Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
16 octobre 2016 7 16 /10 /octobre /2016 08:26

¿Por qué se está librando una campaña de odio en contra de los musulmanes? ¿Por qué los musulmanes son categorizados cada vez más como terroristas? ¿Por qué esta campaña de odio es parte de la campaña presidencial de Estados Unidos? 

¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?

¿Por qué Donald Trump está haciendo un llamado a tomar medidas de estado policial contra los musulmanes estadounidenses? 

¿Por qué los musulmanes son objeto de fichado étnico y discriminación laboral? 

¿Por qué el Presidente de Francia Francois Hollande ha suspendido los derechos civiles junto con una campaña de odio hacia los musulmanes franceses, los cuales representan un 7.5% de la población del país? 

¿Por qué Occidente está librando estas guerras contra países musulmanes? 

¿Por qué el Islam es considerado como algo maligno? 

La respuesta a estas preguntas es simple y complicada a la vez. Lo que pasa es que más del 60% de las reservas del petróleo crudo a nivel mundial están situadas en tierras musulmanas. 

Los musulmanes habitan los países que poseen ese petróleo, y EEUU planea obtener posesión y control de las reservas mundiales de petróleo crudo. Si estas tierras fueran habitadas por budistas, los políticos occidentales - con la ayuda de los medios masivos de comunicación - estarían demonizando a los budistas. 

Los países musulmanes como, Arabia Saudita, Irak, Irán, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Yemen, Libia, Nigeria, Algeria, Kazajistán, Azerbaiyán, Malasia, Indonesia, Brunei, poseen más del 60 por ciento de las reservas de petróleo del Mundo. 

Con respecto al petróleo crudo convencional (excluyendo las arenas bituminosas de Venezuela y Canadá), el porcentaje global de reservas de petróleo (crudo convencional) en los países musulmanes, es mucho mayor. 

Aquellos países que poseen grandes reservas de petróleo crudo son desestabilizados intencionalmente. 

Más del 50 por ciento de las reservas mundiales de crudo yacen entre el pico de la península Arábiga y la cuenca del mar Caspio: Yemen, Arabia Saudita, EAU, Kuwait, Catar, Irán, Irak, Siria, Azerbaiyán. 

¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?

La región de arriba es el escenario de la guerra estadounidense, aquí es donde toma lugar la batalla por el petróleo - bajo la fachada de "guerra contra el terrorismo" -. Tierras musulmanas que han sido programadas para la conquista o el cambio de régimen. Arabia Saudita, las monarquías del Golfo Pérsico y los Emiratos son estados apoderados bajo el control de los EEUU. 

La demonización colectiva de los musulmanes - incluyendo la denigración de los principios del Islam -, aplicada de forma global a un nivel ideológico, constituye un instrumento para la conquista de las fuentes mundiales de energía. Esto es parte de mecanismos económicos y políticos subyacentes más amplios del Nuevo Orden Mundial.

Esta denigración se deriva de la creación de organizaciones terroristas integradas por musulmanes, como parte de una operación de inteligencia que lleva mucho tiempo; desde la guerra soviética-afghana. 

Al-Qaeda y sus organizaciones afiliadas fueron creadas por la CIA, no son un producto de la sociedad musulmana. Los ataques terroristas son cometidos por entidades yihadistas que trabajan para la CIA. 

El Estado islámico (ISIS/ESIL) es una creación de inteligencia y es utilizado esencialmente con dos propósitos relacionados.

  1. Ellos son la infantería de la alianza militar Occidental, los instrumentos de desestabilización, reclutados, entrenados y financiados por la alianza militar Occidental. Las varias entidades de Al-Qaeda son instrumentos de desestabilización en las guerras en el área patrocinadas por los Estados Unidos y la OTAN (AQconstructMI en Mali, Boko Haram en Nigeria, ESIL en Siria e Iraq). Al mismo tiempo, éstos constituyen una justificación y un pretexto para intervenir bajo la fachada de una campaña de bombardeos "contra el terrorismo".
  2. En el frente, la varias células terroristas de Al-Qaeda/ESIL - con ayuda encubierta de inteligencia Occidental- son los instrumentos de una operación de propaganda diabólica y criminal la cual consiste en eliminar civiles inocentes con la visión de proveer legitimidad a las instituciones para crear medidas de estado policial en favor de la "democracia". Estos ataques de falsa bandera que son supuestamente perpetrados por organizaciones terroristas son realmente utilizados para encaminar la opinión del público occidental contra los musulmanes.

El objetivo subyacente es librar una guerra ilegal de conquista en el Medio Oriente y más que eso, y todo bajo la bandera de "guerra global contra el terrorismo". De acuerdo con políticos occidentales, "nos estamos defendiendo contra los terroristas". De acuerdo con nuestros gobiernos, las redadas de bombardeos dirigidas a terroristas en Siria "no son un acto de guerra", estos eventos son presentados a la opinión pública occidental como un acto en "defensa propia". "Occidente está bajo ataque terrorista del ESIL (Estado Islámico)', el ESLI está situado en Raqqa, al norte de Siria, "nosotros debemos defendernos" bombardeando al ESIL. 

Se nos dice que esto no es un acto de guerra, es un acto de retribución y defensa propia. El único problema con esta operación de propaganda es que "Los terroristas somos nosotros, Estados Unidos y Occidente" nuestros gobiernos y servicios de inteligencia ha ayudado a EI y lo han hecho todo 'bajo cuerda' desde el principio. 

En los ojos de la opinión pública, poseer una "causa justa" para librar esta guerra es primordial. Una guerra se dice que es justa si está basada en la religión, la moral o la ética. Los musulmanes que viven en países occidentales están siendo demonizados como parte de una agenda imperial, como instrumento para justificar la desestabilización de países musulmanes con bases humanitarias (p. ej., Irak, Siria, Libia, Nigeria, Yemen). 

América está librando una cruzada santa contra los musulmanes y los países musulmanes. La "guerra contra el terrorismo' dice tener la intención de defender la tierra americana y el "mundo civilizado". Se sostiene como una "guerra religiosa", un choque de civilizaciones, cuando en realidad el objetivo principal de esta guerra es asegurar el control y posesión corporativa sobre la extensa riqueza petrolera de la región.

A través de la historia, la demonización del enemigo ha sido utilizada una y otra vez. Las Cruzadas en la Edad Media consistieron en demonizar a los turcos como infieles y heréjes, con el propósito de justificar acciones militares.

La demonización sirve objetivos geopolíticos y económicos. De igual manera, la campaña contra el "terrorismo islámico" (el cual es auspiciado encubiertamente por la inteligencia americana) ayuda a la conquista de riquezas petroleras. 

Los musulmanes son equiparados con terroristas: la islamofobia sirve para proliferar campañas en contra de los musulmanes en Europa y Norteamérica. 

Es un instrumento de guerra de propaganda usado para degradar la historia, instituciones, industria y sociedad de los países musulmanes, mientras se sostienen los principios de la "democracia occidental" y el "mercado libre" como única alternativa para estos países. 

¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?
¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?
¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?
¿Por qué se está librando una campaña de odio en Occidente contra los musulmanes?
Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires