Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

Le blog de Contra información


¿Turquía está durmiendo con el enemigo? La “Triple Alianza” entre Rusia, Turquía e Irán

Publié par Contra información sur 3 Septembre 2018, 10:47am

¿Turquía está durmiendo con el enemigo? La “Triple Alianza” entre Rusia, Turquía e Irán

Verdadypaciencia: La profecía de Ezequiel advertía contra la posibilidad de una gran coalición. El jefe de esta coalición tiene como nombre Gog, soberano de Magog. En Ezequiel 38:1-6, se identifican las naciones como “«Magog, Rosch, Méschec, Tubal, Persia, Cush, Puth, Gomer y la casa de Togarma». Aunque los nombres de las naciones han cambiado en el transcurso de la historia se pueden localizar dichas naciones con sus nombres actuales.

Por ejemplo, Magog, Rosh, Méschec y Tubal es Rusia, Persia es Irán, Gomer es Turquía y la casa de Tomarga es Turquía, Armenia y Asia menor...

Esta alianza se está configurando principalmente y paulatinamente entre Rusia, Irán y Turquía principalmente.

---------------------

 

Michel Chossudovsky

 

Donald Trump acaba de mandar un mensaje sucio al presidente turco.

¿Por qué?

¿Qué objetivo hay detrás de la declaración de Trump?

Mientras que, oficialmente, Turquía es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), así como un firme aliado de EE.UU., el presidente Recep Tayyip Erdoğan ha estado forjando “relaciones amistosas” con dos de los enemigos acérrimos de Washington: Irán y Rusia.

Dormir con el enemigo: “Nuestras relaciones no son buenas con Turquía”, apunta Trump.

La cooperación militar entre EE.UU. y Turquía (incluidas las bases de la Fuerza Aérea estadounidense en Turquía) se remonta a los tiempos de la ‘Guerra Fría’. Hoy, sin embargo, Turquía está durmiendo en cama con Irán y Rusia.

Amenazas militares y sanciones económicas forman parte de la respuesta de Trump, junto con la manipulación financiera de los mercados de divisas a fin de vapulear la lira turca.

Su moneda “se desliza rápidamente hacia abajo contra un dólar nuestro muy fuerte”, se ufana Trump.

Turquía ha desarrollado una alianza de conveniencia con Irán. E Irán, a su vez, cuenta con el apoyo de la mancuerna formada entre China y Rusia, que incluye cooperación militar, gasoductos estratégicos y una amplia variedad de acuerdos comerciales y de inversión.

Pero aún hay más.

Si bien EE.UU. e Israel han contemplado durante muchos años la acción militar (incluido el uso preventivo de armas nucleares) en contra de Teherán, esta agenda militar -que dependía de una alianza de inteligencia militar de larga data entre Israel y Turquía- está actualmente en un serio predicamento. Y también lo está la alianza militar entre Ankara y Washington.

La alianza Israel-Turquía, que se remonta al Acuerdo de Seguridad y Secreto (SSA, por sus siglas en inglés) firmado bajo el gobierno de Tansu Çiller en Turquía en 1993-94, incluyó:

…Un memorándum de entendimiento en 1993 que condujo a la creación de “comités conjuntos” (israelíes y turcos) para manejar las denominadas amenazas regionales. Bajo los términos del memorándum, Turquía e Israel acordaron “cooperar en la recopilación de información de inteligencia sobre Siria, Irán e Irak y reunirse de manera regular para compartir evaluaciones relacionadas con el terrorismo y las capacidades militares de estos países”.

Turquía llegó al acuerdo de permitir que las Fuerzas de Defensa y Seguridad israelíes se hicieran de inteligencia electrónica sobre Siria e Irán desde Turquía. A cambio, Israel ayudó a equipar y entrenar a las fuerzas turcas en la guerra antiterrorista a lo largo de las fronteras siria, iraquí e iraní “(Véase Michel Chossudovsky, 2004).

El SSA se constituyó en el instrumento -diseñado cuidadosamente- de la política exterior de EE. UU. que sentó las bases para una relación firme y estrecha entre Israel y Turquía en cuanto a cooperación militar y de inteligencia, ejercicios militares conjuntos, producción de armas y entrenamiento.

Ya durante la administración de Bill Clinton, se había desarrollado una alianza militar triangular entre EE.UU., Israel y Turquía. Esta “Triple Alianza”, denominada así por el Estado Mayor Conjunto de EE. UU., integraba y coordinaba las decisiones de mando militar entre los tres países sobre asuntos del Medio Oriente en general. Se fundamenta en las estrechas relaciones militares de Israel y Turquía con EE.UU., junto con una fuerte relación militar bilateral entre Tel Aviv y Ankara. …

La “Triple Alianza” se combina además con un acuerdo de cooperación militar entre la OTAN e Israel que data de 2005 y que incluye “muchas áreas de intereses comunes, como la lucha contra el terrorismo y ejercicios militares conjuntos”. Estos vínculos de cooperación militar con la OTAN son vistos por los militares israelíes como un medio para “mejorar la capacidad de disuasión de Israel con respecto a enemigos que representan una amenaza potencial, principalmente Irán y Siria”. (Véase Michel Chossudovsky, “Triple Alianza”: Estados Unidos, Turquía, Israel y La guerra contra el Líbano, 6 de agosto de 2006)

En 2006, poco antes de la invasión de Israel al Líbano, EE.UU. y Turquía suscribieron una “visión compartida” (en la que Turquía se comprometió a apoyar a Israel). El acuerdo fue:

“Caracterizado por fuertes lazos de amistad, cooperación, confianza mutua y una misma visión. Compartimos los mismos valores e ideales en nuestros objetivos regionales y globales: la promoción de la paz, la democracia, la libertad y la prosperidad”.

Las alianzas bilaterales EE.UU.-Israel y EE.UU.-Turquía, junto con el acuerdo de cooperación militar y de inteligencia Israel-Turquía, así como el acuerdo entre Israel y la OTAN (2003), constituyen los cimientos de la “Triple Alianza” entre EE.UU., Israel y Turquía, o lo que The Brookings Institute denomina el triángulo EE. UU.-Turquía-Israel.

 

Pero esta estructura triangular de alianzas está muerta en detrimento de Washington.

A su vez, Turquía quiere adquirir el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia a un costo de 2,000 millones de dólares. En la práctica, esto significaría que Turquía quedaría excluida del sistema integrado de defensa aérea de EE.UU. y la OTAN (que también incluye la participación de Israel). En la práctica, esto significa también que Turquía ha elegido “extraoficialmente” abandonar la OTAN.

Imagen a la derecha: Rouhani, Putin, Erdogan

Lo que se está desarrollando es la construcción de una nueva “Triple Entente” entre Turquía, Irán y Rusia.

En estos momentos, esta “Triple Entente” va más allá de una “alianza de conveniencia”, constituye una importante reestructuración de las alianzas militares y económicas.

¿Quién se beneficia de las declaraciones de política exterior hechas por Trump? ¿No son acaso los operadores de divisas que tenían toda la información?

La administración de Donald Trump está involucrada en actos de manipulación de divisas con el apoyo total de Wall Street.

¿Qué consecuencias están a la vista tras las declaraciones de Trump?

El colapso de la Lira turca que, de facto, constituye una guerra financiera dirigida en contra de Turquía.

Aquellos que, desde tiempo antes, sabían las declaraciones de Trump (“información privilegiada”) que iba a hacer, hoy están obteniendo ganancias multimillonarias en los mercados de divisas. (un tema que amerita una investigación posterior).

Recordemos que una declaración previa hecha por Trump sobre las sanciones económicas en contra de Moscú provocó una depreciación significativa del rublo ruso.

Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky: Profesor emérito de Economía de la Universidad de Ottawa, es fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research). Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas, es un activista antiglobalización y antibélico. Ha actuado como profesor visitante en organizaciones académicas en Europa del Este, América Latina y el Sudeste asiático, además de asesor de gobiernos en países en desarrollo y consultor de organizaciones internacionales como el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la República de Serbia por sus escritos sobre la guerra de agresión de la OTAN contra Yugoslavia (2014).

Artículo original en inglés: https://www.globalresearch.ca/is-turkey-sleeping-with-the-enemy/5650212

 

Vía:.globalizacion 

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article

Archives

Nous sommes sociaux !

Articles récents