Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
21 novembre 2015 6 21 /11 /novembre /2015 20:19

Si giramos la última portada de Charlie Hebdo nº 1217=11, 18/11= 9/11 a 180 grados, veréis una Menorá. La menorá (en hebreo: מנורה, lit. «lámpara») es el candelabro o lámpara de aceite de siete brazos de la cultura israelita, uno de los elementos rituales más importantes del judaísmo y asimismo uno de sus símbolos más antiguos, remontándose su uso al pueblo hebreo acampado al pie del monte Sinaí y en su Éxodo rumbo a la Tierra Prometida, en tiempos de la Edad Antigua.

Los cabalistas illuminati sionistas se han acaparado de los símbolos para manipular a los hombres por la cábala o el conocimiento oculto.El candelabro para ellos representa el hombre universal, iluminado, conectado a sus fuentes cósmicas, con los 7 centros energéticos o chakras que unen el “arca de alianza (los colores del arco iris) que cada color esta unido a un maestro ascendido por rayos de luz.

Si os fijáis bien también veréis que el hombre hace el saludo o el gesto cornuto de adoración al diablo. Tenemos el número 6 en los seis flujos de líquido que salen del cuerpo de la persona. Es la religión de Lucifer o Satán la quieren poner a fuerza de atentados.

La revista económica holandesa Quote, reveló dos días después de los atentados de Charlie Hebdo, el 9 de enero la compra de Charlie Hebdo por familia de banqueros Rothschild.

Atentado de París: La portada del magazine Charlie hebdo del 18/11/2015
Atentado de París: La portada del magazine Charlie hebdo del 18/11/2015
Atentado de París: La portada del magazine Charlie hebdo del 18/11/2015

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires

piedra 22/11/2015 00:39

Muy buena observación, pero es que ya de por sí es bastante indignante el dibujo, como otra del accidente del avión Ruso, parece que para esta gentuza todo vale, eso si... no cuestiones el holocuento que entonces eres un nazi.

Contra información 22/11/2015 12:23

El dibujo recibió muchas críticas en Francia por no respetar a las víctimas y es verdad, pero pocos se fijaron en la firma oculta que conllevaba.