Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
11 février 2017 6 11 /02 /février /2017 12:09

 

En 2009, el historiador David Kaiser, entonces profesor en el Naval War College en Newport, Rhode Island, recibió una llamada de Steve Bannon.

Bannon quería entrevistar a Kaiser para un documental que estaba haciendo sobre la base del trabajo de los teóricos de las generaciones William Strauss y Neil Howe. Kaiser, un experto en Strauss y Howe, no tenía idea quién era Bannon, pero aceptó participar. Fue a la sede en Washington del grupo de activistas conservadore Citizens United, donde Bannon estaba entonces, publica el Huffington Post.

Kaiser quedó impresionado de lo mucho que Bannon conocía sobre Strauss y Howe, quienes sostenían que la historia estadounidense opera en ciclos de cuatro etapas que pasan de una crisis mayor a un despertar y a otra crisis mayor. Estas crisis se llaman “Cuarto Turno” –y Bannon creyó que los Estados Unidos habían entrado en uno de ellos el 18 de septiembre de 2008, cuando Hank Paulson y Ben Bernanke fueron al Capitolio para pedir un rescate del sistema bancario internacional.

“Conocía la teoría”, dijo Kaiser. “Obviamente disfrutó de entrevistarme”.

Bannon presionó a Kaiser en un punto durante la entrevista. “Estaba hablando de las guerras de Cuarto Turno”, recordó Kaiser. “Tienes la Revolución Americana, tienes la Guerra Civil, tienes la Segunda Guerra Mundial; son cada vez más grandes. Claramente, estaba anticipando que en este Cuarto Turno habría uno por lo menos tan grande. Y él realmente hizo un esfuerzo, recuerdo, para que yo dijera eso al aire.

Kaiser no creía que la guerra mundial fuera preordenada, por lo que se opuso. La línea de preguntas no llegó al documental, una pieza polémica lanzada en 2010, llamada “Generation Zero”.

Bannon, que ahora está en el ala oeste de la Casa Blanca como el consejero más cercano del presidente Donald Trump, ha sido retratado como el principal ideólogo de Trump. Pero en entrevistas, discursos y escritos –y especialmente en su lazo con Strauss y Howe– ha dejado claro que es, ante todo, un apocalipticista.

En opinión de Bannon, estamos en medio de una guerra existencial y todo es parte de ese conflicto. Los tratados deben ser cancelados, los enemigos etiquetados y la cultura cambiada. La conflagración global, si ocurre, sólo probaría la teoría correcta. Para Bannon, el cuarto turno ha llegado. El Campeón Gris, una figura mesiánica de hombre fuerte, puede haber surgido ya. El Apocalipsis es ahora.

El jefe de la estrategia de Trump  Steve Bannon cree que el Apocalipsis se acerca, la guerra es inevitable contra el Islam y China

“Lo que estamos presenciando”, dijo Bannon a The Washington Post el mes pasado, “es el nacimiento de un nuevo orden político”.

Strauss murió en 2007 y Howe no respondió a las solicitudes de comentarios. Pero sus libros hablan por sí mismos. El primero, ‘Generations’, lanzado en 1991, expuso la idea de que la historia se desarrolla en repetidos y predecibles ciclos de cuatro partes, y que los Estados Unidos estaban (y están) atravesando el final del ciclo más reciente. (En ‘Generation’, Strauss y Howe se convirtieron probablemente en los primeros escritores en utilizar el término “millennials” para describir la generación actual de jóvenes).

La teoría de Strauss y Howe se basa en una serie de arquetipos generacionales –los artistas, los profetas, los nómadas y los héroes– que suenan como si fueran sacados de una serie de ficción de jóvenes adultos distópicos. Cada ciclo completo de cuatro partes, o saeculum, toma cerca de 80 a 100 años, según Strauss y Howe. El Cuarto Turno, que los autores publicaron en 1997, se centra en la parte apocalíptica final del ciclo.

Strauss y Howe postulan que durante esta crisis del Cuarto Turno, un líder inesperado emergerá de una generación más vieja para dirigir a la nación, y lo que ellos llaman la generación “Héroe” (en este caso, los millenials), a un nuevo orden. Esta persona es conocida como el Campeón Gris. Una elección u otro evento –quizás una guerra– llevará a esta persona al poder, y su régimen gobernará durante toda la crisis.

“Los ganadores ahora tendrán el poder de perseguir la agenda más potente, menos incrementalista sobre la que habían soñado durante mucho tiempo y contra la cual sus adversarios habían advertido oscuramente”, escribieron Strauss y Howe en ‘The Fourth Turning’. “Este nuevo régimen se entronizará por la duración de la crisis. Independientemente de su ideología, ese nuevo liderazgo afirmará la autoridad pública y exigirá sacrificios privados. Donde los líderes habían sido inclinados una vez para aliviar presiones sociales, ahora los agravarán para comandar la atención de la nación”.

Los modelos cíclicos de la historia son algo que los académicos ponen en marcha de vez en cuando, dijo Sean Wilentz, un profesor de Historia Americana en la Universidad de Princeton. Pero la idea no ha atrapado entre historiadores o actores políticos.

Es sólo una presunción. Es una ficción, está todo hecho “, dijo Wilentz sobre los modelos históricos cíclicos. “No hay nada para ellos. Son invenciones.

Michael Lind, historiador y cofundador de la New America Foundation, un grupo de reflexión liberal, ha llamado a la obra de Strauss y Howe “pseudociencia” y dijo que sus “predicciones sobre el futuro americano resultan ser tan vagas como las de las galletas de la fortuna”.

Pero Bannon lo compró.

“Esta es la cuarta gran crisis en la historia de Estados Unidos”, dijo Bannon a una audiencia en la Liberty Restoration Foundation, una organización conservadora sin fines de lucro, en 2011. “Tuvimos la Revolución. Tuvimos la Guerra Civil. Tuvimos la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Este es el gran Cuarto Turno en la historia de Estados Unidos, y vamos a ser una cosa en el otro lado”.

Las crisis mayores “ocurren en ciclos de 80 ó 100 años”, dijo Bannon en una conferencia organizada por el grupo de mujeres republicanas Project GoPink ese mismo año. “Y en algún lugar en los próximos 10 ó 20 años, vamos a pasar por esta crisis, o vamos a ser el país que nos fue legado o va a ser algo que es completamente o totalmente diferente”.

El “Occidente judeocristiano se está derrumbando”, prosiguió. –Es implosión. Y es implosión en nuestro reloj. Y el colapso va a ser tremendo.

La guerra está llegando, advirtió Bannon. De hecho, ya está aquí.

“Existe un islam expansionista y existe una China expansionista”, dijo en la radio en el 2016. “Están motivados. Son arrogantes. Van en camino. Y creen que el occidente judeocristiano está en retirada”.

“Contra el islam radical, nos encontramos en una guerra de 100 años”, dijo en el 2011 a Political Vindication Radio.

“Dentro de los próximos cinco o 10 años vamos a ir la guerra en el Mar de la China Meridional, ¿o no?”, preguntó Bannon al ser entrevistado en el 2016 por el biógrafo de Reagan Lee Edwards.

 

“Estamos en una guerra indiscutible contra el fascismo islámico yihadista “, declaró en el 2014 durante un discurso en un congreso en el Vaticano. “Y eta guerra, creo, está transformándose peligrosamente a mucha mayor velocidad de lo que pueden manejar los gobiernos”.

En el 2015, Bannon describió en la radio cómo dirigía Breitbart, el sitio informativo de extrema derecha en ese entonces a su cargo. “Es la guerra”, dijo. “Es la guerra. Todos los días, aguantamos: Estados Unidos está en guerra, Estados Unidos está en guerra. Estamos en guerra”.

Con el propósito de confrontar dicha amenaza, argumentó Bannon, el occidente judeocristiano debe contraatacar, no sea que vaya a perder como ocurrió cuando Constantinopla cayó en 1453 ante los otomanos. En el 2016 calificó al islam como una “religión de sometimiento” –refutando la descripción sobre el islam como religión de paz que el presidente George W. Bush hizo después del 11 de septiembre. En el 2007, Bannon escribió un borrador para un documental en el cual se representaba una “quinta columna” de grupos comunitarios musulmanes, los medios masivos, organizaciones judías y dependencias gubernamentales dedicados a desbancar al Gobierno e imponer la ley musulmana.

“Resulta claro que aquí en Estados Unidos existe una quinta columna”, advirtió Bannon en julio del 2016. “Hay descomposición en el centro del occidente judeocristiano”, dijo en noviembre del 2015. “El laicismo ha agotado la fuerza del occidente judeocristiano para defender sus ideales”, argumentó durante el congreso del Vaticano. La “clase aristocrática de Washington” y los medios, ha asegurado, se han aliado con la religión entera del islam y con una China expansionista para socavar al Estados Unidos judeocristiano.

Este tipo de conflicto existencial resulta fundamental para los augurios de Strauss y Howe. Existen cuatro maneras como puede terminar un Cuarto Viraje, alegaron, y en tres de ellas ocurre algún tipo de colapso extenso.

Podría “renacer” Estados Unidos, y no esperaríamos otros 80 o 100 años para que volviera a culminar en crisis algún ciclo nuevo. El mundo moderno –la era de la historia occidental que Strauss y Howe creen empezó a partir del Siglo XV− podría llegar a su fin.

Tal vez “salvemos a la modernidad pero marcaríamos el fin de nuestro país”. O tal vez enfrentaríamos “el fin de la humanidad”, en una guerra mundial que conduciría a un “Armagedón donde se extinguiría el ser humano”.

Hoy en día, en la Casa Blanca se sienta un creyente en dichos pronósticos vagos e infundados, y es la mano derecha del presidente.

“Vamos a pasar por días de oscuridad antes de que en Estados Unidos volvamos a ver el cielo azul de la mañana”, advirtió Bannon en el 2010. “Vamos a tener que aguantar cierto grado de dolor agudo. Creo que cualquiera que crea que no tenemos que pasar por ese dolor los está engañando”.

“El movimiento”, dijo en noviembre, “se encuentra en la parte alta de la primera entrada”.

Fuente: lavisiondechihuahua

Este artículo ha sido publicado originalmente  en Huffingtonpost

 

 

Partager cet article

Repost 0
Published by Contra información
commenter cet article

commentaires