin embargo este informe inicial, junto con la rápida identificación del perpetrador por parte de las autoridades como Chérif Chekatt, un hombre local de 29 años de edad, de nacionalidad francesa (de origen étnico árabe), obviamente situó de manera inmediata el ataque en el marco de otra "atrocidad islamista". 

Tiroteo en Estrasburgo: Todo el mundo sabe de dónde viene el terror

Entonces, naturalmente, dada la historia de 17 años de duración de los relatos acerca de la Guerra contra el Terrorismo, se podría suponer que se trató de un ataque terrorista de al-Qaeda/ISIS, apoyado (si no planeado y llevado a cabo por) la "mayor red terrorista de la Tierra", y un enemigo oficial de Francia. Es extraño entonces que ISIS (una organización que en los últimos años, específicamente, ha "alentado a los extremistas a utilizar la violencia para desestabilizar Francia y permitir su eventual conquista") intervenga en un momento tan delicado políticamente en Francia y conceda al Estado francés un indulto temporal de la amenaza muy real de desestabilización que representa el 80+% del apoyo popular al cambio constitucional fundamental, incluido el cese de la participación francesa en las guerras en el extranjero. 

La clase política francesa se une en un minuto de silencio para honrar a los muertos en el atentado de ISIS en Estrasburgo el 11 de diciembre de 2018. Apenas dos días antes, los manifestantes pedían la creación de una nueva Asamblea Popular que pasara completamente por alto a esta gente...

Este conflicto de intereses, naturalmente, llevó a la gente en Francia a expresar inmediata y ampliamente su escepticismo sobre la historia oficial del tiroteo de Estrasburgo; desde el mismo momento en que se supo la noticia. En cuestión de horas, los medios de comunicación franceses atacaron a los "complotists" ("teóricos de la conspiración") por señalar la inquietante coincidencia, y en un día, la incredulidad del público era tan palpable que un ministro del gobierno francés negó explícitamente la participación del Estado en el ataque. Otro ministro explicó que, aunque "ISIS" afirmaba que había llevado a cabo este ataque, la verdad es que este joven actuaba solo y estaba motivado a masacrar a la gente en un mercado navideño simplemente porque estaba "consumido por el mal".

Aquí vemos el modelo del arma de la época de la Primera Guerra Mundial (que utiliza municiones de 8mm, relativamente ineficaces) con la que el presunto tirador solitario de Estrasburgo, Chérif Chekatt (que, según el Ministerio del Interior de Francia, había sido vigilado de forma "relativamente seria" durante más de un año) supuestamente mató a cuatro personas e hirió a otras trece, cuatro de ellas de forma grave. Se supone que el "yihadista" también se defendió de dos patrullas de soldados de la Operación Centinela fuertemente armados, hiriendo a uno de ellos durante un tiroteo, antes de huir al otro lado del río en taxi, y luego involucrarse en otro tiroteo una hora más tarde cerca de su casa en el suburbio de Neudorf, antes de desaparecer sin dejar rastro durante 36 horas a pesar de que 700 policías, soldados y fuerzas especiales lo buscaban

Los medios de comunicación informaron después del tiroteo que la policía había allanado su apartamento unas 12 horas antes del ataque para arrestarlo en relación con un caso distinto de robo y homicidio. No lo encontraron allí, pero sí "encontraron" un rifle y granadas. Luego, el 14 de diciembre, "encontraron" a Chekatt caminando cerca de su bloque de apartamentos. En el ínterin, su casa había sido registrada varias veces más, por lo que estaba siendo vigilada intensamente. Fue identificado de alguna manera por detrás, en la oscuridad, en un barrio con un alto porcentaje de personas de origen norteafricano. La historia cuenta que la policía "gritó su nombre", momento en el que Chekatt se dio la vuelta y abrió fuego, otra vez con su pistola anticuada, contra los agentes, que respondieron a tiros hasta matarlo. 
Todo lo que realmente sabemos de este último atentado terrorista es que alguien entró en el mercado navideño de Estrasburgo y mató a cuatro personas e hirió a otras nueve, entre ellas un soldado francés. Una hora más tarde, alguien se involucró en un tiroteo con la policía y luego huyó de la escena. 36 horas más tarde, un joven llamado Chérif Chekatt fue asesinado a tiros en la calle por la policía y fue identificado, partiendo sólo de esa base, como el tirador. 

Macron asiste a un funeral para las víctimas del tiroteo de Estrasburgo, 14 de diciembre de 2018.

En las semanas transcurridas desde entonces, el Estado francés ha hecho todo lo posible por sofocar el estallido de un levantamiento popular contra el régimen mediante una combinación de tácticas: apaciguamiento en forma de medidas fiscales (incluidos los pagos de fin de año a los trabajadores), la disolución violenta de las protestas por parte de las fuerzas de seguridad y la propaganda ininterrumpida en los medios de comunicación que caracterizan al movimiento como "golpista, antisemita y racista". 
¿Deberíamos añadir el terrorismo a esa lista de tácticas de Estado? 
En este punto, todo el mundo sabe de dónde viene el terror. Por supuesto, "todos" no es literalmente todo el mundo, pero es ciertamente una mayoría significativa de personas. En Francia, los Gilets Jaunes y sus partidarios (cuatro quintas partes de una población de 67 millones de habitantes) saben, o sospechan, que el Estado aterroriza a la gente para infundir temor y conformidad. 
Todo el mundo sabe que "ISIS" es una creación occidental. Y ahora todo el mundo sabe que "ISIS" está involucrado en la guerra de los globalistas contra los movimientos populares por el renacimiento nacional. 

El 2019 va a ser delirante. 

Niall Bradley

Niall Bradley es editor de Sott.net desde 2009. Es tambien editor de la versión impresa de Sott.net, Dot Connector Magaziney ha aparecido como comentador de PressTV. Niall ha escrito numerosos artículos para Sott.net, en donde se focaliza en analizar las tendencias geopolíticas en el contexto del denominado cambio climático.

Fuente: es.sott.net

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents