Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
5 février 2016 5 05 /02 /février /2016 09:55
Alemania: Las agresiones de Colonia, las cuentas Twitter y las manifestaciones contra Merkel

La operación premeditada de la ola de violaciones realizada en Colonia durante la Noche Vieja prosigue ahora con una campaña de denuncia sobre la responsabilidad de la canciller alemana, Angela Merkel. Un estudio del tráfico informático demuestra que las cuentas de Twitter que llamaban a la manifestación contra Merkel... están domiciliadas en la costa oeste de Estados Unidos.

En septiembre de 2015 publicamos un resumen del análisis del investigador ruso Vladimir Shalak sobre los aspectos ocultos de las campañas mediáticas que se realizan a través de Twitter para atraer artificialmente refugiados del Medio Oriente hacia Alemania [1]. Después de estudiar los 19 000 tweets originales, Vladimir Shalak concluía que el gran éxodo hacia Europa ha sido organizado artificialmente por actores no europeos. Más recientemente, la violencia provocada durante la Noche Vieja en numerosas ciudades de Alemania por la última gran oleada de inmigrantes alimentó una intensa campaña contra la señora Angela Merkel en las redes sociales alemanas y europeas, lo cual ha proporcionado nuevos elementos a las profundas investigaciones de Shalak.

En este trabajo compartiremos con ustedes los resultados preliminares de esas investigaciones. Pero antes, detengámonos a observar dos imágenes que demuestran el cambio significativo de los términos que utiliza el público alemán para referirse a los refugiados, y tengamos en cuenta que esa evolución se ha producido en sólo 4 meses:

Agosto de 2015

Agosto de 2015

Enero 2016

Enero 2016

¿Se trata acaso de una evolución trágica y espontanea o podría ser más bien el resultado de una operación de guerra sicológica iniciada por un agente externo? Para acercarnos a una conclusión clara, tenemos que echar una rápida ojeada al estado actual de las relaciones entre Alemania y Estados Unidos.

Desde marzo de 2014, durante la reunificación entre Crimea y Rusia, la canciller alemana Angela Merkel se vio bruscamente entre la espada y la pared. Sometida a las intensas presiones de Washington, Angela Merkel tuvo que llevar la familia europea a cerrar filas y participar en la escalada de sanciones contra Rusia. Pero los grandes industriales y la oposición política alemana se mostraban cada vez más reticentes al mantenimiento de dichas sanciones, debido a las consecuencias desastrosas que –como ya ha podido comprobarse– están teniendo para la economía alemana. Indecisa entre dos visiones totalmente opuestas, y a pesar del descontento creciente expresado desde el exterior, Angela Merkal optó por concluir el contrato comercial de 2011 con la construcción de la segunda fase del gasoducto North Stream, que incrementará el transporte de gas natural desde Rusia hacia Alemania a través del Mar Báltico.

Otro aspecto de las tensiones transatlánticas está vinculado a las conversaciones que actualmente se desarrollan bajo la mayor discreción sobre los acuerdos de Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI pero mayormente designado por sus siglas en inglés como TTIP o TAFTA. Nota de laRed Voltaire.). La espesa cortina de humo que rodea esas negociaciones no logra esconder el hecho que la parte fundamental del problema –objeto de los más importantes enfrentamientos– tiene que ver con el estatus de los tribunales privados de arbitraje estadounidenses en el sistema judicial europeo. Las transnacionales están presionando para que las grandes empresas puedan emprender acciones jurídicas contra los Estados ante tribunales de arbitraje de carácter privado cuando los Estados toman decisiones que pueden afectar sus ganancias [En caso de reclamaciones por daños y perjuicios. NdT.].

Para los Estados europeos, lo anterior representa, en la práctica, una pérdida total de soberanía ya que los tribunales privados de arbitraje estarían entonces en condiciones de imponer a las naciones [las disposiciones en materia de] derechos de aduana (influyendo así directamente en las ganancias de las transnacionales), de normas sanitarias y fitosanitarias de los productos (la Unión Europea tendría entonces que levantar sus prohibiciones sobre los OGM y los productos a base de carne de res tratada con hormonas), de reglamentaciones vinculadas a las inversiones financieras de los bancos europeos e incluso en materia de subvenciones. Por consiguiente, nada tiene de sorprendente que los dos principales partidos [alemanes] que componen la coalición actualmente en el poder estén protestando enérgicamente contra ese tipo de negociaciones en el marco del TTIP. Una gigantesca manifestación pública contra el TTIP tuvo incluso lugar en Berlín, en octubre de 2015. Como consecuencia de ello, la señora Merkel mantiene una extrema prudencia en sus discusiones y declaraciones sobre el TTIP.

El panorama es ahora más o menos claro. La canciller alemana está haciendo un juego muy fino para mantener la soberanía europea, aunque sobre los temas secundarios se somete formalmente a las exigencias de Estados Unidos. No cabe duda de que Washington ya ha entendido perfectamente el juego y que lo único que impide que [Merkel] sea expulsada de su puesto es la ausencia de un sucesor preparado y dócil. A pesar de ello, está en su apogeo la campaña mediática contra la señora Merkel, basada en el escándalo de las violaciones atribuidas a los refugiados.

A inicios de enero, el célebre especulador y padrino confeso del tráfico de refugiados hacia Europa, George Soros, concedió al semanario económico Wirtschafts Woche una explícita entrevista donde criticaba amargamente la política europea de la señora Merkel, más estricta hacia los refugiados, sugiriendo incluso que «eso podría costarle su puesto de canciller» [2]. Simultáneamente, el hashtag #ArrestMerkel y el eslogan «Merkel tiene que irse» aparecían en Twitter y circulaban de manera impresionante y masiva. Los análisis de los datos han demostrado que el hashtag #ArrestMerkel proviene originalmente de dos cuentas en Twitter, @Trainspotter001 y @AmyMek, antes de ser retomado y repercutido en numerosas cuentas de Twitter particularmente poderosas.

El mapa completo de los tweets retransmitidos bajo el hashtag #ArrestMerkel

El mapa completo de los tweets retransmitidos bajo el hashtag #ArrestMerkel

El tamaño de los círculos corresponde a la cantidad de seguidores, que retransmiten este hashtag.

Aunque @Trainspotter001 y @AmyMek no tienen filiación local, el análisis de sus horarios promedios de actividad arroja los siguientes resultados:

Alemania: Las agresiones de Colonia, las cuentas Twitter y las manifestaciones contra Merkel
Alemania: Las agresiones de Colonia, las cuentas Twitter y las manifestaciones contra Merkel

Como ustedes pueden comprobar aquí, en ambos casos la actividad de esas cuentas se reduce al mínimo entre las 7h00 y las 15h00 TUC, lo cual corresponde a los husos horarios de la costa estadounidense del Pacífico (Pacific Time) o de las montañas Rocosas (Mountain Time). La actividad de estos militantes de Twitter corresponde, por consiguiente, al horario diurno de la costa oeste de Estados Unidos.

Hasta este momento, la cuenta principal @Trainspotter001 ha publicado casi 27 000 tweets, desde marzo de 2015, lo cual arroja un promedio de 88 tweets diarios, lo cual es demasiado para un operador humano –por ejemplo, todo el equipo deTwitter de la CNN produce solamente 23 tweets al día. Esto nos lleva a la conclusión de que @Trainspotter001 es en realidad un programa robotizado y que @AmyMek (con 27 000 tweets desde 2012) también es probablemente un robot.

Estudiando más profundamente los principales seguidores que se hacen eco de sus tweets, vemos que @Genophilia es el principal robot de este sistema (con 107 000 tweets desde septiembre de 2012, o sea cerca de 87 tweets diarios). Aunque no indica su región, nuestra investigación sobre su horario promedio de actividad demuestra que también transmite desde la costa oeste, o sea desde la costa estadounidense del Pacífico. Otras cuentas notables, son @jjauthor, un robot con base en Nevada que efectúa 300 tweets diarios desde 2010 (!) y @LadyAodh, otra rubia con perfil artificial creado en Estados Unidos y que viene denunciando el «genocidio blanco» desde marzo de 2015. Como ustedes han podido verlo en el primer gráfico, todas esas cuentas robotizadas están estrechamente vinculadas y, además, se esfuerzan por cubrir una vasta audiencia que se cuenta en millones de seguidores.

Las pruebas presentadas demuestran claramente que toda la campaña tendiente a denigrar a los refugiados está organizada por agentes con base en Estados Unidos y en contra de Angela Merkel, a quien lanzan así una advertencia sobre su posición a favor de la independencia y la soberanía de Europa.

Resulta especialmente interesante el hecho que posiciones que aparentemente se oponen entre sí (la ultraliberal de George Soros y la de la extrema derecha estadounidense, vagamente expresada por cuentas robotizadas en Tweeter) finalmente persiguen los mismos objetivos políticos: sacar de su cargo a la canciller alemana e imponer a Europa el TTPI.

Andrey Fomin

Fuente Oriental Review (Rusia). Voltairenet

[1] “Who is twitter-luring refugees to Germany?” (En español, “¿Quién está empujando a los refugiados hacia Alemania a través de Twitter?, por Andrey Fomin, Oriental Review (Rusia), Voltaire Network, 22 de septiembre de 2015.

[2] "Europa? Gibt’s doch nicht mehr", Interview mit George Soros, von Gregor Peter Schmitz, Wirtschafts Woche, 4 de enero de 2016.

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires