Overblog
Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
23 octobre 2015 5 23 /10 /octobre /2015 08:41

Presentados como “peligrosos criminales musulmanes”, sedientes de sangre, queriendo “islamizar”, toda el planeta, este jefe local de Boko Haram ha sido capturado por el ejército nigeriano con uno de sus hombres de confianza. El oficial encargado del interrogatorio, pregunta irónicamente al que dice llamarse Yusef, si sabe rezar y leer versículos del Corán. Inequívocamente, el jefe le responde negativamente. El individuo afirma haberse unido hace dos meses a las filas de Boro Haram para convertirse en uno de sus jefes locales.

Nos cuentan que Boko Haram juró fidelidad a Daesh en marzo 2015.

La conspiración entre los mundialistas internacionalistas y los llamados islamistas -controlados por las sociedades secretas que dirigen a los musulmanes- con el objetivo de destruir a los estados nacionales, no es ningún secreto. Estos movimientos creados de la noche a la mañana se inscriben en una perspectiva de guerra global, una especie de internacional comunista- internacional yihadista-, donde todos los llamados “combatientes” están unidos, desde Nigeria a Pakistán pasando por Irak y Siria para plasmar el orden cabalista aniquilando los estados nacionales. Esta cartografía de Philippe Rekacewics nos muestra que tal entramado para montarse necesita una estricta ideología, cooperación y financiación de muchos países que por un lado dicen luchar contra los terroristas y por el otro lado ayudan a que se propague y se materialice la carta del masón cabalista Albert Pike, al masón Giuseppe Mazzini en 1871: “La Tercera Guerra Mundial se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam (el mundo Árabe Musulmán) y el Sionismo político (el estado de Israel) se destruyan mutuamente..."

Video: Capturado, uno de los jefes de Boko Haram confiesa no saber rezar, ni leer el Corán

Partager cet article

Published by Contra información
commenter cet article

commentaires