Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
10 mars 2016 4 10 /03 /mars /2016 17:35

Para la mayoría de personas era ya algo bastante obvio, pero por fin un nuevo cambio en las leyes de Nueva Zelanda ahora sí recoge y reconoce lo que los científicos y dueños de animales llevábamos sabiendo desde hace años – ¡Los animales son seres vivos, conscientes y sensibles! Y los primeros en declararlo fueron nuestros queridísimos amigos los Kiwis, transformándose en un gran ejemplo para otros países.

Nueva Zelanda reconoce oficialmente que los animales SÍ tienen sentimientos y nos enseña una lección

El declarar que los animales (todos, y no sólo algunos de ellos) tengan sentimientos, quiere decir que pueden experimentar emociones tanto positivas como negativas, incluyendo el dolor o el estrés. De manera que un gato puede estar triste, un perro muy ansioso, o un conejo puede sentir miedo. Simplemente sienten y reaccionan de una manera determinada ante el entorno que les rodea.

Nueva Zelanda reconoce oficialmente que los animales SÍ tienen sentimientos y nos enseña una lección

Esta Enmienda del Bienestar Animal, que se ha aprobado finalmente este año, supone un enorme avance para todos los amantes de estas adorables criaturas, ya que por fin se podrá actuar con mayor rapidez ante aquellos que comentan casos de maltrato o crueldad animal.

De acuerdo con la Doctora Virginia Williams, que es la presidenta del Comité de Ética Animal Nacional, existe una enorme alegría entre los activistas de los derechos animales, ya que finalmente se reconoce que los animales pueden sentir dolor y angustia cuando se les somete a situaciones de elevado estrés.

Nueva Zelanda reconoce oficialmente que los animales SÍ tienen sentimientos y nos enseña una lección

De esta manera, y gracias a esta nueva reforma, se prohíbe que se empleen a los animales para hacer pruebas con los nuevos cosméticos.

Por su parte, el Doctor Steve Merchant, que es el presidente de la Asociación Veterinaria de Nueva Zelanda, comenta que las expectativas del bienestar animal han estado cambiando con una enorme velocidad, ya que las prácticas que hace un tiempo eran de lo más comunes, ahora resultan completamente inaceptables a nivel de términos legales y éticos.

Nueva Zelanda reconoce oficialmente que los animales SÍ tienen sentimientos y nos enseña una lección

Con esta reforma los animales por fin han pasado de ser tratados como “objetos” o “cosas”, a recibir mucha mayor ayuda y peso siendo respaldados por las nuevas leyes del Estado.

Esperemos que este gran paso sirva como ejemplo y se repita en otras partes del mundo, para que todos aquellos que abusan y maltratan a los animales acaben pagando por ello.

Fuente: rolloid

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires